Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20- -8- -2007 DEPORTES 81 La plantilla del Sevilla celebró con gran alegría sobre el césped el nuevo título conquistado en el Santiago Bernabéu IGNACIO GIL SIN NOTICIAS NUEVAS EN EL BERNABÉU Con Schuster no llegó el buen fútbol y se mantuvo la obligación de remontar un resultado desde muy temprano. En esta ocasión no fue factible JULIÁN ÁVILA MADRID. El Real Madrid regresó anoche al Santiago Bernabéu después de la borrachera de felicidad tras ganar al Mallorca y levantar el título de Liga. Han pasado dos meses y han cambiado algunas cosas. Ya no está el centurión de Fabio Capello agitando sus brazos en la zona técnica. Tampoco vimos el morenazo de Roberto Carlos corriendo por la banda o el glamour que desprendía la familia Beckham repartido entre el campo y un palco de lujo en el Fondo Sur. Se han ido. Sin embargo no se han marchado el fútbol mediocre ni la angustia en las acciones de los blancos ni la desesperación en la grada. Bernd Schuster quería estrenarse en casa después de haber padecido varios revolcones desde Rusia hasta la bahía de Cádiz. No se puede decir que la vida le haya cambiado mucho después de este en- cuentro. La parroquia esperaba algo distinto, un equipo armado con piel de ganador. Nada de eso. La noche fue dramática para el técnico alemán. Volvió a experimentar con la alineación, como hizo en el partido de ida, y la enésima prueba dio negativo. En el Pizjuán protegió a su equipo con el doble pivote y anoche diseñó una especia de trivote más creativo, pero sin Guti. El canterano, como anunciábamos en la edición de ayer fue la víctima. Tampoco es una novedad. El 14 siempre ha vivido en la diana de las rotaciones. Casi por decreto. Schuster se olvidó de su sabiduría y como, casi siempre, tuvo que recurrir a él cuan- Drenthe marcó un golazo desde unos treinta metros y Pepe fue un aliado inesperado del Sevilla Los delanteros siguen sin ver portería y dos de los tres goles blancos los marcaron los centrales do la misión se había puesto muy cuesta arriba. Acudió a la llamada y el Madrid jugó a otro ritmo. Con carencias, pero con otro sentido. Lo único rescatable de este Real Madrid supercopero fue el destello de calidad que dejó Drenthe con la pierna izquierda. Marcó un golazo desde más de treinta metros que puso el pie a todo el Bernabéu. El morenito sorprendió con un furibundo disparo que sorprendió a un Palop que anoche falló más de la cuenta. Cannavaro también dejó su sello. El central fue el jugador más entonado de la zaga y marcó un gol desde la luna a la salida de un córner. Su gol no fue suficiente ni para maquillar otra noche aciaga para el madridismo. En el lado opuesto vimos a Pepe. El central portugués había realizado una pretemporada de notable y ayer tiró parte de esa buena nota por la borda. Naufragó ante Kanouté. Provocó un penalti infantil y regaló el último tanto, desinteresadamente, al propio Kanuoté. Metzelder se coló en el calentamiento cuando era el descarte J. ÁVILA MADRID. ¿Despiste o descaro? Schuster convocó a 19 futbolistas porque Sergio Ramos tenía problemas en un dedo de un pie. Como el central superó la prueba el entrenador tuvo que descartar a un jugador y el elegido fue Metzelder. Hasta ahí todo correcto. Lo curioso del caso es que el central sí apareció en el calentamiento con los suplentes del Madrid cuando no había sido inscrito en el acta. Entre el público hubo confusión porque sumando a titulares y suplentes había 18 jugadores sobre el césped y faltaba Guti. Hubo quien pensó que el centrocampista había sido castigado por algún motivo disciplinario. No fue así porque el 14 nunca sale a calentar cuando es suplente.