Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 40 GENTE SÁBADO 18- -8- -2007 ABC Robert Redford POR ANA ASENSIO s tan triste ver a todas esas damas del espectáculo con los rostros como clonados en el mismo tubo de ensayo... para mí, la belleza de una mujer está en su edad Con esta afirmación, más allá de parecer machista. Robert Redford parece querer plantarle cara al paso del tiempo. Una verdadera declaración El guapo más inteligente cumple 70 años de intenciones cuando acaba de cumplir hoy 70 años. Un tiempo que precisamente él ha sabido vivir intensamente a lo largo de su carrera cinematográfica en la que ha sido el rey indiscutible de muchísimas producciones y todo eso a pesar de haber llevado sobre sus espaldas el inconfundible sello de sex- symbol oficial de los años 60. Una etiqueta de la que le costó desprenderse, a pesar de su brillante trayectoria profesional, porque incluso a estas alturas de la vida, con su rostro ajado y lleno de profundas arrugas, no ha perdido parte de su atractivo físico y sigue encandilando, todavía, al público femenino con su masculinidad. Algo que no todo el mundo puede decir. Actor, director, productor, descubridor de nuevos talentos, valeroso defensor de un cine más independiente, Robert Redford lleva décadas converti- E do en un referente básico en la agitada historia de Hollywood. Y siempre, dando ejemplo de integridad y huyendo a todas luces del escándalo. Cuatro nominaciones al Oscar, una estatuilla al mejor director, un Oscar honorario, seis Globos de Oro y otras tres nominaciones, un premio BAFTA, fundador e impulsor del Festival de Sundance... Estos son sólo algunos logros de esta auténtica leyenda viva del Séptimo Arte, un hombre con fama de progre preocupado por el medio ambiente y demócrata declarado. Compartió cartel con Paul Newman en Dos hombres y un destino y El golpe con quien fue bandido y pícaro estafado; buceó entre los laberintos del poder en El candidato y le sacó los colores a la corrupta clase política en Todos los hombres del presidente Pero, a pesar de todo, le costó muchísimo deshacerse de la etiqueta de guapo oficial para ganarse, por méritos propios, la de icono de la historia del cine. Una vez conseguidos sus propósitos como intérptete, el incansable Redford se marcó nuevas metas. En 1980 se sentó detrás de la cámara para rodar Gente corriente su primer filme como realizador, y ganó el Oscar a la mejor película y al mejor director. Curiosamente, como actor no había conseguido ninguna estatuilla. Desde entonces ha ido intercalando sus apariciones delante y detrás de la cámara, con incursiones en el campo de la producción y volcándose en ayudar al cine independiente desde su centro de operaciones de Sundance, en el Estado de Utah, donde también tiene su rancho. Ama el cine y lo vive intensamente en todas sus facetas con cierta dosis de esquizofrenia que le hace genial: Como director, no me gustaría como actor. Y como actor, no me gustaría como director Robert Redford, el mito, acumula una carrera sembrada de éxitos y reconocimientos: nominado al Oscar como mejor actor por El golpe ganador de una estatuilla por Gente corriente y vuelto a nominar por la dirección de Quiz Show Redford recibió el Oscar Honorífico por el conjunto de su carrera en el año 2002. Un premio emblemático para un personaje mucho más que emblemático. Nuevos horizontes Actor, director, productor, descubridor de talentos y defensor del cine independiente, Robert Redford es más que un icono del cine EPA