Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 DEPORTES JUEVES 16 s 8 s 2007 ABC El Madrid de los holandeses no tiene jugo En el último minuto, los de Schuster caen frente al Betis en el Carranza JULIÁN ÁVILA CÁDIZ. No pinta bien. Otra prueba que salió rana. Otra decepción inesperada. Y ya van cinco en esta pretemporada. El Madrid cayó con el Betis en el último suspiro, cuando había cambiado a Dudek por Casillas para buscar la final del Carranza en la tanda de penaltis. Un falta bien ejecutada por Kaffa mandó al equipo blanco a la lona cuando lo más justo hubiese sido el empate inicial. Schuster aprovechó el encuentro frente al Betis para medir el calibre de las incorporaciones holandesas DrentheSneijder- Van Nistelrooy. El resultado fue tan insulso como el juego. El planteamiento menos conservador del técnico, con Gago como único centro y con dos puntas como referencia para los centrocampistas, no rebasó la barrera del bostezo, pero se acercó lo suficiente como para que la grada se lo recriminase con una leve pitada a la media hora. Quedó aparcado el manido doble pivote pero no llegó el fútbol vistoso. El Madrid dispuso del balón y del campo pero se dejó las ideas en el vestuario. Tocó y tocó en las zonas que quería el Betis, pero cuando llegó la hora de acercarse a Ricardo nunca encontró los espacios. Lo intentó sin éxito por las bandas. Drenthe se esforzó, pero estuvo bastante desorientado, sobre todo porque su compañero Torres le complicó la vida sin Real Madrid Betis 0 1 Real Madrid (4- 4- 2) Casillas (Dudek, 90) Míchel Salgado, Pepe (Metzelder, 60) Cannavaro, Torres; Balboa (Robinho, 71) Gago, Sneijder (Guti, 71) Drenthe; Raúl (Soldado, 81) y Van Nistelrooy (Saviola, 60) Betis (4- 2- 3- 1) Ricardo; Ilic, Juanito, Nano, Babic (Vega, 75) Juande, Rivera; Odonkor (Caffa, 81) Sobis (Capi, 60) Mark González (Miguel Ángel, 87) y Pavone (Fernando, 64) Árbitro Lizondo Cortés. Amarilla a Van Nistelrooy y a Rivera. Goles: 0- 1, m. 93: Caffa. Drenthe controla el balón pese a la presión de Ilic necesidad. En la opuesta, Balboa y Salgado tampoco ofrecieron soluciones y todo el caudal de juego quedó condenado a caminar por el centro. Por esa zona a Gago se le hizo interminable la distancia entre Sneijder REUTERS Drenthe, desorientado y los delanteros hasta el punto que Pepe perdió un millón de balones en pelotazos, la mayoría sin sentido. Y cuando entraba el juego la nueva adquisición holandesa acababa ahogado en el embudo bético. El Madrid lo tuvo que poner todo porque el conjunto sevillano se limitó a esconderse con orden y disciplina en su campo para pillar al rival a la contra. Es el estilo que destila el sargento Cúper y que supieron interpretar sus jugadores al dedillo. El Betis fue un cerrojo imposible para los blancos. Tan coñazo fue la primera parte que Casillas vivió su noche tranquila. Ni un sobresalto antes de llegar al descanso (el la segunda salvó a su equipo de caer antes) Algo más de trabajo tuvo Ricardo. El meta portugués se vio inquietado en dos maniobras astutas de Van Nistelrooy. En la reanudación el baile de cambios fue incapaz de romper un partido manido.