Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL SÁBADO 18 s 8 s 2007 ABC Chávez provoca un terremoto político con su proyecto de reforma LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. La presentación del proyecto de reforma constitucional de Hugo Chávez ha provocado una fenomenal sacudida política jalonada de denuncias sobre corrupción. El proyecto se ha convertido en una especie de caja de Pandora, que impulsa al oficialismo a defender a capa y espada a su presidente y a la oposición a rechazarlo cueste lo que cueste. Los dos sectores se preparan para una campaña de cara al referéndum que se celebrará el 9 de diciembre. El chavismo cuenta con todos los poderes públicos y recursos para imponer la reforma mientras que la oposición no tiene más que el rechazo a la reforma como lazo de unión. La oposición venezolana es heterogénea, está atomizada y sufrió un descalabro en las elecciones de diciembre pasado cuando Chávez obtuvo el 62 por ciento de los votos. Para enfrentarse a Chávez, la oposición aún no se ha puesto de acuerdo sobre el modo y manera de las acciones que se van a tomar para apoyar el rechazo. Estas se integran en un amplio abanico que va desde lo más suave, como crear una Asamblea Constituyente, pasando por un no en las urnas, hasta el ruido de los sables por el descontento militar. Julio Borges, líder de Primero Justicia propone una Asamblea Constituyente, o en su defecto, desglosar los artículos que se van a modificar y no votarlos en bloque como pretende Chávez. Manuel Rosales, ex candidato de la oposición y líder de Un Nuevo Tiempo anuncia una estrategia de ataque pero no dice cuál. Su asistente, Omar Barboza, dijo a ABC que estudian cómo unir a la oposición. Eddie Ramírez, director de la ONG Gente del Petróleo opina que la rebaja de la jornada laboral a 36 horas es un caramelito de cianuro y Yoel Acosta Chirinos, compañero de armas de Chávez durante el golpe de 1992, dijo que si hay que tomar las armas habrá que hacerlo otra vez El padre José Palmar, director del diario Reporte Económico que se dice chavista, insta al presidente a erradicar la corrupción de Petróleo de Venezuela antes que reformar la constitución y considera que la corrupción que hunde a PDVSA puede hundir a Chávez. La izquierda mexicana busca definir su futuro anclada en el pasado MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) segunda fuerza parlamentaria en México y encarnación de la izquierda ortodoxa celebra su X Congreso Nacional Extraordinario en medio de la indefinición ideológica, la lucha entre sus clanes y bajo el peso inamovible de Andrés Manuel López Obrador, ex candidato a la jefatura del Estado que se pasea por el país como presidente legítimo El debate entre las dos principales corrientes perredistas debe resolver si el partido ejercerá la oposición por la senda institucional o al margen de los caminos democráticos. López Obrador, cuya presencia en el Congreso se hizo de rogar hasta el último minuto, acabó por ser el orador principal en la sesión de apertura. Su planteamiento parece inequívoco, al ratificar la decisión de no negociar con el Gobierno y cuestionar la función de las instituciones y de la Prensa. ¿No es cada vez más evidente que las instituciones han sido apartadas del mandato constitucional, que han sido tomadas, envilecidas y puestas al servicio de una minoría? Sería autodestructivo seguir apostando a la política tradicional aseguró. El político tabasqueño sostiene que sus adversarios quisieran que el PRD actuara como una izquierda legitimadora, (que) no es más que una derecha tímida y simuladora, y a cambio de toda esa ignominia nos darían el honorable título de izquierda moderna y hasta nos aplaudirían en sus medios de comunicación Hasta la fecha, esa actitud le ha servido al PRD para dilapidar los buenos resultados de las legislativas de 2006. Su participación en los procesos electorales locales celebrados desde entonces se saldan con estrepitosos fracasos en las urnas. Familias como el Movimiento por la Democracia y el Frente Político de Izquierda se han pronunciado por la radicalidad y la movilización social. Otros grupos, como Nueva Izquierda, Alternativa Democrática Nacional y Foro Nuevo Sol, insisten en que las reformas deben ser en el Congreso. Ambas facciones se disputan la presidencia del partido, a la que aspiran Alejandro Encinas (ex alcalde del Distrito Federal) y Jesús Ortega, quien parece contar con la mayoría. Uno de los heridos en las tareas de rescate, a su llegada ayer al hospital de Utah Valley EPA Maldición doble en Utah Un derrumbe adicional provoca tres muertos y media docena de heridos durante los intentos desesperados por rescatar a seis mineros atrapados desde el pasado 6 de agosto en las profundidades de una inestable mina de carbón PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. La mina del cañón Crandall, en Utah, se ha convertido en un lugar maldito por partida doble. El pasado 6 de agosto, media docena de mineros- -la mitad procedentes de México- -desaparecieron a seiscientos metros de profundidad entre las precarias galerías de este peligroso depósito subterráneo de carbón. Un repentino movimiento sísmico de 3.9 en la escala Richter, seguramente provocado por los trabajos en la propia explotación minera, empujó toneladas de rocas sobre la zona donde el grupo se encontraba trabajando. Automáticamente, se organizó una masiva operación de rescate con el desafío de abrir múltiples calas y túneles adicionales entre constantes temblores. Durante la noche del jueves al viernes, todos estos esfuerzos heroicos se han topado con un nuevo temblor y un derrumbamiento adicional que se ha cobrado la vida de tres miembros de una partida de rescate. Además de herir a otros seis, algunos de los cuales se encuentra en estado crítico. La tragedia, que ha obligado a paralizar buena parte de la operación de rescate a cargo de más de un centenar de veteranos, ha resultado devastadora para las familias de las víctimas pero también para las esperanzas de localizar con vida a los primeros mineros atrapados. Convertido en una especie de serial trágico para este verano, el accidente minero de Utah ha elevado al estatus de peculiar celebridad al copropietario y operador de la mina: Robert Murray. Con un tono de desafiante optimismo, este millonario de Ohio ha realizado ruedas de Prensa diarias explicando los complicados esfuerzos de rescate y las sucesivas calas sin éxito para detectar alguna señal de vida. Además de rechazar acusaciones de negligencia en la mina del cañón Crandall, explotada sin supervisión sindical. La doble tragedia también ha servido para ilustrar una vez más la gran dependencia de Estados Unidos del carbón para producir casi la mitad de todo su consumo eléctrico a un bajo coste. Con las minas más seguras y fáciles de operar ya agotadas, en la explotación de Utah se estaba utilizando una peligrosa técnica de derrumbes controlados. Este método de trabajo, conocido como minería de retirada, implica hacer caer gradualmente los techos de las galerías para facilitar la extracción de carbón. No por casualidad, la última columna que queda en pie en este tipo de operaciones es conocida en la jerga minera como el pilar suicida Aunque en general el trabajo de minería es peligroso, la técnica de retirada presentaría riesgos desproporcionados. Según estadísticas federales, estas tácticas arreisgadas facilitan un 10 de la producción de carbón pero también un 27 de los accidentes mortales. En junio, las autoridades federales dieron el visto bueno al uso de estas arriesgadas técnicas en la mina del cañón Crandall. Aunque el empresario Murray ha insistido en todo momento en que los mineros desaparecidos no estaban trabajando de esa forma y que el origen del primer siniestro ha sido un terremoto con sucesivas réplicas. Sin embargo, especialistas en sismología insisten en que toda la inestabilidad registrada es producto de la propia explotación minera. En cualquier caso, la Administración de Seguridad Minera ha abierto una investigación para comprobar si la empresa de Murray ha cumplido con todas las medidas de seguridad acordadas. En especial, después de que una inspección en marzo advirtiera sobre una serie de peligros estructurales. Militares descontentos Pérdidas electorales La tragedia ilustra la dependencia del carbón para producir la mitad del consumo eléctrico de EE. UU.