Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 21 s 8 s 2007 ABC AD LIBITUM LA AMBICIÓN DE GALLARDÓN APOLEÓN estimulaba el valor de sus ejércitos haciéndoles creer a los soldados que todos ellos llevaban en la mochila el bastón de mariscal. Es el mismo espíritu que fideliza a los militantes de los partidos políticos. A partir de tan científico y preciso principio general puede observarse que los militantes de hoy, como los combatientes del Emperador, aplican distintos grados de ambición en sus esfuerzos por alcanzar el mariscalato. En el PP donde abunda más la pereza que las ganas, Alberto Ruiz- Gallardón, el actual alcalde de Madrid, nunca ha ocultado su ferviente deseo de poder. Eso le honra. Entre M. MARTÍN quienes no lo tienen y los FERRAND que, si lo tienen, no lo confiesan, el gran partido del centro derecha parece, muchas veces, un patio de colegio antiguo, más dado a la rencilla interna que a la pedrea con el colegio de enfrente. Así no se endurece el músculo. A Gallardón, que siempre estuvo en las cocinas del partido, no se le ha olvidado que Antonio Hernández Mancha, una de las mejores oportunidades despilfarradas por el PP no prosperó en su intento de suceder a Manuel Fraga por no tener escaño en el Congreso de los Diputados. Ejercer la oposición desde la tribuna de los visitantes es como jugar al póquer con garbanzos, y Gallardón no quiere que, llegado el momento de la sucesión de Mariano Rajoy, le pueda ocurrir lo mismo. De ahí que el nieto de Don Sincero -uno de los pseudónimos de su abuelo periodista, Víctor Ruiz Albéniz- -vuelva a reclamar presencia en las listas del PP para las próximas legislativas. Van pasando los años y teme que, como a las mocitas casaderas, se les pase el arroz. La novedad reside en que Ruiz- Gallardón dice pretender ahora que Madrid tenga voz propia en la Cámara. A Gallardón, tan sobrado de facultades como escaso de buenas compañías, le flojean los recursos dialécticos. ¿La lista del PP por la circunscripción de Madrid para las elecciones venideras, se supone que encabezada por Rajoy, no es suficiente para que la voz de la capital resuene en el hemiciclo? Barcelona, Valencia, Bilbao, Zaragoza, Sevilla, Valladolid... ¿no deben, como Madrid, hacerse oír en la Carrera de San Jerónimo? Después de la reconversión del Vicente Calderón -la gran alcaldada de la canícula- algo que deberán agradecerle eternamente los herederos de Jesús Gil y quienes, en su día, resulten serlo de Enrique Cerezo, Gallardón ha perdido finura argumental y esconde bajo un manto de aparentes intereses capitalinos lo que es un legítimo y ardiente deseo personal. En lo fundamental no le falta razón. En un sistema parlamentario, aunque sea tan escaso como el nuestro, quien no lleve en el bolsillo un acta de diputado no puede aspirar a mariscal. Ni a coronel tan siquiera. Lo que sí resulta chocante en todo esto es pensar que si su abuelo era el único periodista capaz de llamarle Paco a Francisco Franco, ¿el nieto no se atreve a llamarle Mariano a Rajoy para plantearle el asunto de frente y por derecho? También es posible que el problema esté en Rajoy. POR OTRA PARTE HABLA MUCHO, QUE NO TE ESCUCHO localizarse en la doblemente vana ilusión de que las leUNES 13 de agosto, a las ocho y media de la tarde. yes, por sí solas, mejoran la sociedad y que, por el mero Sobre una de esas asombrosas playas atlánticas hecho de promulgarla, cualquier ley será acatada y cumde Cádiz, el sol se refleja en el mar y en la arena moplida por la mayoría de la población. Históricamente, el jada, y deja una luz que, sin la fuerza cegadora del medioprimer ejemplo que recuerdo es el de la Constitución de día, anuncia el crepúsculo. La marea, hacia la bajamar, 1812, la ilustre Pepa gaditana, que en uno de sus artícuabre espacio sobrado para que centenares de personas los, creo que el segundo, estipulaba que los españoles de jueguen a la pelota con unas desiguales palas de madeambos continentes debían ser justos y benéficos. Obviara. Los altavoces que normalmente anuncian la pérdimente, si se hubiera cumplido tan bienintencioda, o el hallazgo, de algún niño cambian el mennado mandato no estaríamos tan mal como estasaje habitual: El Ayuntamiento recuerda que esmos. tá prohibido jugar a la pelota en la playa Nadie En todo caso, el asunto carecería de imporreacciona ante el aviso: los que jugaban siguen tancia si quedara limitado a ser una especie de jugando, y los que miraban siguen mirando. Dos divertimento de los políticos, que les sirviera copolicías locales se molan cabalgando sobre senmo herramienta dialéctica adicional en su interdos quads, indiferentes también al aviso legal. minable rifirrafe: este Gobierno es mejor que el ¿Quién está loco? ¿El Ayuntamiento por aproanterior porque ha aprobado un 30 por ciento bar una ordenanza sin sentido y sin medios para JOSÉ M más de leyes, el 27,5 más de reales decretos y el hacerla cumplir? ¿El personal que pasa de las orGARCÍA- HOZ 36,2 de órdenes ministeriales... Cifras que no se denanzas municipales? ¿Los agentes de la Policompadecerían con las presentadas por la oposición. cía Local que no mueven un músculo ante el flagrante y Desafortunadamente no es así y la proliferación lemasivo incumplimiento de la norma? ¿Yo mismo por figislativa genera un grave perjuicio social, quizás el más jarme en esas pijadas y no disfrutar de la inminente grave para la convivencia: la inseguridad jurídica. Son puesta de sol? tantas las normas que cumplir, la mayoría contra el senDefinitivamente, la puesta de sol es maravillosa, tido común y el propio derecho a decidir por uno mismo, igual y distinta cada día. Pero por mi cabeza circulan reque, si quieren, al final te acaban pillando. Un ejemplo flexiones no tan maravillosas: la vida del común de los sencillo y próximo: ¿quién no tiene un amigo y o vecino españoles está constreñida por un sinnúmero de norque recibió el permiso municipal para hacer reformas mas, unas incumplidas y otras sin sentido, desde el jueen su casa, después de terminar las obras? Pobre del go de pelota en la playa hasta el cinturón de seguridad que, por la razón que sea, atraiga la atención de cualpara conducir en vías urbanas, pasando por la prohibiquier autoridad competente: como mínimo le cae una ción de fumar en la mayoría de los lugares públicos, o la multa y dos apercibimientos. de beber y oír música en la calle. Recuerdo la frase de mi Lejos de mí cualquier reivindicación de la acracia, pepadre: España es un país de incontinencia legislativa, ro no hay peor ley de la selva que la que forman miles de atemperada por el incumplimiento Una observación textos normativos que, al entrar en vigor sin ir acompareal, por cierta, pero que refleja una realidad insatisfacñados de los correspondientes medios humanos y matetoria. riales para hacerlos cumplir, nacen condenados a conEsa incontinencia legislativa presenta como primevertirse en la plasmación práctica de la canción infanra característica su transversalidad: afecta a los polítitil: ¡Habla mucho, que no te escucho! cos de cualquier ideología, de izquierda a derecha, y de josemaria garcia- hoz. com dictaduras a democracias; su origen conceptual puede N L -Suicidado Xirinacs, ¿ahora quién me fustiga a mí?