Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 MADRID LUNES 20 s 8 s 2007 ABC Precios de primera línea de playa Los bolsillos dispuestos a pagar cerca de dos euros más por degustar el mismo menú que en el interior del local pueden hacerlo en las terrazas que inundan las plazas y las calles más bellas de la ciudad TEXTO: CARLOTA FOMINAYA FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ Su fama trasciende allende los mares, y la mayoría están llenas de turistas que comparten mesa con madrileños de toda la vida. A casi ninguno le molesta pagar el incremento de casi dos euros por bebida o plato ofertado respecto del interior del local las terrazas. Todos prefieren sentarse en cualquiera de las mesas que inundan nuestras calles y que año tras año se convierten en el lugar preferido de paisanos y extranjeros de todas las edades que se sientan para tomar algo, hablar y, sobre todo, ver la vida pasar. Las terrazas de la Plaza Mayor, abiertas prácticamente todo el año- -a excepción de los meses de diciembre y enero, en que son desalojadas y ocupadas por la venta de motivos navideños- son míticas en todo el mundo. Hasta el punto de que en El Soportal puede haber, nos asegura Fernando, el encargado, una proporción de extranjeros nacionales del 90 -10 %o, como poco, del 80 20 En esta terraza tienen clientes durante casi todo el año, y, curiosamente a lo que se pueda pensar para él, julio y agosto son los peores meses para el negocio. Vienen menos turistas y con un poder adquisitivo más bajo asegura. Pero todos tienen para disfrutar de la clásica paella, plato especial de la casa, y de la ensalada, un combinado a 9 euros que, en este caso, cuesta lo mismo en el interior del local que en la terraza. Hasta el soportal llegan también clientes de altura. La última personalidad que Fernando asegura que paró por aquí es el director de orquesta argentino pero nacionalizado israelí y español Daniel Baremboim, después de dar un concierto en la misma Plaza. Si mal no recuerdo, se pidió un pincho de tortilla afirma. Pero hubiera podido elegir entre tomarse un café a tres euros, una cerveza por 3,20 o el menú del día, con primero, segundo y postre incluidos, a 14,25 euros nos detalla. Por la terraza de La Torre del Oro han pasado desde Jimmy Carter hasta Bruce Springsteen madrileña, y han probado sus gambas al ajillo, sus puntillitas y sus chopitos. Para atestiguarlo, las paredes están forradas literalmente con fotos de políticos como los norteamericanos Jimmy Carter y Henry Kissinger o los nacionales como el antiguo alcalde de Madrid, Álvarez del Manzano, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos o el de Industria, Turismo y Comercio, el catalán Joan Clos. Junto a ellos, retratos también de famosísimos cantantes, entre los que se destaca uno del Boss Bruce Springsteen con su exmujer, la pelirroja Patti Smith. Creo que ya va por la cuarta o quinta se sonríe mientras nos las muestra orgulloso Roberto. Tanto él como todos sus compañeros, todos españoles, van uniformados con la característica pajarita negra, y llevan trabajando en el local cerca de veinte años, al contrario que en la mayoría del resto de establecimientos anexos, donde asoman inmigrantes entre fotos de los platos, caballetes de caricaturas y puestos de monedas que asaltan al transeunte, que tiene ante sí una ardua tarea sólo con recorrer la plaza y elegir la mejor mesa. Lo mismo ocurre en otra de las zonas clásicas de terrazas en el panorama estival madrileño, la Plaza de Oriente. Allí es difícil encontrar sitio en las mesas de La Botillería del Café de Oriente o en las de la Taberna del Alabardero, frente al Palacio Real y junto al Teatro de la Ópera, ambas llenas hasta la bandera. En las dos los afortunados clientes pueden disfrutar de un entorno inolvidable mientras degustan los mejores canapés de la zona, eso sí, a precio de primera línea de playa comentan unos clientes recién llegados de Valencia. Nos parece caro, pero en cierto modo, los precios podrían ser considerados de razonables por las vistas dice el cabeza de familia, que actúa de portavoz, mientras sus hijos asienten. Sin embargo, las madrileñas de la mesa de al lado se quejan sin dudarlo. ¡Una cerveza cuesta casi a 800 pesetas! exclaman al pagar la cuenta. Abierta desde 1910 También en la plaza se encuentra la famosísima Torre del Oro abierta al público desde 1910. En todo este tiempo, numerosas personalidades han pasado por esta mítica taberna Llenas hasta la bandera Terrazas tecnológicas Para poder soportar las altas temperaturas que asolan Madrid en estas fechas, las terrazas de los establecimientos de Grupo Lezama, como esta de la foto de la derecha, situada en la Plaza de Oriente, han incorporado un sistema que, mediante la emisión de ráfagas intermitentes de agua vaporizada, genera una brisa que refresca el ambiente. Una vez acabado el verano, algunos establecimientos de la ciudad que se resisten a cerrar cambian este tipo de sistema por setas caloríficas de gas, como las que usan en la mayoría de cafés exteriores de países del norte de Europa. La terraza de La Botillería cuenta con un sistema que rocía agua vaporizada sobre los asistentes