Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20- -8- -2007 Terremoto en Perú INTERNACIONAL 27 El Papa envía a su número dos, el cardenal Bertone CASTELGANDOLFO. El Papa Benedicto XVI anunció ayer que enviará a su principal representante, el cardenal camarlengo Tarcisio Bertone, a Perú para expresar su solidaridad a los familiares de las víctimas del terremoto del pasado miércoles. En estos días, nuestras reflexiones y plegarias se dirigen constantemente a la población de Perú, afectada por un devastador terremoto dijo Benedicto a los turistas y peregrinos congregados en su residencia veraniega en Castelgandolfo, a las afueras de Roma. El pontífice rezó por los más de 500 muertos que dejó el terremoto, y añadió que rezaba para que los heridos se recuperen rápidamente. co, la ciudad más afectada, García explicó que todavía no se puede restablecer el suministro, porque sería peligroso La ciudad, de 130.000 habitantes, ha quedado en un 85 por ciento reducida a escombros. Los postes de la luz y los cables de alta tensión están atravesados en las calles. Esta circunstancia podría provocar un incendio dijo el presidente. En la recta final de la fase de rescate de cadáveres, el jefe de bomberos del servicio peruano, Roberto Vera, suplicó a las empresas de construcción que envíen equipos profesionales de apuntalamiento. Necesitamos tubos de hierro y asesoría de ingenieros en labores de demolición En el hotel Embassy- -añadió- -estimamos que hay atrapados más de cuarenta cadáveres. Están en avanzado estado de descomposición y se corre el riesgo de que comiencen a generar problemas sanitarios Todos los intentos de rescate en este hotel, el más grande de Pisco antes del terremoto, han sido un fracaso porque cuando entramos se desmorona Seis plantas han quedado reducidas a dos, que se mantienen en permanente equilibrio inestable por los temblores que continúan produciéndose. El último, de cinco grados de intensidad, se registró pasadas las ocho de la tarde del sábado (tres de la madrugada en España) En este escenario, el equipo de bomberos de la ONG española K- 9 De Creixell decidió ayer abandonar Perú después de denunciar falta de seguridad en la zona. No sé quién ni contra quién disparaban, sólo sé que nos tiramos al suelo porque las balas pegaban en las paredes donde estábamos dijo Pedro Frutos, jefe de la Delegación, la única que dispone de dos perros especializados en olfatear cadáveres Permanecimos unos quince minutos tirados en el suelo y pidiendo ayuda, pero nadie vino en nuestro auxilio añadió, pese a que en las proximidades había soldados del Ejército Informado del problema, el presidente Alan García se entrevistó posteriormente con Frutos y le dijo, según la agencia Efe: El que tenga miedo, que se marche Frutos, en declaraciones a ABC, advirtió que el caos reinante es uno de los peores que he visto y he estado en nueve terremotos. Nosotros venimos a ayudar y nos hemos pagado el billete de nuestro bolsillo Por su parte, los Bomberos Voluntarios de Perú advirtieron que ese grupo de españoles ha funcionado de forma independiente desde el primer día. Si hubieran dicho dónde iban habría recibido apoyo En el aeropuerto de Pisco, donde se concentra la ayuda humanitaria, otra española, la doctora Ana Caravaca, de la ONG Salvamento y Rescate, denunció la inoperancia de la organización: Traemos más de cien toneladas en material logístico y sanitario, pero está bloqueado en Lima desde hace dos días. Hoy nos van a entregar el 10 por ciento Robar a los muertos El seísmo estremeció a los que ahora están siendo enterrados, pero resucitó la rapiña de algunos de los que lograron sobrevivir. Muchos nichos se retorcieron y las tumbas se abrieron, dejando a cielo abierto cajas que han sido saqueadas C. DE CARLOS PISCO. Vilma Rosa Quisoto tiene que enterrar dos hijos. Fallecieron junto a las máquinas tragamonedas dice. La mujer echa un vistazo al cementerio de Pisco y se persigna: Hay gente que se aprovecha y saca de los cajones antiguos los bronces El terremoto estremeció a los muertos, pero resucitó la rapiña de los vivos. Buena parte de los nichos se torcieron como un acordeón y las tumbas se abrieron dejando al cielo abierto ataúdes rotos y cuerpos momificados. Los féretros antiguos eran más elegantes, estaban más cuidados recuerda Vilma Rosa. A la vista se aprecia que no hay rastro de aldabas ni remates plateados o dorados en los cajones Se los han llevado los rateros. En la gran explanada del cementerio, los mármoles están partidos y las tibias, fémur, cráneos y resto de osamenta, dispersas por el campo santo. Si había criptas con cúpulas, sólo queda una y no está entera. El sector de los muertos pudientes es el más afectado por el temblor. El de los pobres, como los entierran sobre el hoyo y no tienen planchas horizontales de piedra con inscripciones en románicas, se nota menos el daño. La mayoría de los muertos que se tragó la tierra el miércoles eran pobres. Pertenecen a esa mitad del país que mantiene la tradición colonial de construir las casas con adobe y la costumbre histórica de no salir jamás de la miseria. Muchos de ellos alternan el ladrillo de barro y paja con la quincha, que son juncos forrados con barro y yeso o cemento. Carlos Zavala, ingeniero sísmico, lamenta que se mantenga esta cultura, sin respetar las normas de construcción que tienen en cuenta las condiciones sísmicas. Lo hacen por desconocimiento o por ahorrar La ley obliga a cubrir parte de los cimientos con collares de concreto explica, pero la ley en Perú es como los movimientos sísmicos, va y viene. La gente autoconstruye viviendas nuevas o edifica pisos sobre las viejas y nadie fiscaliza ni les multa. Luego pasa esto... reflexiona. Entre el Perú formal y el informal se atraviesa la muerte. Los que conocen y tienen para material noble como el ladrillo naranja, tienen muchas más posibilidades de sobrevivir que no se quedan sin futuro. Cabe uno más El hombre, con la ayuda de otros, apila el quinto muerto. Los cinco en horizontal comparten el mismo foso. Salga que la máquina lo hace La indicación del Policía Nacional obliga a uno de los familiares del finado a subir a tierra, de momento, firme. La grúa cubrirá de arena la fosa común. Después, los allegados colocaran pequeños ramos de flores, rezarán un responso y se marcharán. No hay gritos, ni plañideras. El único ruido es el de las oraciones y las máquinas de fotos. No todos los días se ven entierros de cinco en cinco. No queda rastro de aldabas ni remates plateados o dorados en los ataúdes En las cajas de los pobres, se nota menos el daño ABC. es Rescate de cadáveres Vídeo sobre Perú intenta frenar los saqueos en abc. es internacional Unos cooperantes llevan la estatua de San Clemente, recuperada de entre los escombros de la devastada iglesia de Pisco REUTERS