Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 MADRID MIÉRCOLES 15 s 8 s 2007 ABC Un incendio destruye un pequeño núcleo chabolista en Fuencarral ABC MADRID. Un pequeño poblado chabolista situado en el distrito madrileño de Fuencarral- El Pardo quedó ayer prácticamente destruido como consecuencia de un incendio que se originó en los pastos cercanos y quemó varias chabolas del asentamiento, sin causar daños personales. Un portavoz de Emergencias Madrid explicó que los habitantes del poblado, en su mayoría de etnia gitana y cuyo número se desconoce, rechazaron la oferta de alojamiento que les hizo el Samur social y abandonaron el lugar del siniestro. Cuatro de ellos necesitaron ser atendidos por los servicios de emergencia, dos por intoxicación leve por inhalación de humo y los restantes por crisis de ansiedad. El fuego se originó sobre las 16.30 en un erial cercano al poblado, situado entre las calles Islas Columbretes, Antonio de Cabezón y Camino de San Roque, y se expandió de forma rápida hasta alcanzar el asentamiento, ya que el terreno presentaba una gran cantidad de pasto alto y seco. Los habitantes de las chabolas abandonaron el poblado por su propio pie cuando se percataron del peligro, sin que fuera necesario desalojarlos, informa Efe. En total, el fuego ha quemado aproximadamente 16 hectáreas y en su extinción han intervenido cinco dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que en unas dos horas consiguieron controlar las llamas. El camión siniestrado ayer, en la carretera M- 607, a la altura del kilómetro 19 EFE Pasto alto y seco Vuelca un camión con siete mil litros de gasoil en la carretera de Colmenar El accidente mantuvo la circulación cortada durante más de siete horas y provocó retenciones de hasta cinco kilómetros en la entrada a Madrid L. TOSCANO MADRID. Un camión cisterna que contenía entre 6.000 y 7.000 litros de gasoil volcó ayer a la altura del kilómetro 19 de la carretera de Colmenar Viejo (M- 607) Debido al accidente, que tuvo lugar alrededor de las 9.30 horas, el vehículo quedó tumbado sobre la calzada, bloqueando el tráfico en los tres carriles de la vía con dirección a Madrid. Según indicaron fuentes de Emergencias Madrid, el siniestro provocó también una fisura en la cisterna del camión, a través de la que comenzó a verterse parte del combustible sobre la calzada. Hasta el lugar del suceso se desplazaron cuatro dotaciones del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento que controlaron el vertido con espumógenos, para evitar que se expandiera y se filtrara a los terrenos aledaños. No obstante, unos 150 litros de combustible llegaron hasta la cuneta y fueron retirados por unas bombas especiales y almacenados en contenedores para evitar que causaran daños en los alrededores. Para solucionar la fisura, que se encontraba en el lado del camión que estaba sobre la calzada, fue necesario llevar hasta la zona una grúa de 15 toneladas de peso, especialmente preparada para este tipo de accidentes que enderezó el vehículo y permitió que se taponase la grieta. Como consecuencia del accidente, la circulación de vehículos con dirección a Madrid en la M- 607 quedó totalmente cerrada, provocando retenciones de hasta cinco kilómetros. Una vez que los Bomberos consiguieron poner en pie el camión y controlar el vertido, la Guardia Civil habilitó la vía de servicio de la calzada y un carril bici paralelo a la carretera para que pudieran circular los vehículos y se descongestionara la zona. Así, los coches comenzaron a transitar por las vías alternativas habilitadas unas dos horas después del accidente, sobre las once de la mañana, aunque se mantuvieron las retenciones que a lo largo de día no superaron los tres kilómetros. El tráfico en la carretera de Colmenar Viejo no se restableció completamente hasta las cinco de la tarde, cuando se trasvasó el combustible del vehículo a otro camión cisterna para poder retirar el vehículo siniestrado de la calzada. Cortes de tráfico Detienen a tres violentos rumanos que asaltaron quince salones de juego ABC MADRID. Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres individuos rumanos acusados de atracar 15 salones de juego en la Comunidad de Madrid, y de propinar palizas a los empleados de estos establecimientos para conseguir sus fines, informó ayer la Jefatura Superior de Policía. El grupo XVI de la Brigada Provincial de Policía Judicial había detectado un incremento de atracos de similares características perpetrados en salones de juego y que eran llevados a cabo por un grupo de ciudadanos del Este de Europa muy violentos, informa Ep. Los agentes comprobaron que el modus operandi de los delincuentes se repetía: siempre aprovechaban las horas de apertura o cierre de los establecimientos y, una vez dentro, impedían el acceso al local. Además, aseguraban el cierre con una cadena tipo pitón y se abalanzaban sobre la víctima, que era golpeada con brutalidad para reducirla. Posteriormente, exigían la apertura de la caja fuerte y las llaves de los expendedores de monedas de las máquinas recreativas y llegaron a utilizar aerosoles paralizantes. Una vez identificados, el 7 de agosto los agentes detuvieron a los sospechosos en la terraza de un establecimiento de Torrejón, mientras celebraban un atraco cometido en Parla que les había proporcionado 15.000 euros. Conductor herido leve Una grúa de 15 toneladas levantó el vehículo de la calzada para cerrar una fisura La carretera no se abrió hasta las cinco de la tarde, cuando se trasvasó el combustible Un portavoz de Emergencias Madrid informó que el conductor del camión resultó herido leve, sufriendo golpes y contusiones. Miembros del SamurProtección Civil trasladaron al herido hasta el Hospital de La Paz con pronóstico leve. Aunque el accidente fue muy aparatoso, los sanitarios no tuvieron que atender a nadie más en el lugar del siniestro ya que el gasoil a temperatura ambiente no es tóxico ni inflamable.