Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 INTERNACIONAL Espectacular ajuste de cuentas de la mafia calabresa JUEVES 16 s 8 s 2007 ABC Alfonso Rojo ADORANDO AL DIABLO quí, políticos y periodistas incluidos, el personal sigue en el tostadero y la única noticia parece ser el tono macarra con que la ministra Maleni responde a quienes critican la ineficacia de Fomento, pero la cosa está que arde en el mundo. En sentido literal. Dicen los expertos en comunicación que, de cara a la próxima década, sólo hay dos grandes temas: la incorporación de China a la economía mundial y el terrorismo islámico. Respecto al primer asunto ya tenemos claro que será un fenómeno apacible. Si la gasolina está por las nubes, no es porque haya turbulencias en Medio Oriente, sino porque los chinos han descubierto el coche y son más de mil millones. Lo mismo sucede con un amplio rosario de materias primas y eso no es todo. El planeta está inundado de juguetes Made in China decorados con pintura contaminada con plomo o con imanes susceptibles de ser tragados por nuestros hijos. Si los chinos meten eso en los juguetes infantiles, que no pondrán en camisetas, televisores y perfumes. En cualquier caso, el peligro amarillo no es nada al lado de lo que representa el fanatismo islámico. El horror del 11- M parece algo lejano, una especie de mal sueño y sin embargo el riesgo sigue ahí. Hace tres días, en Indonesia, una inmensa muchedumbre reclamó un Califato que incluya a España. Hace dos, en Irak, cuatro terroristas suicidas a bordo de camiones cargados de gasolina masacraron a tres centenares de vecinos de la comunidad yazidí. Los muertos pertenecen a una secta mayoritariamente kurda que adora al ángel Melek Taus, al que algunos musulmanes consideran el Demonio. Ayer en Kabul los fanáticos islámicos asesinaron a tres policías alemanes. Afirma The New York Times en un sesudo y documentado artículo, que las cosas van mal en Afganistán porque Bush se ha distraído con Irak. Y son legión quienes sostienen que Bush no se debería haber metido en Irak. No estoy de acuerdo. El error no fue derrocar a Sadam o expulsar a los talibán. El fallo ha sido creer que esa parte del mundo tiene arreglo. A Dos agentes policiales alemanes, ayer junto a los cadáveres de dos de los seis italianos hallados muertos en Duisburg AP Seis asesinatos en una brutal vendetta de la mafia calabresa en Alemania Las ejecuciones están relacionadas con la lucha de poder dentro de la banda criminal Ndrangheta, que aspira a cobrar protagonismo a costa de la mafia siciliana RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Seis cadáveres, de entre 16 y 39 años, con la cabezas agujereadas constituyen la marca comercial dejada en el valle del Ruhr, en el oeste de Alemania, por una de las organizaciones criminales más temidas en Europa: la calabresa Ndrangheta. No se mata así por una simple venganza sino para afirmar tu poder explicó desde Roma el fiscal especial antimafia Alberto Cisterna. No se trata sólo del clan que está tras esto, sino la propia organización Ndrangheta la que demuestra una fuerza y una capacidad intimidatoria muy preocupantes Las dos partes implicadas en los hechos pertenecerían a sendos clanes de dicha organización enfrentados en la ciudad italiana de San Luca desde los años 90. Fuentes policiales precisaron que la discordia territorial ha producido 11 asesinatos en los últimos ocho meses. Según el jefe de la investigación local, Heinz Sprenger, las víctimas, de origen italiano, celebraban en la pizzería Da Bruno el 18 cumpleaños de una de las víctimas, Tommaso Venturi, cuyos nombres fueron dados sólo con iniciales por la Policía, siguiendo la normativa alemana, pero han sido publicados por la agencia italiana Ansa. Son, además del citado: Francesco Pergola, Marco Pergola, Marco Marmo y Sebastiano Strangio. Fueron hallados con las primeras luces del día en el interior de dos vehículos, aparcados junto a la estación de Duisburg. Dentro de uno de los coches, encharcado de sangre, una de las víctimas aún respiraba cuando fueron encontrados, pero falleció mientras las ambulancias de urgencias intentaban reanimarlo, explicó Sprenger, quien tras enumerar los agujeros de bala en las cabezas de las víctimas habló de lo que parece una ejecución Tres de los interfectos residían en Duisburg, que es sede de una importante colonia italiana desde los años 50, otro era vecino de la cercana Mülheim, mientras otros dos eran visitantes allegados, procedentes de Italia. Todos, sin embargo, tenían orígenes en la agreste región calabresa, donde Ndrangheta se inició como una organización rural clandestina, en el siglo XIX, con progresivo acento en el bandidaje montañés. Tras la II Guerra Mundial, sin embargo, empezó a evolucionar hacia variadas formas de extorsión, secuestro, asesinato y, en las últimas décadas, tráfico de estupefacientes. A diferencia de la estructura piramidal de la mafia, según los expertos, Ndrangheta está organizada en numerosos pequeños clanes familiares con lealtades de sangre cimentadas a base de matrimonios arreglados e intercalados. La emigración, particularmente a Alemania tras el convenio laboral de 1955, así como a Canadá y a Australia, ha extendido fuera de las fronteras los lazos y costumbres de la organización, que hasta ahora cuidaba su discreción. Al parecer, la batalla policial en Italia desde los años 90 contra la mafia siciliana, que dio finalmente con el capo máximo en la cárcel el pasado año, ha convertido ahora a Ndrangheta en una de las mayores organizaciones de tráfico de drogas en Europa, vinculada directamente con los narcos colombianos, según especificaron ayer fuentes de la investigación. Parece que los habíamos subestimado dijo a la RAI el vicepresidente de la comisión parlamentaria antimafia, Giuseppe Lumia. El ministro del ramo agregó que la presencia de Ndrangheta en Alemania era conocida, pero lo que carece absolutamente de precedentes es que estos asesinatos tuvieran lugar, no sólo fuera de la región, sino más allá de Italia La radio italiana reseñaba ayer que las desavenencias en el seno de Ndrangheta comenzaron durante una pelea entre asistentes a un carnaval, en 1991, que se habría prolongado y deteriorado hasta extremos visibles en la década siguiente. Mafia y clanes familiares Los interfectos fueron hallados al amanecer en el interior de dos vehículos, junto a la estación de Duisburg