Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 18 s 8 s 2007 ABC AD LIBITUM ALGO MÁS QUE PUBLICIDAD L mayor de los méritos que pueden reconocérsele a Pere Navarro, director general de Tráfico, es su recia disposición para, a manera de bastión, impedir que los embates de la crítica suscitada por la siniestralidad de las carreteras españolas lleguen a salpicar al titular del Ministerio, Alfredo Pérez Rubalcaba. Así, gracias a su pétrea resistencia e incansable facundia, la opinión pública residencia la cuota de responsabilidad de la Administración del Estado en la génesis de unos cuantos millares de muertos anuales- -en la que también participa el Ministerio de Fomento- -en una tercera instancia de nuestra orgaM. MARTÍN nización ministerial. El FERRAND malo de la película realza la existencia del galán. Parece evidente que la mayoría de los muchos accidentes que se contabilizan en las carreteras, con una negra productividad de más de diez víctimas mortales cada día, se deben a malas prácticas de los conductores. La temeridad, natural o inducida por el alcohol y las drogas, es un elemento demasiado frecuente en tan detestable génesis mortuoria; pero, simultáneamente, observamos la ineficacia de las campañas publicitarias que tratan de atajar el mal, el lamentable estado de muchas de las vías en que se producen los siniestros, la perdurabilidad de los puntos negros en que suelen repetirse los accidentes, la señalización defectuosa, la reciente presencia de rádares y otros aparatos que sustituyen con desventaja la menor presencia de los agentes de la Guardia Civil y, en suma, una cascada de circunstancias que no permiten atribuir a los conductores desaprensivos la totalidad causal de tan acostumbrada mortandad. Rubalcaba, gran maestro en el arte de tirar piedras y esconder la mano, agazapado tras las recias espaldas de su fiel director general, no da la cara en el capítulo de su Departamento, en el que todo resulta más previsible y, en coordinación con Fomento, de más razonable solución y enmienda. Ahí tenemos, como botón de muestra de su ineficacia, el hecho de que más de mil conductores que han agotado ya su crédito de puntos continúen circulando con su carné en el bolsillo por gracia de la perezosa esclerosis que padece nuestra inmensa, costosísima y superpoblada máquina burocrática. Por muy creativas que sean las campañas publicitarias con las que el Ministerio del Interior y su DGT traten de escurrir el bulto y aliviar su responsabilidad en tanta muerte inútil, de poco servirá el gasto si no va precedido de una sólida educación vial que debiera comenzar en la escuela primaria y mantenerse, sin espasmos mediáticos y confusión pedagógica, hasta la mayoría de edad de todos los ciudadanos. Si a ello se le añade la eficacia de Fomento- -un imposible metafísico con titulares como Magdalena Álvarez- -y la vigilancia disuasoria, no recaudatoria, de una Guardia Civil mejor equipada y remunerada, habremos dado un paso de gigante en la solución de un problema que marca una orla de luto permanente en el mapa de España. EN FIN ¿EL PRINCIPIO DEL FIN? vértices del triángulo conservador que ha dominado la HORA sí, George W. Bush es definitivamente un política norteamericana desde el colapso del establish pato cojo El argot político americano suele ment demócrata liberal a finales de los sesenta, con los atribuir la condición de tal a los presidentes que paréntesis de Carter (1976- 1980) y Clinton (1992- 2000) El llegan a la segunda mitad de un segundo mandato. A ya ex asesor presidencial refleja más bien el pensamienesas alturas, sin posibilidad de reelección, el ocupante to de la derecha ultraconservadora del suroeste, primide la Casa Blanca deviene casi siempre en una figura tivamente religiosa, fanática de las armas de fuego y feirrelevante: ya se han celebrado las legislativas de merozmente opuesta a un gobierno fuerte. Como escribía dio mandato (midterm) y el partido calienta las caldeesta semana el corresponsal de The Times en ras para elegir a su sucesor. El presidente en ejerWashington, Rove creó la persona pública de cicio se convierte en un estorbo. Aunque el caBush, una mezcla de evangelismo, conservadurácter definitivo de pato cojo lo dará, en últirismo y lenguaje agresivo que ha caracterizado ma instancia, la personalidad del interfecto, la una era de dominio republicano que ahora salta capacidad de influencia sobre su partido que hahecha añicos por la guerra de Irak ya podido conservar y el grado de desgaste a que Los neoconservadores aborrecen de ese ulse haya visto sometida su popularidad en los traconservadurismo. Ellos proceden, en su matiempos precedentes. En ese sentido, a pesar de haber consumido dos mandatos, Ronald Reagan EDUARDO SAN yoría, de las exclusivas universidades del este, han trabajado en algún momento para el gobierno fue exactamente un pato cojo Clinton, sí. MARTÍN no y se distancian del evangelismo paranoico Más allá de las discusiones a las que pueda de los predicadores del sur. Son, eso sí, decididos antilidar lugar este juego metafórico, lo que ha dejado cojo de berales (en el sentido norteamericano del término libeverdad a Bush, pato o no, es la renuncia el lunes pasado ral) y han creído encontrar en el Bush posterior al 11- S de quien hasta ese momento ha sido su sombra; o su cereuna plataforma para poner en práctica un nuevo wilsobro. Karl Rove lo abandona, además, en un momento en nianismo intervencionista en política exterior (del todo el que los editorialistas de publicaciones tan confesadaopuesto a la tradición aislacionista republicana) en virmente republicanas como The Economist pronostican, tud del cual el destino manifiesto de la actual generaya sin tapujos, una victoria de la candidatura demócración de norteamericanos es propagar la democracia a tota en las elecciones de noviembre del año que viene. dos los pueblos del mundo, aún a su pesar. Sobre Rove, y la importancia de su presencia junto a El último vértice del triángulo son los republicanos Bush desde la primera campaña para gobernador de Temoderados de los ricos estados del oeste, representados jas (1993) se ha escrito suficiente en estos días. Convieen el pasado por Reagan y hoy, por Schwarzenegger. Son ne, sin embargo, deshacer alguna confusión sobre lo conservadores y anti gobierno federal, pero sensibles a que el asesor áulico del presidente ha significado en la las minorías y abiertos en temas sociales como el aborhistoria reciente del republicanismo porque ello ayudato, la investigación con células madre y las uniones horá, por extensión, a comprender la naturaleza de la coamosexuales. Esos son los elementos de una coalición helición conservadora que ha sostenido la presidencia de gemónica que puede estar llegando al final del ciclo. Lo Bush. cual no significa que, de la noche a la mañana, la sociePara empezar, Karl Rove no es un neocom, un térmidad americana vaya a dejar de ser sustancialmente más no que, con poca precisión, se suele atribuir a todo conservadora que las europeas. Los candidatos demóaquél que ha tenido alguna influencia en esta adminiscratas bien que lo saben. tración. Rove representa, no a ése, sino a otro de los tres E A -A mí el epicentro que me tiene conmocionado es el de la Bolsa de Nueva York.