Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO VIERNES 17 s 8 s 2007 ABC Descubren una cola de trece años luz en una vieja estrella Es la primera vez que se observa este fenómeno- -De la estela surgirán nuevos soles y sistemas planetarios J. M. NIEVES MADRID. Hace miles de millones de años, Mira fue una estrella muy parecida al sol que alumbraba nuestro planeta. Pero el paso del tiempo y las inexorables leyes de la evolución estelar hicieron de ella lo que es hoy, una gigante roja variable, un enorme globo de gas incandescente que pulsa periódicamente, hinchándose y deshinchándose, y que en ocasiones brilla tanto que, a pesar de la distancia a la que está de nosotros (casi cuatrocientos millones de años luz) puede observarse a simple vista. Mira es una de esas estrellas a las que, cerca de su final, le ha llegado el momento de desprenderse de buena parte del material de la que está hecha. Y de devolverlo al espacio formando a su alrededor halos brillantes de gas que los astrónomos llaman nebulosas planetarias Con el paso de millones de años, esos halos ardientes se irán disolviendo, haciendose más y más tenues hasta desaparecer por completo y dejar solo, desnudo, el corazón casi apagado de la estrella original. Es lo que nosotros conocemos como enanas blancas Mira, que forma parte de un sistema binario, es decir, que está unida a otra estrella en una danza gravitatoria sin fin, es conocida por los observadores del cielo desde hace ya 400 años. Por su brillo, su tamaño y su característica pulsación Pero nunca un instrumento hecho por el hombre había podido mostrar más detalles que un simple punto borroso en el cielo. Hasta ahora. Un grupo de astrónomos de la NASA, utilizando el telescopio espacial Galaxy Evolution Explorer, ha descubierto, detrás de Mira, una larguísima cola de materia desprendida, muy parecida, a simple vista, a la que arrastran los cometas cuando se acercan al Sol. Un cometa, sin embargo, no pasa de ser una simple roca helada, quizá de algunos centenares de metros, y Mira es toda una estrella gigante, muchas veces mayor que el Sol. La longitud de la cola se ha estimado en trece años luz (un año luz equivale a casi diez billones de km. lo que viene a ser lo mismo que multiplicar por 20.000 la distancia entre la Tierra y Plutón. Es la primera vez que se observa algo parecido en toda la historia de la Astronomía. Comparada con otras gigantes rojas, Mira se desplaza a una gran velocidad (cerca de 130 km. por segundo) y constituye, según la NASA, una oportunidad única para comprobar cómo, en las fases finales de su existencia, estrellas del tipo de nuestro sol mueren, sembrando tras de sí todo el material necesario para que se formen nuevas estrellas y sistemas planetarios. Nuevas estrellas y planetas Más de cuatrocientos años de incógnito El motivo de que la espectacular estela de Mira no se haya descubierto nunca, a pesar de que la estrella se viene observando periodicamente desde que fue descubierta en 1596, se debe al hecho de que solo brilla con luz ultravioleta. Y el Galaxy Evolution Explorer es un telescopio que, precisamente, ecruta el firmamento en esas longitudes de onda. Resulta emocionante- -afirma James Neill, uno de los investigadores- -encontrar una característicanueva y tan importante en un objeto tan conocido. Es justo del tipo de sorpresas que esperamos de este telescopio. Una vieja conocida Quedé conmocionado cuando pude ver por primera vez esta inesperada cola desprendiéndose de una estrella bien conocida por los astrónomos ha manifestado el astrónomo Christopher Martin, del Instituto de Tecnología de California, en Pasadena. Era asombroso comprobar cómo el eco de la enorme cola representa a escala interestelar un fenómeno parecido a la estela de un reactor o la estela de un fuera borda El descubrimiento aparece en el número de esta semana de la revista Nature En su largo recorrido, la cola de Mira desprende carbono, oxígeno y otros importantes elementos necesarios para la creación de nuevas estrellas, planetas y, posiblemente, vida. Los expertos han calculado que el fenómeno se lleva produciendo desde hace 30. 000 años. Imagen de Mira y su estela, facilitada por la NASA AP Más información sobre Mira: http: www. jpl. nasa. gov news new s. cfm? release 2007- 090