Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 40 CULTURA Y ESPECTÁCULOS BIBLIOTECA DE ORO SÁBADO 18- -8- -2007 ABC Por la boca muere el ave Consiga mañana, con ABC, una nueva entrega de la colección Biblioteca de Oro, El loro chino o El criado chino por tan sólo un euro y el cupón del día LUIS CONDE- SALAZAR INFIESTA Dicen algunos especialistas que ciertas especies de loros australianos son capaces de imitar, con verdadero talento, cualquier clase de sonido. Incluido, claro está, el de la voz humana. Es el caso de Tony, un lorito de ficción con un pasado borrascoso que vivió largos años en la cantina de un mercante. Su propietario, el capitán de la nave, se lo regaló al millonario financiero P. J. Madden, residente en su rancho cercano a Eldorado, en pleno desierto de California (Estados Unidos) Éste, a su vez, se lo entregó a su criado, el enjuto chino Louie Wong, para que le hiciera compañía y así, a base de escuchar, el pajarito se hizo políglota. Madden está interesado en la compra del collar de perlas Phillimore, valorado en 300.000 dólares. La propietaria de esta joyita es Sally Philimore, heredera en su momento de la mayor fortuna de Honolulu (Hawai) pero arruinada ya. Sally pide ayuda a su antiguo amor de hace cuarenta años, Alexander Eden, joyero de San Francisco. Para el traslado de la pieza desde las paradisíacas islas al rancho de Madden, la mujer solicita los servicios de un antiguo criado de su mansión. ¿Quién? Nada más y nada menos que el más famoso detective chino de la Policía hawaiana, el orondo pesquisidor Charlie Chan, recitador impenitente de aforismos, sagaz como él solo y experto gastrónomo, que sale así de su marco natural de acción en esta novela, la segunda de las cinco que protagonizó y que no hizo si no aumentar la fama de su creador Earl Derr Biggers (1884- 1933) La muerte de Biggers no impidió que Chan siguiera con sus andanzas, puesto que Hollywood vio en él un filón para atraer a un público esponjoso de este tipo de historias en plena edad de oro del género. Chan protagonizó más de 50 películas y no tardó, tampoco, en dar el salto al cómic, a la televisión e incluso al teatro. Lo que en principio parece una entrega rutinaria (aunque no tanto, puesto que al no ser un tesoro muy conocido es fácil de colocar en el mercado negro, en caso de robo) va compli- Un momento de la ópera de Telemann El paciente de Sócrates FESTWOCHEN R. LARL Innsbruck POR JUAN ANTONIO LLORENTE La bigamia y Telemann C omo cada año desde que se puso al frente del Festival de Innsbruck en 1991, René Jacobs pone la guinda al gran pastel de la lírica veraniega. En esta ocasión ha vuelto los ojos a la ópera barroca alemana a través del compositor más fecundo de la historia, Telemann, eclipsado en el tiempo por sus contemporáneos y amigos Bach y Händel. Es la influencia de este último, la que anima en buena medida Der geduldige Sócrates (El paciente Sócrates) estrenada en la Ópera de Hamburgo, de la que Telemann acababa de ser nombrado director. En esta obra, la primera de su producción si exceptuamos su juvenil Adonis el compositor echa mano de ese sentido del humor que siempre le caracterizó para, con la ayuda de un libreto firmado por Johann Ulrich von König, inventar un encadenamiento de situaciones vodevilescas. Momentos hilarantes que encuentran sentido en las palabras de Sócrates an- te la propuesta del Senado de que cada ciudadano debe elegir dos esposas: El hombre que se casa con dos mujeres construye su propia cárcel La frase da pie a una sucesión de gags traducidos plásticamente en la producción del tándem compuesto por el británico Nigel Lowery y el iraní Amir Hosseinpour, conocidos por su polémico montaje en 2002 de Rinaldo Simetría en el planteamiento escénico repitiendo la estructura musical a su vez, con Telemann satisfaciendo al público germano con los recitativos a su gusto, al tiempo que introduce las arias da capo y los dúos más afines al temperamento italiano. Dos caras de Händel en una sola obra, salpicada en algunos momentos de evocaciones madrigalísticas de Monteverdi. Todo esto, en una mezcla lingüística, donde cohabitan el alemán y el italiano, sazonada con latinajos de los alumnos del filósofo, mientras este se pone a prueba soportando la lucha de sus dos mujeres para quedárselo cuando el Senado decida abolir la bigamia. No es la única simetría asimétrica Reproduciendo el esquema del trío central, las princesas Rodissette y Edronica lucharán por el amor de Melito y Antippo, mientras Nicia se dejará querer por dos hermanas gemelas. Momentos cómicos explotados al máximo que a la hora de elaborar los repartos requiere una habilidad que sólo Jacobs es capaz de afrontar, recurriendo a sus fieles acólitos- -Marcos Fink y Sunhae Im- -o sacando nuevas voces para incorporar a su cantera, como Daniel Jenz, brillante como Pitho. El coro del Festival dejó buen sabor de boca, mientras en el foso el grupo de especialistas de la Akademie für Alte Musik Berlin, fundada hace un cuarto de siglo por Jacobs, demostró su calidad insuperable en la música antigua. Más información sobre el festival: http: www. altemusik. at english in dex. php El caso es que en principio no hay cadáver, ni arma, ni móvil, ni asesinato. Al menos en apariencia cándose por momentos, al entrar en escena misteriosos personajes como el friolero Shaky Phill Maydorf, convertido en sombra del collar. Chan tendrá que acercarse hasta el rancho, no diremos cómo, y al llegar allí comienza a sospechar, con su habitual sensibilidad psíquica que se ha cometido un crimen. El caso es que no hay cadáver (salvo el del pobre Tony, que aparece muerto después de haber mantenido unas palabras con Chan) ni arma, ni móvil, ni asesinato. En apariencia. Sólo en apariencia. Tengan cuidado con lo que dicen en presencia de un loro australiano. Puede salirles muy caro.