Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 s 8 s 2007 ESPAÑA 21 El carné por puntos no logra frenar la sangría en las carreteras: 60 muertos en el puente En 2006 (con un día menos de operación de tráfico) murieron 43 personas s Son ya 1.655 los conductores que han perdido su carné al quedarse sin puntos A. LARDIÉS MADRID. El puente del 15 de agosto de este año ha sido trágico en las carreteras españolas. Sesenta personas han fallecido en accidentes de tráfico desde el pasado viernes, lo que supone un fuerte incremento respecto a lo ocurrido en el mismo puente del año pasado- -que duró un día menos- en el que perdieron la vida en accidentes de tráfico 43 personas. El carné por puntos, cuya efectividad fue incuestionable en los primeros meses de su entrada en vigor, parece haber tocado fondo en cuanta a su efectividad. Según datos oficiales de la Dirección General de Tráfico, el pasado fin de semana perecieron 37 personas. Además, entre las tres de la tarde del martes y las ocho de la tarde de ayer (lo que Tráfico considera segunda parte de la operación fallecieron otras 10. Y a esas 47 víctimas hay que sumarles las personas muertas en las carreteras entre el lunes- -diez, de las cuales 5 perecieron en el accidente de autobús de Jaén- -y la mañana del martes- -otras tres- La DGT arguye que la operación salida del año pasado no es comparable con lo ocurrido estos días, puesto que en esta ocasión la operación salida se ha dividido en tres fases: el pasado fin de semana (con 37 muertos) el martes y el miércoles (con 10 muertos hasta las ocho de la tarde ayer) y el próximo fin de semana. En cualquier caso, lo cierto es que el año pasado murieron 43 personas y este año, con sólo un día más de periodo festivo, 60 personas se han dejado la vida en el asfalto. Los accidentes más graves han sido el citado siniestro de Jaén y el choque frontal que se produjo en Pontevedra el martes en el que murieron los cuatro miembros de una familia. En medio de este negro panorama, la Dirección General de Tráfico (DGT) presentó ayer el saldo del número de conductores que han perdido su carné desde que se puso en marcha- -hace 13 meses- -el permiso por puntos. Son 1.655 los conductores que han perdido o van Un joven ebrio embiste a ocho personas en Almería Un joven de 18 años, que dio positivo en el control de alcoholemia, atropelló ayer a ocho personas que resultaron heridas leves en la barriada almeriense de Cabo de Gata, informa Efe. Los hechos sucedieron pasadas las cuatro de la madrugada en el recinto ferial de Cabo de Gata (Almertía) donde había muchas personas disfrutando de la fiesta. Hasta el lugar de los hechos se desplazó la Guardia Civil de Tráfico, que practicó la prueba de alcoholemia al joven conductor, que dio positivo, ya que sobrepasaba levemente los límites permitidos. La agresiva campaña, en inglés y castellano, de los paneles de la DGT tampoco surte efecto a perder en fechas próximas su carné de conducir tras haberse quedado sin saldo de puntos, y la DGT ya ha hecho saber por carta a otros 75.915 que se han quedado sin la mitad de sus créditos. De esos 1.655 conductores, a 551 ya se les ha retirado el carné y al resto- -1.104- -se les está tramitando la retirada en este momento. Todos ellos- -cada grupo a su tiempo- -estarán seis meses sin conducir, harán un curso de 24 horas sobre seguridad vial y tendrán que volver a examinarse y aprobar para recuperar su licencia, según informa Efe. Desde el 1 de julio de 2006, Tráfico ha gestionado 443.568 expedientes por infracciones cometidas por 424.386 conductores, que han supuesto la pérdida de 1.412.458 puntos. La mayor parte de estas sanciones se EFE Dos ancianos murieron ayer en Montijo (Badajoz) atropellados por un coche que se dio a la fuga han producido por circular a una velocidad superior a la establecida (40,6 por ciento) conducir sin utilizar el cinturón de seguridad o el casco (14,8) utilizar el móvil (11,6) y conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida (10 Más información sobre la Seguridad Vial en la web de la Dirección General de Tráfico: http: www. dgt. es Un infarto horas antes de entrar a trabajar puede ser accidente laboral N. COLLI MADRID. Sufrir un infarto horas antes de que comience la jornada de trabajo puede ser considerado accidente laboral. Así lo tiene establecido la jurisprudencia de la Sala Social del Tribunal Supremo, que se ha visto aún más consolidada con una sentencia dictada el pasado mes de junio y de la que ha sido ponente el magistrado Jesús Souto. Con ella se revoca una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Los hechos son los siguientes: José Miguel P. C. de 49 años, se levantó el 4 de agosto de 2003 con un dolor en el pecho. Como cada día, se fue a trabajar y, a las siete de la mañana, hizo entrega de material de obra en una empresa cliente. Al terminar, y como su malestar no remitía, decidió acudir al servicio de urgencias del Hospital Clínico, donde el dolor le desapareció al serle suministrada cafinitrina. Pese a ello, quedó ingresado a las ocho menos diez horas. No se reincorporó a su puesto de trabajo como comercial hasta el 27 de febrero de 2004, casi siete meses después. Según el diagnóstico médico, había sufrido un infarto agudo de miocardio posteroinferior El trabajador reclamó que se reconociera su enfermedad como accidente laboral, algo que rechazaron tanto Maz Mutua (la aseguradora contratada por la empresa para la que trabaja José Miguel) que alegó que la crisis cardiaca comenzó antes de que entrara a trabajar, como el Instituto Nacional de la Seguridad Social. En la vía judicial, el Juzgado de lo Social estimó sus pretensiones, pero el TSJ aragonés le quitó la razón. Planteado un recurso para unificación de doctrina ante el Tribunal Supremo, su Sala de lo Social vuelve a declarar el carácter de accidente laboral del infarto sufrido por el deman- Balance del carné por puntos dante. Y ello porque el Tribunal Superior de Justicia no acreditó de manera suficiente la ausencia total de relación entre la actividad profesional de José Miguel y su actividad profesional. El Supremo recuerda que hay que tener en cuenta dos elementos: de un lado, que el esfuerzo de trabajo es con frecuencia un factor desencadenante o coadyuvante en la producción del infarto de miocardio de otro, que no basta para descartar el accidente laboral que el trabajador padeciera la enfermedad con anterioridad o que hubieran aparecido síntomas de la misma antes de iniciarse la jornada. De hecho, lo que se valora no es la acción del trabajo como causa de la lesión cardiaca sino su actuación como factor desencadenante de la crisis.