Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN DOMINGO 19 s 8 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: lectores abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Katia Ballano Göring GUERRA FRÍA Y NAFTALINA n lugardesumarsealprogreso, articular debidamente la maquinaria democrática y ofrecerle a la sociedad libertades, derechos y bienestar, Rusiaha optado por retroceder a la era de la Unión Soviética e insuflar aliento a la ya obsoleta guerra fría. La reacción de Estados Unidos ante la vuelta a los vuelos de bombarderos ha sido de cierta indiferencia. Según The Washington Post, fuentes oficiales de Washington reaccionaron fríamente. Desde luego no estamos en la postura en que estábamos con la que fue la Unión Soviética. Es una era diferente dijo el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack. Si Rusia se siente con ánimo para sacar algunas de esas aeronaves de entrelanaftalinay dejarles volar de nuevo, es su decisión Le Monde informó además de que estos últimos meses, militares occidentaleshan advertidounamayorfrecuenciadevuelosmilitares rusos. Enjulio, laRoyal Air Force envió varios cazas para interceptar dos Tu- 95 que habíanpenetradoen elespacio aéreo británicos También en Estados Unidos, según este diario, los radares americanos han detectado dos Tu- 95 a lo largo de la base americana de la isla de Guam, en el Océano Pacífico Las relaciones entreel Reino Unido y Rusia tampoco atraviesan por su mejor momento y menos desde la censura impuesta por Rusia a la BBC. The Times publicó ayer que la transmisión local del servicio ruso de la BBC fue interrumpida por ser considerada como propaganda extranjera El silenciamiento de las emisiones de BBC sigue una clara política fijada por Putin para acallar a medios independientes o críticos en Rusia En Alemania, Rusia pasa a un segundo plano ante la controversia generada por el hecho de que en la región bávara de Franken el tribunal administrativo correspondiente haya dado luz verde, aunque con matices, al acto conmemorativo del vigésimo aniversario de la muerte del nazi Rudolf Hess, organizado por el Partido Nacionalista Alemán, cuando en ninguna otra localidad alemana se ha permitido el acto. Según informaba Die Welt, este tribunal consideraba que no había suficientesindiciosdequelamanifestación anunciada estuviese dedicada a Hess. Sin embargo, los jueces dejaron claro que en caso de que sí lo estuviese podría ser disuelta inmediatamente E Realmente molesto con ABC se muestra MANUEL VIDAL FIGUEIRA, quien se identifica como agente forestal de Arcade, desde Pontevedra, por el tono de alguna de nuestras recientes crónicas en relación con los incendios de Canarias en este verano. Se me hace imposible leer en su periódico el artículo Pirómanos hay muchos sin dar un puñetazo encima de la mesa. Amparado en el anonimato, se calumnia sin ningún rubor a los agentes forestales, o guardas forestales, como escriben en ABC. Ustedes, al igual que el resto de la prensa, se han creído la falsa noticia de que un guarda forestal fue el autor del incendio de Gran Canaria. Salvo muy contadas excepciones, hicieron caso omiso de nuestras cartas de queja y de reparación del error. Una vez sembrada la semilla de la falsedad, ahora se dedican diversos jornaleros de la información a regarla con calumnias y arbitrariedades interpretativas. El daño causado a nuestra imagen institucional es ya irreparable. El bulo ha alcanzado dimensión internacional. El supuesto autor del citado incendio es un obrero contratado del paro, como vigilante de una torreta, para avisar si ve algún humo. Es un empleado en precario y sólo para los meses del verano. El 30 de septiembre se les acaba el contrato y punto. Hasta el año que viene. Ningún agente forestal es o ha sido pirómano a lo largo de los más de 130 años de historia profesional. Sí tenemos, en cambio, varios compañeros muertos en acto de servicio, quemados vivos por las llamas, los dos últimos en Guadalajara, Pedro Almansilla y Alberto Cemillán, aunque nos duelen por igual todos los trabajadores forestales fallecidos en los incendios. A ningún agente forestal le expira nunca ningún contrato ya que somos funcionarios públicos. Ningún agente forestal es temporero. Nuestra estabilidad profesional no depende de yesca, fogata o mente incendiaria alguna, sino al contrario, como funcionarios que somos, cuantos menos incendios tengamos, mejor vivimos. Es justo al revés de lo que ustedes dicen. Ni temporeros, ni precarios, ni pirómanos, ni enfermos mentales. Sí somos, para que ustedes lo archiven de una vez en el ordenador y no nos sigan difamando gratuitamente, la policía medioambiental de que disponen todas las comunidades autónomas. Les pediría que cuando tengan tiempo para reparar un poco el daño causado, hagan un reportaje del colectivo de agentes forestales. Se darán cuenta de lo equivocados que están con nuestro colectivo En idéntico sentido nos corrige RAFAEL VIDALLER: Un vigilante forestal es personal eventual contratado durante la temporada de incendios. No es lo mismo que un agente forestal, funcionario, agente de la autoridad, Y policía judicial según la Ley de Montes (salvo, de momento en Madrid) La redacción del artículo da una imagen inmerecida de un cuerpo de funcionarios ejemplar. Deberían rectificar Nuestra lectora CARMEN MARTÍNEZ GALLEGO se discrepa de la columna de Antonio Burgos titulada El Juli no anuncia relojes (8 de agosto) Sr. Burgos: desde el respeto que usted me merece, quisiera hacerle llegar mi disconformidad con su artículo. En primer lugar, el hecho de que El Juli sea buen torero (aunque no de mi gusto) no quiere decir que el resto no lo sea. Que El Juli viva de una forma determinada su vida privada no quiere decir que los demás toreros sean peores por llevar su vida de otra forma. Yo fui a Barcelona a la CORRIDA sí, con mayúsculas. Fue un gran acontecimiento taurino, y por qué no social, la vuelta de José Tomás (al que creo que usted denomina el hierático No le puedo negar que algunos fueron para dejarse ver, pero ese es su problema. No menosprecie a los que fuimos a ver el regreso del maestro, los que ahorramos para podernos permitir el pago de las entradas, el viaje, etcétera. Otros fueron a ver a Cayetano, no solamente sus preciosos ojos, sino su arte. Otros, a ver a Finito (los menos, no estuvo muy atinado Don Antonio, creo que su educación, cultura, buen estar y mejor saber le dan para hacer un artículo elogiando a El Juli sin que por ello menosprecie al resto de toreros. Ah! dos notas más- -añade la lectora- nunca he visto un anuncio de José Tomás, ni una exclusiva sobre su vida privada (sí es verdad que le han hecho algún reportaje, pero creo que no ha habido pago por medio) Y dos: hace unos ocho o nueve años, hubo un anuncio de un coche protagonizado por Julián López, El Juli. ¿Se pueden anunciar coches pero no hacer publicidad de relojes? Con todos mis respetos En el hermoso artículo de Juan Manuel de Prada sobre Miguel Ángel publicado el lunes 6 de agosto -nos corrige ENRIQUE CASTAÑOS- -se deslizaron dos errores. El primero, que sin duda es un lapsus, se refiere a que el artista florentino no esculpió el David con dieciséis años, sino que lo realizó entre 1501 y 1504. En segundo lugar, que la inconclusa Pietá de Nicodemo que se conserva en el Museo dell Opera del Duomo de Florencia, no fue terminada debido a que la muerte sorprendiera a su autor, que fue lo que le ocurrió con la Pietá Rondanini de Milán, sino debido a que Miguel Ángel la abandonó por defectos en la calidad de la piedra, queriendo incluso destruirla en un arrebato de furia No por errores, sino por el fondo de algunos artículos de Darío Valcárcel, discrepa PEDRO A. MARTÍN SÁNCHEZ: No salgo del estupor cada vez que leo sus artículos. Se supone que este periodista escribe de política exterior y nos viene ilustrando desde hace varios años en ABC sobre temas internacionales en general, con una fijación especialmente neurótica por George W. Bush Pero este señor nunca comenta nada de la política exterior de España, sobre todo teniendo en cuenta el giro de 180 grados que ésta ha dado desde el comienzo de la presente legislatura. Que España haya dado la espalda a la primera potencia del mundo, que sigamos una política con Cuba contraria a la de la gran mayoría de los países europeos, que por lo único que se nos conozca en el mundo últimamente sea por esa idea vacua y pueril de la alianza de civilizaciones y, por citar lo último entre otras cosas más, que nuestro ministro de Asuntos Exteriores no tenga reparos en entrevistarse con un reconocido líder terrorista de El Líbano, no parece que merezca el más mínimo comentario para el señor Valcárcel. Eso sí, no ocurre lo mismo cuando aparece en escena el señor Aznar, su otra fijación neurótica. Una virtud fundamental que debe caracterizar a un buen periodista es la independencia de criterio, al margen de sus muy respetables opiniones. Pero cuando gran parte de lo que se nos intenta transmitir está salpicado de sectarismo, por mención o por silencio, los supuestos conocimientos en la materia del periodista en cuestión pierden todo su valor Realmente me ha resultado muy interesante el artículo publicado en su periódico el día 11 de agosto, sobre los opus citatus, en el que ABC afirmaba: La de las Perseidas no es la única lluvia de estrellas fugaces del año; de hecho, con buenas condiciones lumínicas se pueden observar meteoros todos los días (una media de cinco a la hora) Cada día- -nos dice la lectora ANA ALTUBE- -podemos aprender nuevas cosas buenas que nos enriquecen. Sólo, permítanme un pequeño detalle de corrección: no son meteoros, aunque pesen dos toneladas. Son meteoritos. Los meteoros son la lluvia, el viento, el granizo, la nieve y todos los fenómenos de la naturaleza que estudia el instituto de meteorología. Esos sí son meteoros. Lo otro son meteoritos También son muchos los lectores que a diario nos transmiten su desazón por los defectos en la edición final de buena parte de las crónicas y artículos de ABC. Algunas de ellas son descuidadas en su estilo, otras aparecen repletas de erratas y algunas, incluso, -incide GABRIEL GÓMEZ- -con espantosas faltas de ortografía. Esmérense. En efecto, el valor de la palabra debe ser algo más que un lema para ustedes lectores abc. es