Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20- -8- -2007 El sector duro del PNV toma la iniciativa para impulsar el referéndum de Ibarretxe 11 El Gobierno, en campaña Los habituales aliados parlamentarios del Ejecutivo han subido el precio de su apoyo al primar la satisfacción de sus electorados ante la cercanía de los comicios generales de 2008. Zapatero pilotará desde La Moncloa una campaña de seis meses G. LÓPEZ ALBA MADRID. A tan sólo seis meses para la celebración de las próximas elecciones generales- -previstas para el 9 de marzo- José Luis Rodríguez Zapatero afronta el tramo final de la legislatura con sus aliados parlamentarios marcando distancias para preservar sus propios intereses electorales. Esta coyuntura incrementa notablemente las dificultades para que el PSOE pueda completar la mayoría necesaria para sacar adelante los proyectos pendientes más importantes, singularmente la ley de Memoria Histórica y los Presupuestos para 2008. Otros, como la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial, decaerán inevitablemente al precisar del consenso con el PP. La aprobación del proyecto presupuestario será la primera gran decisión del Consejo de Ministros tras las vacaciones, que oficialmente concluirán el día 24. Para intentar superar los escollos añadidos por el escenario preelectoral, el Gobierno y el Grupo parlamentario Socialista han intentado implicar en su gestación a los grupos de la oposición, singularmente al PNV que se perfila co, mo el aliado más seguro. Salvo que se produjera una alianza negativa -el intercambio de apoyos entre los grupos que presentarán enmiendas de totalidad- al Gobierno le bastará con sumar a los votos de los nacionalistas vascos el de alguno de los diputados del Grupo Mixto y, en el peor de los escenarios, siempre podría prorrogar los vigentes. Más difícil salida tiene el controvertido proyecto de ley de Memoria Histórica, que no satisface a nadie. na que mantiene con Artur Mas por el liderazgo de la coalición. Así, mientras Duran (Unió) ya ha anunciado la presentación de una enmienda de totalidad a los Presupuestos, Mas (Convergencia) declaró ayer en La Vanguardia que no se les puede pedir que faciliten un Gobierno fuerte en España- -ante la necesidad que de sus votos podría tener Zapatero para obtener la investidura presidencial- -y, a la vez, que acepten un gobierno débil en Cataluña en crítica al integrado por PSC, ERC e ICV Y Coalición Canaria, el otro grupo que tradicionalmente ha completado las mayorías parlamentarias para sustentar gobiernos en minoría, no sólo se ha decantado por el PP para seguir gobernando el archipiélago sino que, además, su grupo parlamentario se ha fracturado en dos a causa de la crisis interna de los nacionalistas canarios, ahora en el Grupo Mixto. Diseñando el programa Los socios suben el precio Once proyectos 1. Memoria histórica 2. Derechos y deberes de la Guardia Civil 3. Cine 4. Reforma de la ley orgánica del Poder Judicial 5. Regulación de empresas de inserción 6. Impulso a la sociedad de la información 7. Regulación de las hipotecas inversas y seguro de dependencia 8. Adopción internacional 9. Desarrollo sostenible del medio rural 10. Mercado de valores 11. Seguridad Social Presupuestos y Memoria YOLANDA CARDO Tanto ERC como IU parecen poco proclives a hacer cesiones en estos momentos, con los independentistas catalanes presionados por sus luchas internas y esgrimiendo de nuevo el discurso del victimismo ante Madrid para justificar la muy criticada gestión del tripartito en la crisis de las infraestructuras, y con Gaspar Llamazares forzado también a desmarcarse del PSOE ante el acoso a que le tiene sometido el PCE para impedir que siga al frente de la coalición. También CiU ha elevado su precio Los nacionalistas catalanes buscan en las elecciones generales una cierta revancha frente al tripartito que les arrebató el gobierno de la Generalitat y, además, el que será su cartel, Josep Antoni Duran Lleida, afronta estos comicios como una oportunidad para verse reforzado en la pug- Zapatero se reunirá en septiembre con Caldera para fijar las líneas maestras de su programa para 2008 Con este panorama parlamentario, aunque Zapatero despidió el curso anterior anunciado una docena de iniciativas para lo que resta de legislatura, el que queda será un semestre de campaña electoral según se reconoce en fuentes gubernamentales. Así lo confirmó la remodelación del Gobierno que realizó tras el debate sobre el estado de la Nación, cambiando a los responsables de las áreas que quiere que sean bandera de su oferta para una próxima legislatura. Tampoco ha sido casual que el presidente del Gobierno haya tenido este verano más presencia pública que en ninguno de los anteriores desde que accedió al Palacio de la Moncloa. De momento, sólo la crisis de las infraestructuras en Cataluña ha alterado sus previsiones. No ha habido atentado de ETA ni avalancha de cayucos, los dos principales temores veraniegos del Ejecutivo. Si no hay sobresaltos, la campaña electoral empezará en septiembre. Para comienzos del próximo mes tiene previsto sentarse con el ministro Jesús Caldera, al que ha vuelto a encomendar la coordinación de su programa para 2008, a fin de diseñar, con papel y bolígrafo, sus principales ofertas.