Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL LUNES 20 s 8 s 2007 ABC Alberto Sotillo Hungría concede asilo a 29 cubanos de un campo de refugiados de Guantánamo SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. El Gobierno de Hungría concedió asilo político a 29 cubanos que se encuentran recluidos en un campo para refugiados de la base militar estadounidense de Guantánamo. La información fue dada a conocer ayer por la agencia magiar MTI, que remitía a un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores húngaro. Se trata de parte de un total de 44 balseros capturados o rescatados en el mar (cuando intentaban alcanzar la costa de Florida) por patrullas costeras norteamericanas, y recluidos como emigrantes ilegales a la espera de una solución. Muchos de ellos, según las autoridades húngaras, son miembros de la oposición política cubana, que serían perseguidos si se les obligara a volver a su país. Ante la negativa del Gobierno estadounidense a aceptarlos en su territorio. y sin una perspectiva clara de reubicación en terceros países, 17 de los refugiados mantuvieron una huelga de hambre de tres semanas, para forzar una solución. El sábado, al conocer la noticia y después de que las autoridades norteamericanas les mostraran los documentos donde Hungría se compromete a aceptar a 29 de ellos, el grupo suspendió el ayuno. Los emigrantes cubanos sostienen que el acuerdo entre Washington y Budapest fue forzado por esta huelga de hambre, que estaba generando una propaganda negativa para el Gobierno norteamericano. Según las informaciones difundidas en Hungría, Budapest se ha comprometido a recibirlos en su país, y Estados Unidos a pagar durante un año los gastos de alojamiento, la compra de ropa de invierno y un curso de idioma para que se puedan integrar en la sociedad magiar. Ayer se supo que dos de los refugiados, el matrimonio Leonardo Gonzáles y Aymara Ruiz, que llevan dos años en Guantánamo, se niegan a viajar a Hungría. Alegan que Aymara tiene cuatro meses de embarazo y no desean comenzar una nueva vida en un país con una idiosincrasia y un idioma tan diferente al suyo. La negativa ha provocado que la Organización Internacional de Inmigrantes (OIM) les haya retirado el estatus de refugiado y con ello la protección que reciben como tales. LAS MUJERES DE MAHOMA as esposas de Mahoma no usaban velo. Hasta la tercera generación después del profeta no empezó a extenderse el velo entre las mujeres árabes. Éste fue un hábito aprendido de sus vecinos cristianos de Bizancio. Fue San Pablo en su Epístola a los Corintios quien recomendó a las mujeres el uso del velo. Los árabes musulmanes importaron este hábito de unos vecinos a quienes consideraban muy sofisticados. Aunque tampoco la costumbre se extendió a todas ellas. Hasta el siglo XIX, el velo sólo lo usaban las mujeres de clase acomodada. En el campo iban descubiertas. Lord Cromer, gobernador inglés de Egipto, fue uno de los primeros europeos que lanzaron una cruzada contra el velo. Lord Cromer no era precisamentre un militante de la causa feminista. El buen hombre era miembro de la liga de varones en contra del voto de la mujer. Pero, para dar muestra de sus propósitos civilizadores en el salvaje Egipto, se empeñó en su campaña con tanto fervor, que consiguió que el velo se convirtiese en lo que nunca había sido: en signo de identidad del islam frente al entrometido poder colonial. La historia se repitió después en Irán y Turquía, con la diferencia de que en tales casos no fue el imperio británico, sino las élites nacionalistas locales las que emprendieron una campaña de laicización extrema. Y a la vista está el nulo éxito de su campaña. Moraleja: jamás las mujeres musulmanas han ido tan tapadas como en nuestros días... tras décadas y décadas de sermones colonialistas y campañas de laicismo radical. Es un error hablar de hábitos feudales. El burka no llegó a Afganistán hasta principios del siglo XX, cuando el rey Habibulá lo impuso a las mujeres de su harén, para impedir que su belleza tentara a los hombres. El burka, como antes el velo, fue una moda aristocrática. Y sólo en nuestros días, tras décadas de infructuosas campañas de occidentalización y laicismo, se ha convertido en símbolo de un islamismo radical extendido en gran parte de la sociedad. Cuanto más empeño han puesto la CIA y el KGB, más se ha expandido el uso de esta prenda de tortura. L Hillary Clinton y Barack Obama, durante su debate de ayer en televisión AP Hillary carga contra la falta de experiencia de su rival, Obama La ex primera dama aventaja en los sondeos al candidato de color a cuatro meses de la primera cita en Iowa JOSE LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Un nuevo debate televisado, está vez ofrecido gracias al esfuerzo de la cadena de televisión estadounidense ABC, ofreció a los aspirantes demócratas la oportunidad de convencer de que sus candidaturas son las adecuadas de cara a la elección presidencial de 2008. Por supuesto, los dos cabezas de cartel, Hillary Clinton y Barack Obama, no dudaron en calentar motores y lanzarse algún que otro dardo envenenado. Por un lado, la senadora de Nueva York, que encabeza las dos últimas encuestas de popularidad más recientes con un 36 de las preferencias, se mostró completamente capaz de batir a la maquinaria republicana Sin embargo, en un revés inesperado, Obama calificó a Clinton como un símbolo de la política envenenada. Con este panorama, la batalla campal entre ambos demócratas sufrió un cambio de rumbo de cara al último debate televisado que se emitió a nivel nacional. La contienda electoral tuvo lugar en el estratégico Iowa, el Estado en el que arrancarán las primarias dentro de poco más de cuatro meses. Por supuesto las perlas verbales del senador de Illinois, que no dudó en relacionar a la candidata liberal con las puñaladas por la espalda y el secretismo político calentaron el ambiente antes de que las cámaras comenzaran a retransmitir el enfrentamiento. Obama, de 46 años, no dudó en afirmar a sus seguidores que si realmente queréis a alguien que pueda aunar posturas en el país para conseguir un propósito común, soy vuestro hombre Al mismo tiempo, Clinton, de 59 años, decidió no dejarse llevar por las emociones y simplemente se limitó a reconocer que no es fácil escapar de la maquinaria de ataque republicana aunque reconoció conocer las tácticas para derrotarlos El intento del único candidato de color demócrata a la Casa Blanca por echar por tierra la imagen de su oponente dentro del partido se produce en un momento en el que a menos de cinco meses de las primarias, Clinton se erige como la apuesta más segura del partido, mientras Obama la sigue de cerca en un intento por liderar un cambio generacional. Por supuesto, la senadora no se dejó amedrentar por las palabras del joven aspirante presidencial y aseguró que cuando uno debe enfrentarse a una gran agenda presidencial, no se debería telegrafiar a los adversarios del país ofreciéndoles reuniones diplomáticas sin condiciones en referencia a los deseos de Obama de reunirse con los líderes de países enemigos de Estados Unidos como Irán, Corea del Norte o Venezuela. La respuesta del senador de Illinois no tuvo desperdicio ya que reconoció que creo que todos los países con líderes fuertes no tienen reparos en reunirse con sus oponentes Además, Obama no dudó en apoyar un ataque militar en suelo paquistaní en caso de que su presidente Pervez Musharraf vuelva a fallar en la localización del líder de Al Qaida, Osama bin Laden. Debemos capturarle antes de que decida matar a otros 3.000 americanos Hillary Clinton se mostró mucho más prudente asegurando que Pakistán es un cuchillo de doble filo por lo que hay que tener mucha cautela con lo que se dice Ataques y contraataques Huelga de hambre En cuatro meses Los aspirantes a la nominación demócrata a la presidencia ponen a punto toda su parafernalia electoral