Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 s 8 s 2007 MADRID 51 Menos piscinas que hace una década Con el paso de los años, las piscinas naturales habilitadas oficialmente para tomar un chapuzón se han reducido. El 62 de las áreas de baño natural catalogadas por el Estado en la región han desaparecido, según un informe de Ecologistas en Acción. De las 16 zonas, diez- -situadas en las cuencas del Tajo, Jarama, Manzanares y el embalse del Vellón- -no son aptas para esos usos. El daño de estos espacios se debe, según el grupo ecologista, a la falta de depuración de las aguas residuales, los vertidos de productos fitosanitarios de agricultura intensiva y la carga de purines de ganadería. Una imagen aérea del pantano de San Juan, con sus 14 kilómetros de playa en los que miles de madrileños disfrutan durante el verano ABC El embalse de San Juan se ha convertido en el Benidorm de Madrid especialmente durante los fines de semana A la playa sin dejar la región Disfrutar de un baño relajante en aguas naturales no tiene por qué ser sinónimo de playas. En la región hay varias piscinas naturales donde aliviar el sofocante calor y evadirse de la aglomeración de las municipales, aunque hay que tener cuidado con la seguridad POR J. M. CAMARERO MADRID. Quienes por estas fechas se quedan en la capital, por obligación o voluntariamente, también tienen la oportunidad de disfrutar de jornadas agradables en un entorno natural cuidado y con atracciones parecidas a las de las playas, donde se encuentran parte de los madrileños. Aunque en este tipo de recintos los visitantes deben extremar la seguridad a la hora de darse un chapuzón, no tienen por qué ofrecer ningún problema, siempre que se sigan una serie de normas básicas: inspección del terreno acuático antes de adentrarse en él; vigilar el comportamiento de los más pequeños, para que no se alejen demasiado de las orillas; y, si puede ser, proveerse de un pequeño kit sanitario, por si hay que realizar alguna emergencia. Son varias las zonas recreativas con las que cuentan los municipios de la Comunidad, que han aprovechado el paso de ríos como el Alberche, el Guadarrama o el Tajo para instalar complejos de ocio, donde existen restaurantes y otro tipo de establecimientos. que se encuentra en el embalse de El Atazar, en Cervera de Buitrago, es el primero en capacidad de la Comunidad de Madrid. En él, se puede practicar vela, piragüismo y remo, con idéntico horario al de Valmayor. El pantano de San Juan Uno de los más conocidos es el pantano de San Juan, en pleno río Alberche. Se trata del único recinto autorizado por la Comunidad para poder bañarse, en sus 14 kilómetros de playa. Además, también se pueden practicar diversos deportes náuticos, e incluso el nudismo en diversas calas. Toda esta oferta implica que el pantano de San Juan esté abarrotado durante muchos fines de semana. Es como el Benidorm de Madrid comentan Luis y Juan, dos amigos que han venido junto a otros compañeros de facultad a pasar una jornada de sábado. Lo peor de todo es que, si nunca has venido, te quedas sorprendido ante la cantidad de gente que hay aquí comentan. Luego, si buscas un poco entre la naturaleza, siempre encuentras un sitio tranquilo y apartado del bullicio sentencian. Para poder llegar hasta este recinto hace falta cargarse de valor y recorrer los 70 kilómetros que unen San Martín de Valdeiglesias con la capital, por la M- 501. Actualmente, la autovía llega hasta la población de Quijorna. Áreas recreativas del Canal La Comunidad de Madrid, a través del Canal de Isabel II, dispone de dos áreas recreativas, que intentan aliviar la masificación que existe en algunos embalses de la región. Se trata del área de Valmayor y de la de la Marina de Cervera. El primero de estos recintos, ubicado en el embalse de Valmayor, se encuentra entre las localidades de Galapagar y Colmenarejo. En esta zona se pueden practicar, entre otros, los deportes de vela, piragüismo, remo o windsurf, y además, es uno de los mejores embalses para la navegación. Estará abierto hasta el 9 de septiembre, diariamente, de 11 a 21.30 horas. Durante el resto del año, se puede visitar los fines de semana y días festivos. El área de Marina de Cervera, Cerca de la Sierra En Cercedilla, se encuentra la zona de Las Dehesas, cuyo recorrido acuático discurre aprovechando el transcurso del arroyo de la Venta, que posteriormente se convierte en el río Guadarrama. Al contrario que el pantano de San Juan, las piscinas de Cercedilla utilizan agua natural pero clorada, de tal manera que ofrece seguridad absoluta en cuanto a condi- ciones higiénico- sanitarias. Además, esta zona cuenta con baños públicos, zona de comercio y restauración, aparcamiento y mesas para quienes hasta allí se acercan, como Mariló y Ángel, un matrimonio que reside en Las Rozas y que pasa aquí muchos sábados. Venimos porque las piscinas están saturadas de gente y a veces son peligrosas explican. La zona de La Pavera se encuentra en pleno río Tajo, cerca de Aranjuez. También cuenta con un recinto de ocio para tomar un refresco o ducharse, además de atracciones que hacen las delicias de los más pequeños. Es como un parque acuático, pero sin tener que pagar y con mucha menos gente afirma Guillermo, que ha acudido con su familia al recinto. En Canencia, por la A- 1, se llega a su zona de baño natural, de acceso gratuito, y que también está acondicionada con mesas, fuentes y juegos infantiles. Precisamente por la carretera de Burgos podrá encontrar numerosas zonas de baño, situadas en los pueblos de la Sierra Norte, como las de La Isla, en Rascafría, que aprovecha la presa del río Lozoya; la cascada del Purgatorio, también en la misma localidad; la de o la de la Puebla de la Sierra, situada cerca del Berrueco, donde confluyen numerosos arroyos. Si opta por la carretera de Extremadura, puede acudir al embalse de Picadas, en la cuenca del río Alberche, que cuenta con la zona recreativa La Depuradora. La Tejera, en Horcajo de la Sierra;