Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16- -8- -2007 40 65 los cómics y se transforman en iconos de belleza con una curiosa dimensión mítica. Este sería el caso Barbarella, creada por el francés Jean- Claude Forest, o Valentina, por el italiano Guido Crepax. El mundo del cómic underground norteamericano abre un espacio experimental para las mujeres creadoras a partir de la década de los setenta. Surgen personajes rodeados de reflexiones gráficas que forman parte de la vertiente autobiográfica. Figuras como Aline Kominsky, Trina Robbins, Roberta Gregory, Diane Noomin o Doris Seda establecen nuevos códigos expresivos autobiográficos que marcarán a las nuevas generaciones de autoras, entre las que destacarán la canadiense Julie Doucet o la norteamericana Phoebe Gloeckner. El cómic alternativo americano nace en torno a la ficción gráfica de los personajes feme- Arriba, una viñeta de Gilbert Hernández. Abajo, portada de un volumen de Maitena En España, uno de los personajes femeninos clave fue la criada Petra, aparecida en el año 1954 ninos de la serie Love and Rockets creada en 1981 por Los Hermanos Hernández. Por un lado, Gilbert Hernández construye sus historias en torno al matriarcado de Luba en el pueblo de Palomar, un lugar situado en la costa del Pacífico cerca de la frontera con Estados Unidos. Jaime, en cambio, enfoca sus historias alrededor de un grupo de amigas, entre las que destacan Maggie y Hopey, en el contexto de la comunidad latina de Los Ángeles. Los cómics de estos dos hermanos tuvieron un gran impacto en Estados Unidos porque desarrollaban personajes femeninos muy intensos y representaban a la comunidad latina e hispannoamericana. El lector medio estaba acostumbrado al héroe masculino anglosajón, o al cómic underground autobiográfico, por lo que Love and Rockets significó descubrir otras vertientes grafico- narrativas en torno a la ficción. Nuevas generaciones de dibujantes americanas, como Jessica Abel o Megan Nelson, seguirán el modelo de ficción gráfica de los hermanos Hernández, creando historias donde los personajes femeninos son protagonistas. Paralelo al mundo de la ficción, las biografías siguen teniendo fuerza en el mercado de los cómics para adultos. Ángel de la Calle elaboró en dos volúmenes una biografía con toques muy personales de la fotógrafa Tina Modotti. Por otra parte, Marjane Satrapi, la autora iraní residente en Francia, continúa la tradición autobiográfica publicando la serie Persépolis con L Association. Sus cómics narran su difícil niñez en Irán con todos los conflictos políticos y religiosos de los setenta y ochenta, y su marcha a Austria sola siendo una adolescente. Después de Persépolis aparecerá su libro Broderies que se centra en el universo femeni- Biografías no de su abuela y sus amigas. La feminidad cotidiana y la realidad de la mujer es un tema que tiene cada vez más repercusión. La creadora argentina Maitena, a través de sus viñetas de prensa, que se recopilarán en los volúmenes de las series Mujeres alteradas y Superadas ha desarrollado nuevos espacios para el humor donde la mujer es la gran protagonista. Maitena ofrece una perspectiva plenamente femenina capaz de conectar con todo tipo de lectores. El rostro femenino de los cómics, no sólo abarca la feminidad de sus personajes, sino que también incluye la creatividad de nuevas autoras que reivindican su ideología y hablan abiertamente de su sexualidad, como sería el caso de Alison Bechdel y el lesbianismo. Hay, por lo tanto, un mayor enriquecimiento del medio que ha sabido reforzar lo femenino abriendo los márgenes narrativos y gráficos hacia una multiplicidad expresiva donde los personajes proyectan nuevas identidades.