Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19- -8- -2007 El huracán Dean amenaza a los centros turísticos de Cancún y Riviera Maya 29 últimos son los únicos que tienen perros entrenados para olfatear restos cadavéricos La explicación de uno de ellos, Pedro Frutos, es más amplia: Los otros rastrean sólo seres vivos El problema para entrenar a los canes especializados en cuerpos inertes es- -explica- que está prohibido adiestrarlos con restos humanos Para resolverlo trabajamos con esencia de olor cadavérico. Las hay en primer grado de descomposición. de segundo, etc. Cada ampolla es de un milímetro Frutos observa que sólo las fabrica la empresa alemana Sigma Albrich, donde también comercializan pseudo- olores de estrés, angustia... En Pisco, ciudad señalada como la más afectada por el seísmo, la gente probó el viernes por primera vez desde la tragedia, agua potable. Llevamos desde el miércoles sin probar bocado. Nos han dicho que nos empadronemos para recibir alimentos cuando llegue el camión Walter Pérez, estudiante de secundaria, se ocupa con dos muchachas de pasar a limpio la lista de los hambrientos. A media docena de manzanas, en un improvisado centro de refugiados, las familias se quejan: A nosotros nos dieron un saco de habas. No nos sirve para nada porque hay que ponerlas a remojo doce horas y después ¿con qué las comemos? Marisol Correa se desespera porque está sola con sus cuatro hijos y aún no ha conseguido una tienda de campaña: Agüita tuvimos pero necesitamos más Celadia Castilla camina de la mano de su hija, el terremoto la sorprendió en su casa, con mi marido diabético y con una trombosis cerebral en la cama, me abracé a él y lo pude sacar a rastras por la puerta de atrás porque la principal estaba encajada Coincide con Marisol en que hay hambre: ¿ve usted, qué vergüenza, no nos dan de comer y ahí venden alimentos Señala 30 metros al fondo, donde Lisardo Loayza, con un infiernillo doble cocina pollo frito con patatas y vende el platillo a dos soles (medio euro) Es mi negocio, el seismo me sorprendió con los congeladores llenos de alimentos, no tenemos electricidad y se me van a echar a perder. A mí nadie me regala nada, tengo que pagar todo en cuotas y no me van a perdonar ninguna se justifica. El hedor comienza a ser más intenso, los que mueven la tierra ahora son los bomberos y, al hacerlo, salen los muertos y sus esencias La ola de San Andrés La pequeña localidad pesquera de la costa peruana se vio invadida el pasado miércoles por tres olas gigantes. El agua se llevó por delante los botes y embarcaciones y los esparció tierra adentro POR C. DE CARLOS SAN ANDRÉS. Efectivos del Ejército y de la marina patrullan las zonas de conflicto para evitar saqueos y vandalismo. No fue un Tsunami fue un maremoto En San Andrés, una pequeña localidad pesquera de 12.000 habitantes, el mar intentó borrar de la faz de la tierra a sus habitantes. Fueron tres olas gigantes recuerda Felipe Huaman, pescador y armador de redes. Tres días después, los estragos de la ola están en la calle. Los botes de los pescadores quedaron atravesados tierra adentro. En la carretera y los caminos, la gente se tropieza con restos de embarcaciones, motores y redes. En el interior de las viviendas, como las de José Julio Uribe, Martín García y Carlos Ramírez, el agua estancada llega al medio metro de altura y en ella flotan peces muertos. A 10 minutos de la ciudad de Pisco, en San Andrés, están desolados: No existimos para nadie. Dicen que la ayuda va a los sitios que la necesitan con urgencia, pero nosotros hemos perdido todo y acá no viene nadie La totalidad de la flota pesquera se ha echado a perder y con ella se han hundido las esperanzas de salir a faenar. Mírelo usted misma, hasta mariscos nos entraron con la ola El cuarto de estar de una de las casitas, también de adobe, está inundado, en el agua flotan pececitos muertos. Y las conchas- -berberechos, almejas y mejillones- -nos los comimos En el camino de tierra se ven las conchas vacías. Al drama del agua y el terremoto que ha dejado sus viviendas derruidas, en San Andrés tienen que sumar los saqueos nocturnos. Duermo en la puerta con mi hijo y un amigo para que vean que hay gente. La primera noche me robaron el televisor Felipe Huamán sabe que hay presos peligrosos que se fugaron de la cárcel y tiene miedo. La policía nacional estuvo siempre presente, pero el Ejército y la marina comenzaron a llegar el viernes. Nuestra presencia fundamentalmente es disuasoria. Tenemos denuncias de actos vandálicos, saqueos, en puntos concretos de Pisco y algunas zonas de la playa en San Andrés informa un sargento. Pero hasta ahora- -asegura- -no hemos tenido que intervenir Los habitantes de San Andrés que han perdido todo y no tienen nada que proteger pasan la noche en el Estadio Campeones del 69, año en el que el equipo de fútbol del pueblo se llevó la copa, justo uno antes de que otra ola casi borrara, definitivamente, el pueblo del mapa. Envían 600 militares a la zona del seísmo para evitar los saqueos AFP PISCO. Unos 600 militares serán enviados a la zona de desastre al sur del Perú, que se sumararán a los otros 400 que ya vigilan las ciudades afectadas por el fuerte terremoto del miércoles pasado, con el fin de mantener el orden y evitar saqueos, informó ayer el Ministerio de Defensa. Esperamos alcanzar el número de mil efectivos para cumplir con la seguridad de los ciudadanos dijo a la prensa el ministro de Defensa Allan Wagner en el grupo aéreo N 51 de Pisco, donde se encuentra el centro de operaciones de emergencia del Gobierno. En Chincha, Pisco e Ica han pasado una noche tranquila, no hubo desmanes, ni pillaje; el control de la fuerza armada ha funcionado señaló Wagner. El ministro indicó que la llegada de los militares a Ica, Pisco, Chincha y Cañete será progresiva. Llega el agua potable EFE Un helicóptero con ayuda se estrella en Ica EFE. Siete personas resultaron heridas al estrellarse ayer un helicóptero militar que transportaba ayuda humanitaria para los damnificados por el terremoto que el pasado miércoles asoló la costa peruana. El aparato, perteneciente a la Fuerza Aérea Peruana, cayó sobre el campo ferial de la ciudad de Ica, unos trescientos kilómetros al sur de Lima. Las heridas que sufrieron los ocupantes del aparato fueron leves