Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MIÉRCOLES 22 s 8 s 2007 ABC Las consultas a Sanidad se disparan por el miedo a las dietas milagro DOMINGO PÉREZ MADRID. Más de 22.500 han sido las visitas recibidas en poco más de un mes en la web de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo en busca de información sobre las dietas milagro El aluvión de consultas responde a la creciente inquietud que despierta la cada día mayor oferta de dudosos planes de adelgazamiento que prometen resultados inmediatos y sin esfuerzos, pero que se olvidan de explicar que seguirlos resulta altamente peligroso. No es casualidad que el fenómeno se desencadene en pleno periodo estival. El verano anima a la gente a lucir el palmito y a los obsesionados por el peso y la figura a apuntarse a cualquier solución que le propongan por descabellada que sea. En la web recuerdan los efectos nocivos de las dietas milagro. Resaltan sus nulas bases científicas. E indican que pueden provocar deficiencias de proteínas, vitaminas y minerales y o desencadenar trastornos del comportamiento alimentario como anorexia o bulimia Y las diferencian, para que sean más fácilmente reconocibles, en tres tipos: ca Mayo la de toma la mitad la Gourmet o la Cero Dietas disociativas. Como la de Hay o la Disociada el Régimen de Shelton la de Hollywood la de Montignac la Antidieta Dietas excluyentes. Se basan en eliminar algún nutriente. Pueden ser: ricas en hidratos de carbono y sin lípidos ni proteínas, como la del Dr. Prittikin y la del Dr. Haas ricas en proteínas y sin hidratos de carbono- -la de Scardale la de los Astronautas y la de la Proteína Líquida y ricas en grasa, que se conocen como dietas cetogénicas como la del Dr. Atkins o la de Lutz También se puede encontrar información detallada sobre las ocho dietas milagro más famosas, entre ellas se acaban de incluir dos nuevas joyas: la casi esotérica Dieta de la Luna que obliga al ayuno según los ritmos de las mareas. o el Test de Alcat que tras un análisis, que cuesta unos 600 euros, determina la hipotética intolerancia o sensibilidad a ciertos alimentos. Indemnizan a los padres de un niño con Down que no fueron bien informados El Supremo condena a dos médicos a pagarles 90.151 euros por no practicar ni mencionar la existencia de una prueba preventiva N. COLLI MADRID. La omisión informativa constituye en sí misma un daño moral grave Es una de las conclusiones a las que llega el Tribunal Supremo, cuya Sala de lo Civil ha condenado a dos médicos y al Instituto Catalán de Salud a pagar una indemnización de 90.151 euros a los padres de un niño que nació con síndrome de Down. De esta forma, el alto Tribunal anula la sentencia absolutoria dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona y confirma la emitida con anterioridad por el Juzgado de Primera Instancia número 21 de la Ciudad Condal. El motivo de la condena no es otro que la deficiente información que los médicos proporcionaron al matrimonio demandante durante el embarazo que concluyó con el nacimiento de un bebé con discapacidad. Según los hechos declarados probados, no se les indicó la posibilidad de que la madre se sometiera a la prueba conocida como Triple Screening una analítica que en aquellas fechas- -1996- -no era obligatoria, según los protocolos médicos, pero sí aconsejable. De hecho, señala el Supremo, se trata de una prueba que sirve para descartar algunas enfermedades cromosómicas del feto, como el síndrome de Down, y que determina la necesidad o no de realizar una amniocentesis El hecho de que la gestante no formara parte, a priori, del grupo de riesgo no exime a los médicos de la obligación de proporcionarle toda la información sobre cuantos medios conoce la medicina para diagnosticar determinadas malformaciones, como es el síndrome de Down El Supremo recuerda que el derecho a la información es uno de los más importantes que tienen los pacientes; y cuando se trata de un diagnóstico prenatal, se traduce en poner en conocimiento de los padres todos los datos, lo que a la postre va a permitirles tomar la decisión que consideren más conveniente a sus intereses En este caso, los demandantes se vieron privados de la posibilidad de que la madre se sometiera al Triple Screening así como de la opción de aceptar o no su resultado y de decidir si querían que se le practicase la amniocentesis, pese al riesgo de aborto espontáneo que esta prueba conlleva. Un derecho muy importante Dietas hipocalóricas desequilibradas. Entre otras, la de la Clíni- Un remolcador ruso trabaja en las labores de extración del fuel de los depósitos del chatarrero encallado EFE Gibraltar alerta sobre el riesgo real de que el buque encallado en Algeciras se parta por la mitad ABC CÁDIZ. El oleaje y las corrientes han vuelto a interrumpir las labores de extracción del combustible alojado en los depósitos del New Flame Este carguero se encuentra encallado frente a las costas de Algeciras desde el pasado día 12, cuando chocó con el petrolero Torm Gertrud Todo apunta a que el buque aún alberga unas 750 toneladas de fuel. Para rematar, el gobierno gibraltareño ha alertado sobre el riesgo real que el barco se parta por la mitad. Y, aunque asegura que cree que incluso si se hunde no habrá vertidos lo cierto es que esta advertencia ha incrementado en la zona la sensación, y así lo han manifestado diversos colectivos ecologistas, de que en cualquier momento todos ese gasóleo puede convertirse en un desastre ecológico, con el chapapote de nuevo como protagonista. Por ello los ecologistas han exigido al gobierno español que actúe urgentemente y critican que, pese a que el buque se encuentre en aguas del Peñón, no haya activado todavía un plan de contingencia y que todo se lleve con un secretismo total y manteniendo a la población desinformada Los ecologistas entienden que si el chatarrero se va a pique y se vierte el fuel nuestras costas serían probablemente las más afectadas Al respecto, el Ministerio de Fomento aseguró que sí que tiene desplegado un dispositivo de Salvamento Marítimo. Más información sobre las dietas milagro: http: www. aesan. msc. es