Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 40 www. abc. es cuarentagrados ANA ASENSIO MIÉRCOLES 15- -8- -2007 ABC Yo confieso Hollywood lava sus pecados L as celebrities, muchas veces extravagantes y, casi siempre, caprichosas, parece que se han puesto de acuerdo para descargar sus conciencias aireando sus más íntimos secretos a los cuatro vientos. Será para hacer acto de conciencia colectiva, o quizás por las sustanciosas cantidades que reciben por sus exclusivas confesiones, el caso es que el entonar el mea culpa está de moda. Este verano el cantante Robbie Williams sorprendía a propios y extraños con una autobiografía, que promete hacer correr ríos de tinta. Bajo el título Feel el ex de los Take That no sólo se descalifica a sí mismo, llamándose de todo menos guapo, sino que dedica párrafos enteros a despellejar a otros artistas con los que se ha cruzado a lo largo de su carrera profesional. Aunque George Michael, Cameron Díaz Christina Aguilera o Noel Gallagher son sólo algunos de los nombres conocidos contra los que Williams no ahorra en calificativos, tampoco se corta a la hora de describir a sus antiguos compañeros de banda, con cuyo regreso se especuló en su día. De Cameron Díaz dice, por ejemplo, que se parece a Zippy una especie de teleñeco de una popular serie infantil británica, que tiene la cabeza ovalada y por boca una cremallera; y a Christina Aguilera la despacha con que es una mezcla entre Swampy- -un activista ecologista británico- -y los Village People Pese a todo, el cantante, tam- bién tiene duras palabras para sí mismo. Según recogía The Sun que ha tenido acceso a su autobiografía, Robbie Williams se define sin pelos en la lengua como un paranoico, miserable, solitario y completamente obsesionado consigo mismo que se mueve en una especie de relación amor- odio con su fama. En un pasaje del libro, el cantante llega a reconocer que a veces fantasea con encontrar a alguien que escriba un artículo dañino sobre él y degollarlo con un trinchador de pollos. Esperemos que no lea éste. El cantante Robbie Williams durante la presentación de su disco Intensive Care en Berlín, en 2005 AFP