Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 s 8 s 2007 INTERNACIONAL 27 Cientos de personas están instaladas en las colinas aledañas al malecón de Paracas, en improvisados refugios tamente habitables aunque hayan sufrido algunos daños. Si la gente regresara a sus casas evitaríamos muchas enfermedades que ya se dan sobre todo en niños y ancianos dijo José Luis Rodríguez, uno de los cuatro médicos colombianos que están ayudando tras el seísmo y que pertenece al grupo de Defensa Civil de su país. Gloria Anchahua, Daysy Huamaní y Vilma Candioti son tres de las madres de familia que se fueron para la colina. Mi casa no está destruida, para qué voy a decir eso, pero a mí me da miedo y a mis vecinas también. El susto fue terrible, nos tienen que comprender dice Gloria. Una escena observada el domingo en Pisco resume el problema: unos hombres conversaban en medio de escombros, a la sombra del único muro de adobe que seguía en pie. Algunos estaban subidos en un camión. De pronto, oyeron un ruido a las espaldas y huyeron despavoridos. Sólo tras unos segundos descubrieron, entre risas nerviosas, que el ruido era de un grupo de palomas. El susto fue terrible Varios supervivientes del terremoto piden alimentos a los transeúntes de una carretera cerca de Pisco REUTERS Falsas alarmas de tsunami en Pisco para provocar el abandono de la ciudad Los salteadores pretenden aterrar a la población para que huyan dejando sus pertenencias al alcance de los ladrones C. VALENZUELA AGENCIAS LIMA. Alguien gritó ¡tsunami! sólo esa palabra, y la gente que se encontraba en las inmediaciones del malecón del barrio San Andrés, en Pisco, se lanzó despavorida en busca de refugio en las colinas vecinas. El resultado hay que sumarlo a la catástrofe del seísmo: cinco personas resultaron heridas en la estampida. Y lo peor es que la alarma era falsa, intencionada y falsa, y sucedía en la ciudad más golpeada por el terremoto del miércoles. Quien gritó fue al parecer alguien interesado en que se abandonasen las casas de la zona para robar las pocas pertenencias que les quedan a los damnificados. Una práctica cruel que, al parecer, se está repitiendo estos días con demasiada frecuencia. Tanto es así que la Policía se ve obligada a patrullar las calles informando por altavoces que el peligro de tsunami es inexistente, que los que todavía tienen casa que no la abandonen. El pánico es un gran problema. Convencer a la gente de que lo peor ya pasó es muy difícil y eso afecta las tareas de recuperación. Ya no hay motivos para el pánico, pero, claro, eso lo podemos decir muy fácil quienes estábamos lejos de aquí cuando pasó esto manifestó a la agencia Dpa el enfermero colombiano voluntario José Carrero. La verdadera dimensión de los daños causados por el terremoto sólo se conocerá dentro de una semana aproximadamente, según afirmó el director de Operaciones de la Defensa Civil, Arístides Mussio. Los socorristas, con esperanzas casi nulas de hallar más sobrevivientes bajo las ruinas, dejaron paso a las excavadoras que han empezado las tareas de desenterrar cadáveres, abrir fosas y retirar escombros dejados por el terremoto que mató a 540 personas. Por su parte, el presidente del Perú, Alan García, adelantó que Pisco estará limpia de escombros en aproximadamente 15 días, para después iniciar la siguiente fase de las labores de reconstrucción. Estimo que en 15 días debemos tener Pisco no sólo limpio en las calles, sino recogido el desmonte del terreno de lo que fue la vivienda y las familias escojan si se van ahí con una casa de madera, que se puede dar, con una tienda de campaña o si comienzan a edificar rápidamente señaló el presidente, al dar inicio a dichas labores de limpieza. Cientos de personas, incluidas legiones de niños, están instaladas en las colinas aledañas al malecón de Paracas, en improvisados refugios de suelo de arena y paredes de plástico. Allí, soportan sol a plomo de día y frío inclemente de noche. Lo paradójico es que lo hacen a pesar de que Defensa Civil ya determinó que buena parte de las casas de esos refugiados- -no todas- -son perfec- ABC. es Vídeo e imágenes sobre el seísmo de Perú en abc. es internacional Esperanzas casi nulas REUTERS Chávez con familiares de secuestrados colombianos El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió el lunes a parientes de algunos secuestrados por la guerrilla colombiana, entre ellos el profesor Gustavo Moncayo y Yolanda Pulecio (en la imagen) madre de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt. Ambos se manifestaron optimistas con la mediación de Chávez.