Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19- -8- -2007 ECONOMÍAyNEGOCIOS Dow Jones (EE. UU. 15.004,20 -5,11 13.915 13.750 13.585 13.420 13.255 13.090 12.925 37 www. abc. es economia CRISIS EN LAS BOLSAS MUNDIALES Cotización en euros Ibex (España) 15.105 14.930 14.755 14.580 14.405 14.230 14.055 FTSE 100 (Londres) 6.605 13.657,86 -4,24 6.490 6.375 6.260 6.145 6.030 5.915 6.393,90 -5,16 14.237,50 13.079,08 17 18 19 20 23 24 25 26 27 30 31 1 2 3 6 7 8 9 10 13 14 15 16 17 6.064,20 17 18 19 20 23 24 25 26 27 30 31 1 2 3 6 7 8 9 10 13 14 15 16 17 17 18 19 20 23 24 25 26 27 30 31 1 2 3 6 7 8 9 10 13 14 15 16 17 Julio 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Agosto 2007 ABC Dax (Fráncfort) 8.005 7.890 7.775 7.660 7.545 7.430 7.315 Cac 40 (París) 6.040 Nikkei 225 (Tokio) -6,71 17.960 17.560 17.160 16.760 16.360 15.960 15.560 -2,99 5.920 5.800 5.680 5.560 5.440 5.320 17.049,58 -10,36 7.605,94 7.307,29 5.749,29 5.363,63 17 18 19 20 23 24 25 26 27 30 31 1 2 3 6 7 8 9 10 13 14 15 16 17 15.283,80 17 18 19 20 23 24 25 26 27 30 31 1 2 3 6 7 8 9 10 13 14 15 16 17 17 18 19 20 23 24 25 26 27 30 31 1 2 3 6 7 8 9 10 13 14 15 16 17 Julio 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Agosto 2007 La crisis de la avaricia Son muchas las claves que pueden explicar la actual debacle financiera y bursátil, pero posiblemente la más sencilla es la más correcta: todos los actores del proceso han exprimido el sistema hasta el límite para ganar hasta el último euro o dólar. La avaricia se paga MIGUEL LARRAÑAGA MADRID. Las Bolsas caen con estrépito. Los bancos centrales intervienen un día sí y otro también para dar liquidez al sistema financiero. Muchas operaciones de crédito empresarial están al borde del fracaso por la crisis de confianza galopante. Los mercados interbancarios siguen tan enrarecidos que quien podría prestar no lo hace porque cree que el que le pide el dinero está con más problemas de los que reconoce. Se producen llamamientos a la calma desde las instituciones económicas supranacionales y desde los distintos gobiernos. Los bancos centrales y las agencias de rating se encuentran en la picota... Estos (y algunos más que quedan en el tintero) son los atributos visibles de una crisis que ha sorprendido a muchos pero que, en realidad, no debería extrañar a nadie. Desde marzo se lleva anunciando la inminente caída de los mercados bursátiles por culpa de la crisis hipotecaria estadounidense. Ahora, simplemente, ha estallado y son muchos los que se preguntan por qué se ha creado esta situación y, sobre todo, cómo va a afectar a las economías. Comencemos por el principio. Seguramente no es cierto, pero bien podría situarse el comienzo de la actual crisis hace más o menos un año y medio, cuando un pequeño agente inmobiliario de Arkansas se vio obligado a cerrar su hasta entonces próspero negocio. Llevaba tres meses sin vender una casa y decidió no esperar más. ¿Por qué no vendía casas al ritmo de los últimos años? Los expertos dicen que se pinchó la burbuja inmobiliaria estadounidense, lo que en términos más comprensibles significa que tras una época de créditos baratos, los tipos de interés habían subido hasta el límite en el que los ciudadanos dejan de endeudarse para comprarse una casa. Y si no se vendían casas, no era necesario un agente inmobiliario. El problema es que las cosas nunca son tan sencillas cuando se trata de economía, ya que todo todo suele estar muy interconectado. Los tipos de interés habían subido para proteger a la economía estadounidense de un sobrecalentamiento que provocara un problema de inflación. Las subidas desmesuradas de precios son el cáncer de cualquier economía y afectan especialmente a las clases medias y bajas, que se empobrecen rápidamente. Precisamente para proteger a esas clases, que son las que están comprando viviendas favorecidas en ese momento por tipos de interés bajos, la Reserva Federal estadounidense comenzó a subir gradualmente los tipos de interés. Pero nada de esto sería demasiado grave de no existir una peculiaridad de partida: el sistema financiero estadounidense tiene poco que ver con el español, así que las hipotecas tampoco tienen mucho en común, y las peculiares características del sistema social americano tampoco tienen mucho que ver con las europeas. INDICADORES IBEX- 35 14.237,50 -1,50 L M X J V EURO DÓLAR 1,3454 -1,44 EUROSTOXX 4.157,20 Hipotecas para todo El inmobiliario de Arkansas El pinchazo de la burbuja inmobiliaria en EE. UU. desde hace un año y medio, está en el origen de la crisis actual La caída de los tipos de interés que se llevó a cabo para salir de la crisis tras el estallido de la burbuja tecnológica propició un boom de hipotecas en Estados Unidos. Más o menos un caso semejante al que ha ocurrido en España en los últimos años. Pero allí se pidieron hipotecas no sólo para comprar casas. Las familias se hipotecaron, entre otras cosas, para mandar a sus hijos a la Universidad o para hacer frente a gastos médicos. La garantía era la casa. Pero todo sigue sin ser tan fácil. El sistema bancario estadounidense tradicional no concede hipotecas a cualquiera. Se las concede, como todo ban (Pasa a la página siguiente) -0,10 -1,21 Ahorro e Inversión Las residencias para la tercera edad se asoman al parqué Los negocios relacionados con la tercera edad han madurado notablemente en los últimos años y algunas compañías han elaborado planes para poner en valor sus activos. FIATC Mutua de Seguros es una de las que piensa apostar con decisión. DOW JONES 13.079,08