Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 40 www. abc. es cuarentagrados TEXTO: SUSANA GAVIÑA FOTO: JAVIER DEL REAL LUNES 20- -8- -2007 ABC Plácido Domingo El tenor que quiso ser actor Admirador de James Dean, Marlon Brando, James Stewart, Cary Grant y Ava Gardner, el cantante confiesa sus devaneos con el Séptimo Arte do música- -piano, dirección de orquesta... -empecé a cantar zarzuela con mis padres. En esos momentos- -recuerda- -falleció un gran cantante mexicano, Jorge Negrete, y poco tiempo después otro llamado Pedro Infante... De esta manera, el cine musical de aquellas latitudes perdía a dos de sus grandes iconos, y buscaba nuevos talentos. cer carrera. No quería quedarme en un segundo término La fortuna hizo que Domingo debutara en el Metropolitan a los 27 años, y en la Scala a los 29 años. La lírica ganó un gran tenor pero ¿el cine perdió un gran actor? No lo sé, pero creo que lo hubiese hecho bien. Aunque es muy difícil asegura Domingo, que si bien tiene en su haber varias películas- realmente son filmaciones de óperas -su debut como actor está aún por llegar, aunque tal vez sea pronto pues entre sus futuros proyectos se encuentra el de encarnar en la gran pantalla a Giacomo Puccini. La película aborda un periodo muy dramático del compositor, casado pero que se enamora de una joven que trabaja en su casa y que termina suicidándose Un proyecto que todavía está en el aire y va pasando el tiempo y no quiero que se me echen los años encima porque en esta época Puccini tenía cuarenta y tantos años, que yo ya no tengo aunque con las técnicas del cine... bromea. Para el tenor lo más difícil es la naturalidad ante la cámara, porque mantener una conversación como la de ahora es muy sencillo pero si tuvieramos delante una cámara todo cambiaría Antes de que llegue el momento de filmar, Domingo asegura que pasará un mes familiarizándome con la cámara Aunque el proyecto no está cerrado, ya se ha barajado como posible director el nombre de William Friedkin El exorcista que se ha mostrado muy interesado y que conoce bien a Puccini, pues él será el encargado de llevar a escena, en la temporada 2008- 09 de la Ópera de Los Ángeles, dos de los títulos de su Trittico Il tabarro y Sour Angelica (el tercero lo hará Woody Allen) Otro de los requisitos para el tenor es que el filme tenga aire europeo En cuanto a la posibilidad de rodar una película sobre su propia vida, Domingo se muestra tajante: No me interesa. Si ya no estoy no podré hacer nada, y si todavía vivo me imagino que me llamarían. No siento interés, al menos que me presenten algo realmente intere- Encarnar a Puccini l nombre de Plácido Domingo es sinónimo de música, de ópera y de zarzuela. Su pasión por estos dos géneros viene avalada por medio siglo de carrera. Nacido en el seno de una familia de cantantes, su futuro parecía estar ya escrito. Con tan sólo dicisiete años, debutaba en la compañía de zarzuela de sus padres, Plácido y Pepita, establecidos en México. Sin embargo, el corazón del tenor madrileño, que marchó al país azteca con tan sólo siete años, estaba dividido entre dos amores: la música y el cine. La primera terminó guiando sus pasos, unos pasos que estuvieron a punto de encaminarse en otra dirección, y que hubieran dejado a la lírica huérfana de una de las mejores voces de todos los tiempos. Plácido Domingo, en una distendida conversación con ABC durante su última estancia en Madrid- -en la que dirigió Madama Butterfly y ofreció un recital en el Teatro Real- -se remonta cinco décadas atrás y desvela algunos detalles de sus sueños juveniles. Algunos se materializaron, otros no. Mientras estaba estudian- E Voz y físico necesarios Decidí que si a los 30 años no había debutado en la Scala o en el Metropolitan debía olvidarme de la ópera, porque si lo iba hacer debía hacerlo bien. Y pensé que en el cine podía hacer carrera No siento interés por protagonizar mi vida, al menos que me presenten algo realmente interesante y que yo viera a alguien que me pudiera interpretar de joven En esa época- -yo era un adolescente de 17 años- un amigo me vaticinó que podría ser un cantante de ópera, algo de lo que yo no estaba muy seguro: la ópera es muy difícil le contesté A pesar de esa falta de confianza, Domingo se presentó a una audición, y me aceptaron para hacer partes pequeñas... Sin embargo, no las tenía todas consigo y no se cerró a otras posibilidades. Tanto por mi parte como por parte de mi entorno existía un gran interés para que hiciera películas porque tenía la voz y el físico necesarios. Y comenzaron a prepararme Fue entonces cuando el tenor tomó una decisión: Si a los treinta años no había debutado en la Scala de Milán ni en el Metropolitan de Nueva York, entonces debía olvidarme, porque si lo iba hacer debía hacerlo bien y no sabía si tenía las cualidades necesarias Cuesta creer que uno de los mejores tenores del mundo- -con más de 120 personajes en su haber- -dudase tanto de sus facultades. En ese momento, con 17 o 18 años, no tenía ni idea si podría dedicarme a la ópera pero sí tenía claro que si a los 30 no había llegado a los grandes teatros lo dejaría. Y pensé que en el cine podía ha- sante y que yo viera a alguien que me pudiera interpretar de joven. Yo prefiero interpretar otros personajes se ríe. Woody Allen y la ópera Otra muestra de que Domingo no ha olvidado a uno de sus primeros amores es que cada vez que tiene ocasión vuelve a flirtear con él, aunque desde una posición muy distinta: llevando el Séptimo Arte a su terreno. Como gerente de dos teatros de ópera, en Los Ángeles y en Washington, el tenor y director de orquesta ha reclutado entre sus filas a importantes cineastas- -Gary Marshall, Maximilian Schell, John Schlesinger y Marta Keller, entre otros- para ejercer como directores de escena. Pero sin lugar a dudas, su mayor hito has-