Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 s 8 s 2007 ESPAÑA 15 El PNV, espejismos y banderas Toda la convivencia amable de la que hablaba Ibarretxe y toda la estrategia de seducción de Imaz se topa con las banderas. El incumplimiento de la legalidad es permanente y lo es porque las banderas son un símbolo de la España constitucional sino primero la paz? Se vino abajo el primer espejismo: ni amigos verdaderos ni coherentes con su retórica. Aún hay más, porque toda la convivencia amable y la seducción se topa con las banderas, como otros años, coincidiendo con las fiestas patronales. Es en esta circunstancia cuando el asunto salta a las portadas porque las celebraciones lo hacen más visible y porque la concurrencia en la calle se convierte en ocasión y disculpa para Batasuna. El incumpliendo de la legalidad, como es el caso de la Academia de la Policía autonómica al que alude la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, es permanente. Y lo es porque las banderas son un símbolo que, como todos hemos notado con las diatribas acerca de la aparición de las preconstitucionales hace referencia a la España constitucional. El problema del nacionalismo vasco no es con España sino con la España constitucional. Si se les conceden privilegios, pretendidos derechos históricos (es decir, preconstitucionales, inamovibles, ajenos a la soberanía) si se les deja elaborar e imponer una forma etnicista y no ciudadana de estar en el Estado si hacen de su capa un sayo y los no nacionalistas viven como los alemanes en Mallorca bienvenida sea la amabilidad y la seducción. Si se trata, en cambio, de que el sistema constitucional sea respetado, la ciudadanía como concepto político y la igualdad de derechos, aparecen los problemas de estos ilustres predemócratas y se niegan a colocar las banderas que representan todo eso. Se niegan, claro, a cumplir la ley que emana de esa realidad política. Este rechazo al sistema constitucional, que los nacionalistas quieren tapar con la ficción del victimismo, estás presente en el nacimiento mismo del PNV y, desgraciadamente y a pesar de tanto europeísmo de papel, sigue vigente hoy. Desde el sector más claramente proclive a la Gran Euskadi nacionalista construida de la mano de Batasuna, se le reprochaba hace poco al alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna que se negara a los esencialismos anacrónicos Y, como aviso para navegantes, se añadía que lo malvado son las tendencias centrípetas que han inspirado la historia política de España desde la Constitución de Cádiz Es evidente que el nacionalista de marras no se ha leído la Constitución de Cádiz pero intuye que allí está lo que no le gusta, en el comienzo de la historia constitucional de España. La capacidad de decidir del Pueblo Vasco (si tal cosa existe) que esta semana defendía por enésima vez Juan José Ibarretxe es precisamente eso, una fórmula para quedar al margen del sistema constitucional. Así que ya tenemos todo para las celebraciones: se vinieron abajo los espejismos y se izó el modelo del nacionalismo- -algo anterior a Cádiz- Una bandera constitucional estropearía la fiesta. Germán Yanke as cosas pasan a velocidad vertiginosa y es bueno porque los espejismos se disipan enseguida. ¿Quién no recuerda, en medio de los avatares del proceso e incluso cuando se vino al traste, los elogios socialistas no sólo a Josu Jon Imaz sino al PNV? Una contribución esencial, un ejemplo de respeto a la legalidad y a los principios democráticos, una muestra evidente de que el Acuerdo de Estella- -que propició las críticas al PNV de PP y PSOE en el Pacto Antiterrorista- -había quedado atrás. ¿Y quién puede olvidar que, al mismo tiempo, el PNV insistía, incluso más que el Gobierno, en que primero era la paz y luego la política? ¡Qué ejemplo! Y si el presidente del Gobierno vasco hablaba de convivencia amable con España, el del PNV regalaba los oídos de sus interlocutores en Madrid diciendo que su estrategia, en contra del enfrentamiento, era seducir a España Pero ahora las cosas son de otra manera. Son, de repente, como eran antes. Como son. Para quejarse, e incumplir, la normativa sobre el uso de las banderas en los edificios públicos que el Gobierno le ¿reclama? ¿recomienda? ¿suplica? el consejero de Interior vasco, Javier Balza, pretende plantear una contradicción: ahora las banderas y hace quince días, en Loyola, el PSOE hablaba con el PNV y con Batasuna de las relaciones con Navarra, las modificaciones estatutarias, el derecho de autodeterminación Una bofetada más al Gobierno socialista, como la que ya antes le había dado Imaz contando los entresijos del final de las reuniones, mientras la vicepresidenta Fernández de la Vega repetía, para salirse por la tangente, aquello de que no se ha pagado un precio político Pero, además, ¿qué demonios hacía el PNV hablando de todo eso, que es política- -o la degeneración de la política- -mientras cacareaba lo de que nada de política ahora, L El problema del nacionalismo vasco no es con España, sino con la España constitucional Imagen de la casa rural asturiana en la que Zapatero y su familia prolongarán las vacaciones hasta el día 30 de agosto PALOMA UCHA Zapatero alternará sus últimos días de descanso en Asturias con actos oficiales y mítines de precampaña S. E. MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que inició las vacaciones el pasado seis de agosto en el Parque Nacional de Doñana, concluirá su descanso estival en una casa rural asturiana, donde compaginará horas de reposo con diversos actos oficiales y mítines de precampaña. Así, el próximo viernes 24 asistirá al primer Consejo de Ministros tras el parón vacacional y al día siguiente participará en una almuerzo- mitin con militantes y simpatizantes del PSOE en La Fonsagrada (Lugo) El jefe del Ejecutivo estará aquí acompañado por el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, el líder de los socialistas gallegos y presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y el alcalde del municipio lucense, Argelio Fernández. Asimismo, para la última semana de agosto se espera que llegue a España en visita oficial el primer ministro marroquí, Driss Jettu, con quien podría entrevistarse Zapatero. Los vecinos de la comarca asturiana de Los Oscos dan por hecho que el presidente del Gobierno y su familia se hospedarán en una antigua casa de labranza de la localidad de San Eufemia, construida en 1850 y reformada por última en 2002. Con capacidad para alojar a cinco personas, en dos habitaciones dobles y una individual, su alquiler cuesta 85 euros al día en temporada alta, en régimen de solo alojamiento. Hasta el 30 de este mes, ya ocupada.