Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 s 8 s 2007 CIENCIAyFUTURO 81 Un delfín varado en la playa cántabra de Oyambre, en San Vicente de la Barquera JAVIER ROSENDO Se busca a los delfines cantábricos Investigadores británicos de la organización Marinelife alertan de una drástica reducción del 80 por ciento en los avistamientos de cetáceos en el Golfo de Vizcaya este verano s Expertos españoles sugieren una posible implicación de los ciclos migratorios JAVIER YANES MADRID. En junio y julio, los avistamientos de las tres principales especies de delfines del Golfo de Vizcaya- -común, listado y mular- -se han reducido un 80 por ciento respecto al mismo periodo de 2006. Son datos de la organización ecologista británica Marinelife, que hace 13 años emprendió un programa continuo de monitorización de los cetáceos cantábricos desde el ferry Pride of Bilbao un buque lanzadera que une cada tres días el puerto de Santurce con la ciudad inglesa de Portsmouth. El Programa de Investigación de Delfines de Vizcaya- -BDRP, según sus siglas en inglés- -mantiene un registro mensual de avistamientos de ballenas, delfines y aves marinas desde el Canal de la Mancha hasta el Golfo de Vizcaya. En este recorrido, los censos han recopilado unas 20 especies de cetáceos, sumando un total de más de cien mil ejemplares. Su riqueza en mamíferos marinos ha convertido a esta ruta en un polo de interés para los científicos e incluso para los turistas, que a menudo disfrutan de las evoluciones de grupos numerosos de delfines alrededor del buque. bién una reducción en los recuentos de aves, como las alcas- pingüinos voladores del hemisferio norte- petreles y alcatraces. Según los ecologistas británicos, los datos son consistentes desde la primavera, y aparentemente no han mejorado en el mes de agosto, lo que podría alertar de un fenómeno más generalizado debido a factores como la sobrepesca o el cambio climático. El director de investigación de Marinelife, Tom Brereton, aclaró que son especies muy vulnerables a los cambios ambientales, que provocan rápidos declives en las poblaciones El científico mencionó además las redes de pesca como una de las mayores amenazas para los delfines. Según Brereton, cada año miles de ejemplares son capturados accidentalmente, devueltos al mar sin vida o con lesiones mortales. y arrastrados por las corrientes hasta las costas. Marinelife forma parte de la Coalición de Investigación Atlántica (ARC) una iniciativa europea en la que también participa la española AMBAR, Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina, con sede en Bilbao y miembro fundador de la Sociedad Española de Cetáceos. Su portavoz, Pablo Cermeño, explicó a ABC que aún es pronto para interpretar nuestros datos, pero no hablaríamos de un descenso tan brusco Señal de alarma Además del descenso en las poblaciones de cetáceos, los estudios de Marinelife reflejan tam- La sobrepesca, las capturas accidentales y el cambio climático son las mayores amenazas para los delfines Ciclos migratorios ACTUALIDAD NATURAL Mónica FernándezAceytuno PECES EN JAULAS l congrio es un pez que puede vivir tanto tiempo fuera del agua que los marineros llevan jaulas para encerrarlos. Hace cuatro días pescó An- E tonio Padilla Fuentes un congrio de tres metros de largo y 52 kilos de peso a bordo del Toto II, frente a Roquetas de Mar, en Almería, y dice que es como una serpiente gigante y que, aunque pasen varias horas, sigue con vida, así que los encierran en jaulas, cosa que comprendo porque conozco a una pescadera a la que se le escapó un congrio del mostrador hacia la calle y, tras perseguirlo y atraparlo, se volvió el congrio y le mordió una falange del dedo. Se pescan a la vez estos días los peces sable, también llamados peces cinto porque son aplanados como un cinturón, y plateados y brillantes como una espada. Tienen también la boca llena de dientes, y dice Antonio que se parecen al conde Drácula. Calan con el Toto II el palangre a las cuatro de la madrugada y lo recogen por la tarde. No van muy lejos, a doce millas de la costa, donde nadaban ayer por un mar un poco revuelto los congrios y los sables, todavía libres como pájaros. La organización vasca realiza sus propios seguimientos dos veces al mes desde el mismo ferry, y sus conclusiones preliminares no apoyan el dramatismo de las observaciones de Marinelife: las ballenas han entrado más tarde este año, pero no han faltado. Es posible que el delfín mular haya descendido y que el común aparezca en grupos más pequeños, pero en cambio hay más cachalotes Cermeño subrayó que se trata de especies sujetas a largos ciclos migratorios, por lo que los datos deben interpretarse con cautela y en largos periodos de tiempo. Con el fin de monitorizar las poblaciones con más precisión, la ARC ultima la preparación de una nueva herramienta de mapas e índices de presencia y ausencia. Más información: http: www. cetaceos. com