Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18- -8- -2007 40 67 Bruce Springsteen POR MANUEL DE LA FUENTE osiblemente, El Jefe no podía elegir mejor día que el pasado jueves, aniversario de la muerte de Elvis cuando lo vi en la televisión supe que mi camino era el rock and roll ha comentado a menudo el músico) para anunciar lo que la afición esperaba, la edición de un nuevo álbum de estudio. Y no sólo eso. Porque además del estreno, de Se deja de gaitas y vuelve al rock roll P título Magic y previsto para el 2 de octubre, Bruce ha estado acompañado en la grabación por su banda, por la banda con mayúsculas, la E. Street Band. El disco ha sido grabado en Atlanta, bajo la supervisión de Brendan O Brien, quien ya produjera The rising último trabajo que Springsteen grabó con la banda. El nuevo disco consta de once canciones inéditas, de las que tan sólo se conoce el nombre. Sí se sabe, sin embargo, lo que ha comentado Jon Landau, manager y amigo íntimo de Bruce: Es un disco de una enorme energía rockera. Es un álbum muy entretenido y que tiene mucho que decir Por si alguien tiene curiosidad, este es el once de gala del nuevo Magic de Bruce: Radio Nowhere You ll Be Comin Down Livin in the Future Your Own Worst Enemy Gypsy Biker Girls in Their Summer Clothes I ll Work for Your Love Magic Last to Die Long Walk Home y Devil s Arcade. Como es habitual en las grabaciones de Springsteen, poco o nada se sabe de los detalles de estas nuevas piezas, pero sí parece totalmente claro que el Boss ha dejado las raíces (muy profundas, eso sí) de su disco dedicado a Pete Seeger y ha vuelto por donde solía, por donde siempre solió, a darle a la vieja Fender y a la tralla rockanrrolera vamos, que ha vuelto a ponerse fiero, tanto co- E. Street Band: los chicos de la banda Déjense de historias, de Stones, de faringitis y de cocoteros y lenguas de triple filo. Quien no haya visto en directo a Bruce al frente de la E. Street Band, está en pololos en esto del rock and roll, no ha visto de la misa la mitad, que se dice. Porque estos muchachotes (ahora rondando ya los sesenta) conforman una de las maquinarias mejor engrasadas y más afinadas, más contundentes pero también más emocionantes de la historia de la música popular, y eso que a priori, son muy, pero que muy distintos entre ellos. De la sutileza del pianista Roy Bittan al apabullamiento del saxo de Clarence Gran Hombre Clemons, pasando por el guitarrista (y Soprano de pro) Steve Miami Van Zandt y el temblor telúrico hecho baquetas de Max Weinberg. El bajista Gary Tallent, preciso y exacto como un reloj suizo, y los paisajes del teclista Danny Federici, ponen orden en esta formación a la que la guinda la pueden poner Nils Lofgren y sus seis cuerdas celestiales y, por supuesto, a los coros y si no está criando, la señora de Springsteen, Patti Scialfa. mo en la fotografía de aquí, al lado, que tampoco está mal para 57 tacazos camino de 58. De momento no hay fechas para la gira de presentación, pero parece que la habrá y es bastante probable que llegue a Europa a finales de noviembre y diciembre, aunque será una minigira que se verá ampliada en primavera. No obstante, los avispados de la revista norteamericana Rolling Stone (por algo la llaman la Biblia del Rock And Roll) sí han podido charlar con Brendan O Brien, el productor del álbum. O Brien ha señalado a la publicación que se reunieron en el propio cuarto de estar de Bruce y que allí éste le enseñó unas letras y le tocó algunas piezas a la guitarra. O Brien le ayudó en la selección, y las elegidas, las nacidas para correr a partir del 2 de octubre, se llevaron al Southern Studio de Atlanata en marzo. En ocho semanas estaban grabadas. Alguna incluso, como Long Walk Home una balada en la línea de My City In Ruins dejó impresionado a O Brien. Es una de las mejores canciones que he oído en mucho tiempo. Es triste, pero también está llena de esperanza El caso es que por el estudio acabaron pasando todos los chicos, Max Weinberg, Gary Tallent, Roy Bittan, Danny Federici, Steven Van Zandt y Nils Lofgren, que iban haciendo por separado sus aportaciones al álbum. El plato fuerte, claro, fue la llegada de Clarence Clemons. Según parece, O Brien describió sus sensaciones como estar ante un torrente musical que atraviesa el tiempo Y allí, confesó, se sintió sólo como a cheerleader ya saben, las chicas que animan los prolegómenos y los intermedios de los acontedimientos deportivos. Lo que daría más de uno por haver sido esa cheerleader Qué se le va a hacer. Lo cierto es que la E. Sreet Band ha levantado el hacha de guerra y Bruce Springsteen vuelve a ser el auténtico y genuino prisionero del rock and roll Bruce Springsteen y su vieja Fender: por fin el rock and roll está de vuelta ABC Más información sobre Bruce: http: www. stoneponyclub. com