Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 s 8 s 2007 MADRID 39 La compañía de danza china Legend Lin Dance Theatre durante la presentación de su espectáculo Miroirs de Vie Una quietud inquietante Llega a Madrid Miroirs de Vie de la compañía de danza china Legend Lin Dance Theatre, dentro del ciclo de los Veranos de la Villa POR LUIS MIGUEL GÓMEZ FOTOS SIGEFREDO MADRID. Oriente y Occidente. Dos mundos, dos culturas. Distintas filosofías y concepciones del mundo, fascinantes ambas. La noche de Madrid se asoma al Lejano Oriente, a su magia y misterio a través de la danza. El Patio del Conde Duque será el escenario (desde hoy y hasta el próximo día 19 de agosto, a las 22.00; entradas de 20 a 35 en el que la compañía de danza china Legend Lin Dance Theatre exprese con sus cuerpos un mundo de sensaciones. La compañía de la coreógrafa taiwanesa Lee- Chen Lin (1950) presenta el espectáculo Miroirs de Vie Espejos de vida con la que pretende mostrar al mundo las tradiciones, el espíritu y la cultura de su país natal. Su montaje nos acerca no sólo por las celebraciones, rituales y ofrendas ceremoniosas, sino también por el teatro que ha llegado hasta nosotros de generación en generación, las melodías de un remoto pasado comenta la coreógrafa. Tradición y modernidad, ritos ancestrales para el siglo XXI. A través del bello lenguaje del cuerpo humano, Miroirs de Vie se centra en la ceremonia del Jiao, un rito taoísta celebrado al aire libre en el que los espíritus de los muertos que aún no han sido atendidos por los dioses tienen la posibilidad de volver temporalmente al mundo de los vivos. Con el Jiao, el alma se purifica y la mente se libera, se repele a los espíritus malignos y se atrae a la suerte. Para Lee- Chen Lin el hombre entra en armonía con sus semejantes y su entorno. Destaca el personaje de Matsu, la diosa del mar, interpretado por una delicada bailarina de tan sólo 40 kilos que soporta un vestuario con un peso idéntico, diseñado por Tim Yip, nominado a un Oscar por el vestuario de la película Tigre y Dragón Solemne sobre el escenario, Matsu preside un espectáculo convertido en poesía en movimiento. La lentitud de la coreo- grafía provoca en el espectador un efecto turbador. Para la promotora Pilar Izaguirre es esa quietud inquietante lo que más interés provoca en Occidente, debido al acelerado ritmo de vida. Según Izaguirre, en Miroirs de Vie nos introducimos en un mundo de paredes transparentes, donde te invade el silencio El movimiento no se ve, se siente. Junto a esos movimientos espirituales, imperceptibles, en la escena se juega con elementos vivos en ese mundo de muertos, como el fuego o el acercamiento a la tierra. Intentamos mostrar los cambios que podemos experimentar a lo largo de la vida señaló la directora de la compañía. Con una larga trayectoria es su país, Lee- Chen Lee y su compañía se han ido ganando el reconocimiento de la crítica y del público en los circuitos internacionales. En 1998, triunfó con Miroirs de Vie en el Festival de Avignon, y en año 2000 obtuvo el Premio del Público en la Bienal de la Danza de Lyon con el espectáculo Himno a las flores que se marchitan con el que visitó por primera vez nuestro país en 2001. Para los artistas el escenario es un lugar sagrado. A estas horas, Madame Lin y su compañía purifican el patio del Conde Duque. Que los buenos espíritus les sean favorables. La diosa Matsu, uno de los roles principales del rito taoísta Jiao Más información: www. esmadrid. com veranosdelavilla