Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17- -8- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 81 Así jugó el Atlético Leo Franco: sin calificar. Seitaridis: bien. Pablo: regular. Perea: bien. Pernía: regular. Maxi: bien. Maniche: notable. Raúl García: muy bien. Simao: regular. Agüero: bien. Forlán: notable. Reyes: regular. Luis García: regular. Jurado: sin calificar. El técnico: Javier Aguirre. Muy bien. Excelente el equipo en todos los aspectos: orden, sacrificio y disciplina, con muchas ideas. Lo mejor: Raúl García, bien acompañado de Maniche. Los dos de arriba, con Forlán apareciendo mucho, con gran calidad y talento. Lo peor: Poca cosa, quizás que Simao entró poco en juego. Así jugó el Vojvodina Kahriman: notable. Stosic: regular. Pekaric: regular. Duric: regular. Markovic: mal. Miroslav Milutinovic: mal. Kacar: mal. Popovic: mal. Tadic: mal. Buac: mal. Despotovic: regular. Smiljanic: regular. Trivunovic: mal. Milan Milutinovic: mal. El técnico: Milán Rajevac. Mal. Sin recursos. Inferior en todo. Lo mejor: El portero, espléndido. Lo peor: Sin medular ni ataque. Los jugadores del Atlético celebran el tanto de Maxi, que abrió la goleada rojiblanca EFE Sólidos argumentos de un Atlético muy brillante Los rojiblancos desarbolaron en la UEFA al Vojvodina con un fútbol de alto nivel dejando unas sensaciones excelentes de equipo nuevo y fresco JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Pinta Velázquez el Atlético. Es decir, muy bien, mejor que bien. Lo malo del Atlético es que es el Atlético y por muy bien que trace los compases iniciales de cada cuadro liguero nunca se sabe, igual le entra un tembleque y te mancha el lienzo de chapapote o de algo peor. Pero ayer no. Ayer todo fue diferente. Debió ser el que siete años después volvía a pisar césped europeo, o la venganza con sabor a moho ante el Vojvodina, viejo rival que casi siempre le pintó la cara o, simplemente, porque esta temporada el Atlético tiene muy buenos jugadores, que va a ser que sí. El caso es que todo fue mejor en los rojiblancos: la actitud, la presión, el compromiso, la fuerza y, sobre todo, el fútbol de verdad, que es lo que manda. Tuvo que ver mucha gente en eso, pero sobre todo, Maniche y Raúl García, un futbolista este espléndido, de largo recorrido y buena visión, un centrocampista nato de los que cada vez quedan menos. Junto al luso, rompió, asistió y desatascó el juego, montó un recital de aperturas y mucho fútbol interior para abastecer de balas de calibre a Agüero y Forlán. Buena pareja estos dos, rápidos, profundos, inquietantes. Cierto que delante no tenían al tío del saco, pero fueron sensacio- Atlético Vojvodina 3 0 Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Seitaridis, Pablo, Perea, Pernía; Maxi (Jurado, m. 81) Maniche, Raúl García, Simao (Reyes, m. 64) Agüero (Luis García, m. 75) y Forlán. Vojvodina (4- 4- 2) Kahriman; Stosic, Pekaric, Duric, Markovic; Miroslav Milutinovic, Kacar (Trivunovic, m. 66) Popovic (Milan Milutinovic, m. 79) Tadic; Buac (Smiljanic, m. 62) y Despotovic. Árbitro: C. Circhetta (Suiza) Tarjeta amarilla a Stosic, Seitaridis, Markovic, Raúl García. Roja a Miroslav Milutinovic en el 47 por doble amonestación. Goles: 1- 0, m. 36: Maxi. 2- 0, m. 61: Forlán. 3- 0, m. 69: Agüero. siempre, Maxi, en un pedazo de jugadón de Agüero, que parece que va a explotar en esta campaña, veloz y escurridizo cual ardilla. En plena caída visitante llegó Raúl García para mandar un pepinazo a la escuadra que sacó el bueno de Kahriman, porterazo, a una mano. Cuando se retiraron al vestuario, los rojiblancos, con un gol en la mochila, otro anulado injustamente a Forlán, y un ramillete de ocasiones, marchaban con los ojos enfebrecidos, brillantes, hambrientos, mientras que los serbios sudaban la gota gorda, más de miedo que de esfuerzo. La segunda parte probaba a los de Aguirre, tan dados ellos a relajarse y dejarse ir con el marcador a favor. Pero tampoco. Influyó, claro, que Miroslav Milutinovic midió mal en una entrada teniendo una tarjeta amarilla y dejó a los suyos con diez. Así que acoso y casi derribo que retardó Kahriman, que se midió con Maniche en paradas Lustre a la victoria nes de buen equipo, de fútbol vertical y veloz, un conjunto con carácter y convencimiento. Desde el primer momento se llevó por delante a los serbios, acuciados en todas las líneas y sin apenas salir de atrás. Pudo marcar Maniche, pero a la segunda lo hizo el de de todo tipo al cañoneo al que le sometió el portugués, pimpampum, te tiro por aquí, por allí y por todos lados con grandes paradas del arquero serbio. Pero era un ir sin vuelta. Al enésimo tiro de Maniche, el balón rebotado le llegó a Forlán y este no es de los que perdonan dos veces, ni una ni media. El segundo y punto casi final porque el Vojvodina tenía uno menos y muchos menos puntos en cuanto a fútbol se refiere. El resto fue una exhibición atlética con el rival hundido y el conjunto madrileño lanzado, arrollando sin piedad. El tercero cayó en una rosca brillante de Forlán que Agüero remató en plancha firmando la sentencia y dando lustre a la victoria, que elevaba al Atlético muchos enteros por encima de lo que se pensaba a priori. Con este tanto, el partido ya sí se vino abajo. El Atlético se dio por satisfecho, se vino un paso atrás y el Vojvodina se quedó, sin aliento, roto, sin nada que decir ni que hablar. La cosa quedó para nimiedades: ver el recibimiento a Reyes, que no fue malo, para ver la recuperación de Perea, Maniche y también de Seitaridis y, en general, para percibir que este Atlético es otro, o al menos eso parece, muy diferente y mejor, con físico, actitud y, sobre todo, muchas luces y argumentos.