Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19- -8- -2007 11 UN SABIO DE LA ECONOMÍA GERMANA Más de cuarenta años dedicado al análisis académico, también ha sido asesor del Gobierno Federal alemán M. S. G. Nacido en Sevilla en 1940, Donges ama España y pasa aquí buena parte de su tiempo. Mientras tanto, en Alemania su currículo es tan extenso como su experiencia en el análisis. Licenciado en la Universidad de Saarbrücken (frontera con Francia) obtuvo su cátedra en 1989 por la Universidad de Colonia y su discurso pedagógico denota los años pasados en diversas instituciones académicas hasta llegar al Instituto de Política Económica de Colonia. Fue asesor del Gobierno Federal alemán de 1992 a 2002 y perteneció al Consejo de Expertos Económicos de Alemania (un órgano asesor a la Cancillería, homologable a la Oficina Económica de Moncloa) De 2000 a 2002 fue presidente de este consejo, conocido como el de los cinco sabios Fue uno de los responsables del Pacto de Estabilidad europeo, una serie de pautas a los países miembros anteriores a la entrada del euro. Juergen Donges, director del Instituto de Política Económica de la Universidad de Colonia jó medio punto el tipo primario de descuento, por lo que la tendencia ahora parece la contraria afectará a su conjunto. Pero en cuanto a la economía norteamericana en general no tengo demasiadas preocupaciones, porque tiene una capacidad clara para retomar la senda del crecimiento económico. mía norteamericana tiene mucho potencial para absorber choques, aunque sean tan específicos como la crisis hipotecaria que estamos viviendo. En el caso de Europa ya no sé si podría decir lo mismo. Aquí somos mucho más inflexibles para estas cosas. -Es importante que el BCE no cree ahora inseguridad adicional, dando a entender que no se toma en serio su mandato de velar por la inflación. En Europa la economía real funciona, tiene previsiones de acelerarse en el segundo semestre del año y no hay necesidad de dar un impulso a la situación con una bajada de tipos. El caso de Estados Unidos es diferente, porque la decisión de la Reserva Federal encaja perfectamente con la coyuntura norteamericana, que se encuentra en fase de desaceleración tras un ciclo expansivo. El problema hipotecario por sí solo no ha sido el motivo de la bajada. -Entonces, ¿no considera alarmantes algunos de los indicadores de la economía norteamericana? -En el sector inmobiliario se va a producir un ajuste que -A la crisis subprime también se une una crisis inmobiliaria, con niveles de construcción de nuevas viviendas desconocidos desde 1991. ¿Qué va a pasar en Estados Unidos? -No. La economía norteamericana tiene una capacidad clara para retomar la senda del crecimiento muy pronto. Es una economía que se diferencia de las europeas en que es muy flexible. Tiene unos mercados con pocas regulaciones, tan pocas que a veces fíjese lo que pasa. Tienen un mercado de trabajo muy dinámico, con una población activa que cambia de profesión con facilidad. Todo lo que en Europa se discute sobre liberalizar, desregular... en Estados Unidos ya se ha resuelto hace treinta años. Estoy seguro de que en 2008 seguirán tirando de la economía mundial junto a China y la India. La econo- -Es verdad que en Europa no hay hipotecas basura pero bancos europeos de importancia como Deutsche Bank, BBVA o Santander hacen negocio en Estados Unidos, aunque no sea con subprime y sólo por ello pueden contagiarse y puede surgir la incertidumbre. Yo creo que de ahí viene la preocupación del BCE, que ha querido dejar claro que, aunque la crisis haya tenido origen en el mercado norteamericano, los efectos contagio pueden producirse muy rápidamente, y más vale prevenir que curar. -Hablando de Europa, el BCE parece estar muy preocupado por la crisis a pesar de que las hipotecas subprime son marginales en el Viejo Continente -Bueno, todo lo que surge en la Bolsa es especulación. Tengo entendido que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, exige que se controle la especulación, pero yo no sé cómo lo haría, porque la Bolsa es eso precisamente. En la Bolsa se negocian expectativas, que son distintas para cada uno de nosotros. Si las cosas salen mal, siempre decimos que han sido los especuladores, pero si las cosas salen bien nadie se acuerda de ellos. En cuanto a la volatilidad a la que usted alude, pienso que es típica de una situación de gran incertidumbre en los mercados. Nadie sabe lo que va a pasar, si esto es un susto, una crisis de verano que los mercados arreglarán, o si la crisis podría ser un indicador de que el crecimiento económico global va a acabarse. La Bol- -Hablemos de las Bolsas. Están siendo protagonistas de la crisis, con fuertes caídas, pero también con días al alza. Sobre todo, sorprende la volatilidad del mercado. ¿Pura especulación? ¿Puede agravarse la crisis bursátil? sa es un indicador que se adelanta al futuro de las empresas y a la economía real, pero ahora mismo la incertidumbre produce los altibajos, que también se reflejan en los mercados de divisas. -Yo no le daría demasiada importancia a esto, sólo diría que no se lean los periódicos económicos de momento para no ponerse más nervioso. Con perdón, ¿eh? (se ríe) No, pero de momento la tendencia está dentro de lo normal, hay que ver los índices no sólo diarios, sino semanales y mensuales. Los únicos que tienen un problema son los que han comprado acciones con créditos y un vencimiento prefijado, que tienen que devolverlos a la fuerza vendiendo sus acciones en el peor momento de la situación. Pero el que no tenga que vender que se olvide del tema, y el que quiera arriesgarse, que aproveche un día con un buen desplome para invertir. Así es la Bolsa.