Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID El Madrid olvidado MARTES 21 s 8 s 2007 ABC De ¡Válgame Dios! a ¡Mira el río! Hay calles que cambiaron su nombre por una exclamación. Asesinatos y fenómenos meteorológicos se enraizaron tanto en la memoria popular que consiguieron cambiar hasta el callejero... POR MABEL AMADO FOTO: ABC MADRID. Por los oficios que en ella se desarrollaban, por las vistas, por sucesos que acogieron, por conventos o iglesias, por sus propios vecinos... y hasta por exclamaciones. Tantas calles y tantos nombres que el propio Ayuntamiento dejó muchas veces a los propios residentes el beneplácito de denominar a sus vías. Es el caso de Válgame Dios, una pequeña calle constreñida entre las de Augusto Figueroa y Gravina. Relatan las crónicas antiguas que aunque llevó por nombre muchos años el del convento que acogía en una de sus manzanas, San Francisco, los hechos que ocurrieron una noche cambiaron su historia y, con ella, la denominación. Con la ciudad envuelta en la negrura, dos hombres llamaron a la portería de este santo lugar pidiendo ayuda espiritual para auxiliar a un moribundo. Abrió la puerta un lego, pero la hora intempestiva y la actitud de la pareja le hizo desconfiar. Sin embargo, se dispuso a cumplir con la petición y avisó a un sacerdote, al que acompañaría, no sin antes proveerse de una espada que quitó a uno de los cadáveres depositados en la bóveda del convento. Con el arma escondida entre sus ropas, sacerdote y lego salieron en la dirección requerida, siguiendo a los dos hombres. comitiva. El lego plantó cara y luchó contra uno de ellos, mientras que el sacerdote fue inmovilizado tapando sus ojos y llevado a un barranco para confesar a una joven a la que, dijeron, iban a asesinar. Además tendría que bautizar a un niño que no correría mejor suerte. Tras realizar su cometido, el sacerdote fue situado en el camino de vuelta al convento. Sin embargo, el lego, con ayuda de su espada, pudo herir a su agresor y corrió en busca del sacerdote. En pleno camino hacia el barranco oyó el grito desgarrado de una mujer: ¡Válgame Dios! Era el momento en que iba a ser asesinada, pero el lego pudo agarrar a su agresor y salvar a la desdichada. Según relató ya más tranquila, ella y el fruto de su amor prohibido iban a ser asesinados por su propio amante. Desde entonces, el barranco tomó por nombre Válgame Dios. Madrid 1808 (zona de El Pardo) Calle de Mira el Río Madrid en la época (zona ampliada) Cal le d N eG éno va Confesión y bautismo Pero al llegar a la altura de los caños de Alcalá, los falsos cristianos se abalanzaron sobre su Muchos madrileños acudían a la calle Mira el Río para comprobar la crecida del río Manzanares Seguimos ahora con otra calle que también tomó su nombre de una exclamación. Es Mira el río, vía que antaño contaba con dos denominaciones: alta y baja. Tomó el nombre a raíz de la gran inundación de 1439, cuando los vecinos de Arganzuela acudían a ese punto para comprobar- -la mayoría de las veces aterrados- -la crecida del río Manzanares, ya que durante tres meses no paró de llover. Con la vista fija en sus aguas, no paraban de advertir ¡Mira el río! ¡Mira el río! También de otro fenómeno meteorológico tomó su nombre la calle Mira el Sol, en Embajadores. Al parecer, el 2 de febrero de 1435 acudieron en masa numerosos vecinos para admirar el primer día de sol y claridad tras varios meses de lluvia y nieve en los que la ciudad casi quedó sitiada. Cerca de la plaza de Lavapiés encontramos otra calle que también tomó su nombre de una exclamación: Ave María. En otro tiempo, existían en esta vía varias mancebías que acogieron no pocos escándalos y peleas entre moros, judíos y cristianos. Por este motivo, Felipe II mandó desalojar todos los lupanares. Desgraciadamente, a los pocos días, la orden se hizo efectiva y en los pozos cercanos se encontraron los cuerpos sin vida de muchos de los hombres que acostumbraban a acudir a estas casas de mala reputación. Con horror, el padre Simón de Rojas exclamó ¡Ave María! y como tal quedó... e Fuenc arral Call e de Hor tale za Inundaciones Calle de Válgame Dios Calle Gran Vía al Plaza Mayor Calle de la Tirso de Molina giat a Cole Calle d Calle de la Magdalena e las Hu ertas Calle de Ave María Calle de Mira el Sol Cal le d eA toc ha Ronda Ronda de Va lencia de Tole do Embajadores ABC CG. SIMÓN GODOY 0 0,5 Km 1 Paseo de Calle de V alen cia Cal le d e Em dor baja es l Prado Calle Aren Calle Puerta del Sol Alcalá Pase o de an Vía Calle d Ca lle Calle de Prim Gr l Rec oleto s