Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA DOMINGO 19 s 8 s 2007 ABC Una aldea granadina decidirá en las urnas si desea cobertura para el móvil Los 100 vecinos elegirán el día 23 entre el sosiego o los politonos de la modernidad D. P. MADRID. Por mucho que parezca imposible todavía queda en España una aldea, un pequeño reducto, en el que los teléfonos celulares carecen de cobertura, los politonos no suenan, el cine de verano puede ahorrarse la habitual coletilla de silencien sus móviles y las siestas no son interrumpidas por inoportunas y chirriantes llamadas. Se trata de Los Villares, en plena comarca granadina de Guadix. Apenas cuenta con un centenar de habitantes censados, aunque no viven más de 50 personas señala la alcaldesa de La Peza, municipio al que pertenece la minúscula pedanía, Celia Santiago. En este remanso de paz, en este lugar perdido que todavía, cuando nieva, se queda aislado durante varios días, los móviles se convierten en artilugios inútiles y sólo queda la solución del teléfono fijo o de la única cabina del pueblo, situada, como debe ser, en la Plaza. Queda por dilucidar si alguien- -apuntan a algún veraneante ocasional con mono de móvil- -se quejó o es que Telefónica Móviles rastrea hasta el último rincón del país en bus- ca de la cobertura plena. El caso es que hace unos días, el Ministerio de Industria remitió al Ayuntamiento una nota en la que informaba de la necesidad perentoria de solucionar la falta de cobertura en aquel lejano rincón. Para lo que, en buena lógica, debía procederse a instalar una antena y conminaba a la alcaldesa a responder en un plazo máximo de 18 días. A doña Celia le asaltaron las dudas de si decir que sí o que no: Otros muchos municipios cercanos tienen antenas en sus cascos urbanos, pero yo no quiero sentirme responsable ni tomar sola la decisión Así, el próximo 23 de agosto, los vecinos de Los Villares están llamados a las urnas. Se efectuará un referéndum para conocer si desean sumarse a la moda de los estridentes politonos o prefieren el sosiego. Parece que los lugareños, según narra J. J. Pérez en el Ideal, van a optar por la primera opción. Consideran que ya va siendo hora de que el siglo XXI penetre en sus calles... Que no se arrepientan. Un toro bravo mata a un hombre de 72 años la víspera de un encierro S. E. ALBACETE. Un anciano de 72 años falleció en la localidad albaceteña de Letur tras ser embestido por un toro que se descolgó de la manada cuando ésta era trasladada del campo al corral, la víspera de un encierro que se iba a celebrar con motivo de las fiestas patronales de dicho municipio, informó la Subdelegación del Gobierno en Albacete, según Ep. El hombre, que perdió la vida en la ambulancia camino del hospital, presenciaba junto a otros vecinos cómo se guardaban las reses en el corral, pero parece ser que una de ellas, tras acercarse el grupo de gente, sacudió una cornada al hombre causándole la muerte. El Consistorio de Letur, que decretó dos días de luto oficial, lamentó la pérdida del fallecido, un vecino muy conocido en el pueblo y agradeció la actitud mantenida por sus familiares, quienes, en todo momento, han pedido que las fiestas patronales continúen puesto que son muchas las personas que las estaban esperando Estas reses, como las que participan en los festejos populares que organizan otras localidades colindantes de la sierra del Segura, eran toros bravos de unos cinco años de edad.