Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 s 8 s 2007 CIENCIAyFUTURO 75 Una vista de México D. F. empañada por la contaminación, desde el volcán Ixtcihuatl AFP La contaminación urbana daña el corazón y frena el desarrollo pulmonar Dos estudios, realizados en México y en Taiwán, confirman los efectos de la polución en la salud de niños y jóvenes sanos MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El aire de las grandes ciudades enferma a niños y adultos sanos. Los primeros datos científicos que confirman este efecto en personas sanas se publican hoy en la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine Dos grupos demuestran el papel de la contaminación urbana para incrementar el riesgo cardiaco e impedir el correcto desarrollo pulmonar en los niños. Los estudios se basan en mediciones realizadas en dos de las urbes con mayores niveles de contaminación: México D. F. y Taiwán. El equipo, encabezado por la doctora Rosalba Rojas, del Instituto Nacional de Salud Pública de México, halló que la inhalación de ozono, micropartículas y dióxido de nitrógeno está asociada a problemas en el incremento de la capacidad pulmonar en niños en edad escolar. años) de 39 escuelas en diversos puntos de la Ciudad de México. Los niños fueron objeto de pruebas de capacidad pulmonar cada seis meses. Aunque no se puede establecer que este déficit sea irreversible, los especialistas señalan que estudios previos han reportado fallas de largo plazo en la función pulmonar asociadas con contaminantes aéreos En las conclusiones de su estudio, los científicos advierten de que el déficit en la función pulmonar puede elevar el riesgo de desarrollar enfermedades obstructoras de los pulmones más adelante en la vida, así como crecientes padecimientos cardiovasculares y mortalidad general Ante lo cual, los analistas demandan medidas más estrictas para controlar la contaminación del aire en el Valle de México. En una entrevista con El Universal la doctora Rojas subrayó que esta investigación se realizó entre 1996 y 2002 y que, a pesar de que los niveles promedio de contaminación han disminuido en el último lustro, aún presentan riesgos para la salud Otra de las especialistas que ha elaborado el informe, Isabelle Romieu, destaca que esas carencias en el desarrollo de la función pulmonar aumentan el riesgo de enfermedades crónicas cuando los niños se hacen adultos, así como una mayor mortalidad cardiovascular. La investigación no logró determinar el mecanismo de la contaminación que afecta al desarrollo pulmonar, aunque otros estudios han señalado diferencias morfológicas vinculadas a la exposición al ozono. En Taiwán, el efecto de la contaminación se midió en 76 estudiantes sanos. A todos se les tomó muestras de sangre y se les hizo un electrocardiograma mensual entre los meses de abril, mayo y junio de 2004 y 2005. Los investigadores descubrieron que los aumentos significativos de todos los índices de riesgo cardiovascular estaban asociados con una mayor exposición a las partículas contaminantes. Chang- Chuan Chan, autor principal del estudio concluye que el trabajo proporciona evidencias de que la polución del aire urbano está asociada con la inflamación sistémica, el estrés oxidativo, los defectos del sistema fibrinolítico, la activación de la coagulación sanguínea y alteraciones en el sistema nervioso autonómico en jóvenes sanos Todos, indicadores clave del riesgo cardiovascular. Estrés oxidativo Más información: www. burnham. org El virus del sida impide el nacimiento de nuevas neuronas ABC MADRID. Un problema añadido a la infección del virus del sida es el deterioro cognitivo que padecen algunas personas infectadas. El VIH se introduce en el cerebro y afecta a la capacidad de aprendizaje y de memoria, sin que los tratamientos actuales puedan remediarlo. Cómo lo consigue este complejo virus es aún un misterio, aunque científicos de la Universidad de California (EE. UU. creen haber desentrañado parte del secreto. En la revista Cell Stem Cell cuentan cómo el VIH se las ingenia para dañar el cerebro. Lo hace de dos maneras: aniquila las células cerebrales maduras y evita el nacimiento de nuevas células nerviosas. Los investigadores estadounidenses comprobaron que el VIH interrumpe la replicación de células madre en el cerebro adulto, para evitar la formación de nuevas neuronas o células nerviosas. El mecanismo molecular que inhibe la proliferación de células madre podría ser, además, el mismo implicado en otras enfermedades neurodegenerativas. Es la primera vez que comprobamos que un virus tiene capacidad para dañar células madre escribe Stuart Lipton, uno de los autores de la investigación. El virus da un golpe doble al cerebro: primero lo daña y después impide que se reparen los daños. Entre un 30 y un 40 de las personas con sida sólo sufren trastornos cognitivos leves. Pero en muchos casos es suficiente para deteriorar las actividades, habilidades laborales y el cuidado personal. Trastornos leves El efecto del tráfico Aunque no podemos identificar fuentes específicas, el efecto probablemente se debe a los gases producidos por los vehículos señala el informe recogido por varios diarios capitalinos. La investigación se realizó en más de tres mil alumnos (con un promedio de edad de 8 Más información sobre la investigación: www. ajrccm. atsjournals. org