Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL JUEVES 23 s 8 s 2007 ABC Merkel condena el ataque racista a un grupo de indios La canciller califica ese acto de ominoso para los alemanes RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. En la región de Leipzig, una fiesta local ha acabado en batalla campal, en la que un grupo de jóvenes alemanes atizaron a otro de vecinos indios integrados en el lugar, dejando a ocho malheridos. No está claro el vínculo ultraderechista, pero sí la facilidad con que la xenofobia deviene violenta en el Este de Alemania, y no sólo: Lo que hay es que en el Este es más visible dice un representante de Cáritas, recordando que en el fin de semana el portero del Dortmund de fútbol llamó cerdo negro al jugador Asamoah. Ayer eran gentes de color, hoy extranjeros, mañana tal vez gays o incluso judíos se alarma el secretario general de los judíos de Alemania en las emisoras. Stephan Kramer recuerda que diversas organizaciones sociales vienen advirtiendo del creciente peligro para extranjeros, en algunas zonas de la antigua Alemania socialista, y exige una respuesta determinada y global por parte de las autoridades. La canciller federal ha calificado el crimen de ominoso y vergonzante para todos los alemanes, aseguró que en Alemania no se correrá y perseguirá a los extranjeros por las calles y pidió a los ciudadanos un mayor coraje cívico según su portavoz. El secretario del Comité Central de los Judíos cree que falta una concienciación general de una amarga realidad esto es, que habría zonas de la ex RDA donde los extranjeros no deben aventurarse a instalarse y el gobierno federal tiene que decirlo en voz alta y orquestar un plan federal de respuesta coordinada Kramer propone abandonar posturas típicas de histeria y reevaluar la estrategia frente al racismo, dada además la importancia que en el extranjero se da siempre a todo hecho xenófobo procedente de Alemania, como ha sondeado la emisora exterior Deutsche Welle. Los expertos en actividades de la extrema derecha advierten no obstante contra juicios apresurados. La investigación intenta determinar si los hechos, sucedidos en la madrugada durante las fiestas en Mügeln, pueblo sajón de 7.000 habitantes, fueron organizados o resultantes del calentamiento y el alcohol circundante. También si el grupo de violentos tenía alguna incardinación con neonazis. Lo cierto es que el partido ultranacionalista NPD, de querencias revisionistas, es votado por la mayoría en la localidad sajona; y, como apunta la prensa, ningún vecino pareció terciar a favor de los indios, que salvaron sus vidas refugiándose en una pizzería. La policía sólo pudo contener aquello poniendo en juego su propia integridad física. Uno de los ocho indios agredidos en Mügeln (Alemania) EPA Estrategia frente a la xenofobia