Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 40 GASTRONOMÍA LUNES 20- -8- -2007 ABC La imagen de la carne, acompañada por piña, uvas y manzana, es una invitación a sentarse a la mesa Carnes y pescados Horno al amanecer, plancha al anochecer la plancha, que son un acompañamiento ideal para cualquier carne o pescado. También pescado El clásico y estupendo pollo asado, tiene sus alternativas, fáciles de preparar y de conservar. Carnes y pescados, en el horno o en la plancha, con un buen acompañamiento, satisfará hasta al paladar más exigente TEXTO: MARÍA ZARZALEJOS FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO frío, o con mermeladas, con ensaladas, o para hacer un socorrido sándwich; en definitiva, son unos fiambres caseros. Al elaborar la carne en el horno hay que aprovechar para aportarle el gusto especial que da el clásico chorretón de vino o cerveza, y en el caso del cerdo la alegría la dará la sidra natural o el moscatel, que se ha vuelto a poner de moda en los últimos años. El moscatel de grano menudo, una variedad de uva que escasea, proporciona unos vinos dulces exquisitos, algunos con permanencia en barrica y otros, por ejemplo, aromatizados con naranja y que para el cerdo al horno son perfectos. Para las carnes rojas es ideal una reducción de vino tinto o un brandy previamente caliente y flambeado y dejar que pierda su llama sobre el asado cuando esté casi hecho. Por la noche, cuando el implacable sol se ha ocultado, existe otra forma muy sencilla de preparar carnes y es utilizar la plancha eléctrica, tanto en casa como si se cuenta con un jardín o con una terraza amplia. Es normal tener enchufes exteriores para poder enchufar la plancha Hay que olvidarse de encender fuegos, ya que está totalmente prohibido. Con la plancha caliente se pueden hacer numerosas piezas de carne de diferentes variedades: chuletitas de cordero, filetes de pechugas de pollo o de pavo, carne de ternera, o las exclusivas piezas del cerdo como el secreto y la pluma, pero que no se encuentran con mucha facilidad. Muy recomendable es hacer unas verduras, también a L a palabra horno puede asustar en pleno mes de agosto, pero lo cierto es que por la mañana a primera hora es perfectamente soportable. Además tiene la gran ventaja de que la carnes asadas se pueden dejar hechas para la comida o la cena. Hay que elegir cortes de carnes de ternera o de cerdo, aptas para asar y, sobre todo, para que una vez hechas, se puedan degustar frías con su propio jugo, caliente o El pescado a la plancha es la otra elección, que además de evitar grasas procedentes de los rebozados o empanados, elaborado de esta manera retiene todo su sabor. Sólo dos normas fundamentales: la plancha deberá estar muy caliente y el tiempo de asado será justo para que no quede incomible, y sazonar con sal según se va dando la vuelta a las piezas o trozos que se están haciendo, nunca antes. El pescado al horno es la otra posibilidad, aunque, eso sí, el calor del horno no se puede evitar porque, además, hay que tomarlos recién hechos. Numerosas posibilidades y aptas para todos los gustos y sobre todo para todas las habilidades culinarias. Ingredientes 800 g. de solomillo de cerdo; 2 manzanas; un racimo de uvas; 3 rodajas de piña; 200 g. de azúcar; aceite de oliva virgen extra; un botellín de sidra natural; un limón; sal Al elaborar la carne en el horno hay que aprovechar para aportarle el gusto especial que da el clásico chorretón de vino o cerveza, y en el caso del cerdo la alegría la dará la sidra natural o el moscatel