Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17- -8- -2007 40 Teatro 65 King, confundido con un vándalo al firmar sus novelas improvisadamente Se presentó en una librería de Alice y comenzó a garabatear en sus libros ABC SIDNEY. El escritor estadounidense Stephen King (1947) ha sido protagonista de una rocambolesca historia. El prolífico autor de novelas de terror fue confundido en una librería de Australia con un vándalo que garabateaba libros cuando en realidad firmaba autógrafos en sus propias novelas. Según informa la prensa autraliana, el incidente en el que se vio envuelto el popular novelista ocurrió en la localidad de Alice una población de unos 26.000 habitantes en el desierto del centro de Australia, muy conocida por el monolito aborigen de Uluru. Bev Ellis, encargada de la librería, se sorprendió cuando vio al supuesto vándalo Me encontraba en mi oficina cuando (King) entró y comenzó a firmar libros y uno de mis clientes pensó que estaba escribiendo en ellos declaró a la agencia de noticias Aap. Ellis salió para ver qué estaba ocurriendo, pero el autor de más de 200 libros y decenas de best sellers como Carrie o El cazador de sueños ya se había marchado. Cuando supieron de quién se trataba, la librería pidió disculpas al escritor, que se mostró amable y comprensivo con el incidente. Como señaló la encargada, no es normal que un autor de renombre entre en una tienda y se ponga a firmar ejemplares sin avisar. En compensación por el malentendido, la librería donará las ganancias de los seis libros que firmó Stephen King de su último título, La historia de Lisey (2006) a obras sociales y de caridad relacionadas con la literatura. Madrugada de cobardes Autor, director y escenógrafo: José Cabanach. Iluminación: Andrés Beladíez. Intérpretes: Juan Carlos Naya y Ángel Solo. Lugar: Teatro Fígaro. Madrid. Pecados acorazados JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Una propuesta escénica a la que, puestos a buscarle paralelismos, habría que recurrir a un ancestro ilustre: La huella estupenda pieza de Anthony Shaffer que subió a escena en España dirigida por Ricard Reguant e interpretada por Agustín González y Andoni Ferreño, y que los cinéfilos recordarán como la última película dirigida por el gran Joseph Leo Mankiewicz, con Laurence Olivier y Michael Caine. Aunque el argumento sea diferente, presentan una estructura semejante: dos personajes mantienen un pulso de poder de perspectivas cambiantes, una tensa situación en la que el suspense y la descarnada ironía pespuntean un diálogo marcado por las alternancias de proximidad y distancia, y por el cambio de la mano que sujeta el mango de la sartén. José Cabanach encierra en una sala acorazada de un banco a un supuesto ladrón y al guardia de seguridad. Un encuentro en la alta madrugada en que las motivaciones de uno y otro no son las que en principio cabría suponer. Los dos hombres hablan, el ladrón intenta dilatar la preceptiva llamada a la policía y el guardia parece alentar el juego, esa suerte de duelo entre dos personas pertenecientes a estamentos sociales diferentes y cuyos destinos coinciden en un escenario singular: una verdadera cámara de los secretos; así, las cajas de seguridad que van siendo abiertas revelan pecados inconfesables, conductas delictivas, miedos y ambiciones. El autor mantiene a buen nivel el termómetro de la intriga, da pistas, introduce factores que hacen variar la perspectiva de las fichas en el tablero y culmina como director un montaje bastante entretenido que tal vez ganaría si se acortara una miaja. En el plano interpretativo, un seguro y elegante Juan Carlos Naya y un eficaz y matizado Ángel Solo, ladrón y guardia, respectivamente, redondean el buen acabado de la representación. Una muy agradable propuesta teatral. El famoso escritor de novelas de terror Stephen King AFP El legado de Gabriela Mistral llega a tierra chilena ABC WASHINGTON. Chile ha recuperado el legado de una de sus compatriotas más destacadas, la poetisa y premio Nobel Gabriela Mistral (1889- 1957) Tras un largo viaje por carretera desde South Hadley (Massachusetts) las 105 cajas con manuscritos inéditos, correspondencia, libros, fotografías y recuerdos personales de la escritora, llegaron ayer a la embajada chilena en Washington. Estoy extremadamente contento porque el legado ya está en territorio chileno declaró el embajador de Chile, Mariano Fernández, que calificó la llegada como un gran día para su país. Fernández aseguró que este tipo de devoluciones son inusitadas y que los países como el nuestro no suelen recuperar sus patrimonios, más bien lo pierden Las cajas con el tesoro de la autora de Sonetos de la Muerte serán almacenados ga de Mistral, que se hizo cargo de sus pertenencias tras su muerte en 1957. Atkinson no pudo finalmente viajar con los preciados documentos, como era su deseo, pero planea viajar a Chile cuando el legado haya llegado a su lugar de destino. Ante los rumores de impugnación por parte de particulares o alguna institución estadounidense, el embajador aludió en su comunicado a la discreción, prudencia y eficacia para realizar este trabajo, evitando sabiamente los numerosos obstáculos que podrían haber impedido su culminación El próximo sábado llegará a la capital estadounidense el experto Pedro Pablo Zegers para inventariar y catalogar el legado de Lucila Godoy Alcayaga, el verdadero nombre de Gabriel Mistral. Aún no hay fecha definitiva para el traslado de los documentos a Chile. En Vicuña, ciudad natal de Mistral, esperan deseosos el legado. Dos funcionarios transportan las cajas con el legado de Mistral en una sala especialmente habilitada para su adecuada conservación y que ya se conoce entre el personal diplomático como Sala Gabriela Mistral El embajador leyó un comunicado ante la prensa en el que AP agradeció la colaboración de todas las personas que han hecho posible que Gabriela vuelva a casa especialmente a la albacea del legado, Doris Atkinson, sobrina y heredera de Doris Dana, la que fuera asistente y ami-