Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 s 8 s 2007 INTERNACIONAL 29 Cuatro atentados sincronizados con camiones bomba matan en Irak al menos a 175 personas El ataque en dos ciudades del Kurdistán, el más sangriento desde noviembre, deja más de 200 heridos s Al Qaida estaría detrás de esta masacre contra los yazidís ABC BAGDAD. El horror sigue siendo dueño y señor en Irak. Al menos 175 personas murieron ayer y más de 200 resultaron heridas en dos ciudades del Kurdistán, próximas a Mosul, en cuatro atentados sincronizados perpetrados con camiones bomba. Los atentados estaban dirigidos contra la comunidad yazidí, según indicaron las autoridades del país, y las primeras investigaciones apuntan a Al Qaida como los bárbaros autores de esta nueva masacre. Las bombas, una de las cuales se encontraba en un camión cargado con combustible para causar el mayor número de víctimas posible, explotaron en las localidades de Al- Jataniya y Al- Adnaniya, habitadas mayoritariamente por yazidís. Se trata del peor atentado registrado en Irak desde el pasado 23 de noviembre, cuando 215 personas fallecieron por fuego de mortero en cinco atentados con coche bomba en el barrio bagdadí chií de Ciudad Sadr. Tanto el portavoz del ejército de Irak, el capitán Mohamed al- Obeidi, como el alcalde de la ciudad de Sinyar, Dajil Qassim, confirmaron que las cuatro explosiones causaron, al menos, 175 muertos y más de 200 heridos, informa Afp. Según, Qassim, esto constituye un acto terrorista y el objetivo eran personas yazidís pobres que no tienen nada que ver con el conflicto armado lamentó Qassim. Fuentes militares informaron, asimismo, de que al menos 30 viviendas han sido destruidas como consecuencia de las deflagraciones. Según explicaron algunos testigos presenciales, varios helicópteros estadounidenses sobrevolaron la zona para evacuar a los heridos hasta los hospitales en Dahuk, ciudad kurda próxima a la frontera con Turquía y ubicada unos cien kilómetros al norte de Al- Jataniya. Ghassan Salim, un profesor yazidí de cuarenta años, relató las escenas de horror después de donar sangre en uno de los centros en Sinjar a los que fueron evacuados varios heridos, muchos de los cuales tuvieron que ser atendidos en el garaje del hospital o a las calles porque el centro sanitario es muy pequeño. Vi a mucha gente herida que no tenía piernas ni manos na Perino. Los extremistas continúan mostrando hasta donde llegarán para impedir que Irak sea un país estable y seguro añadió. Los yazidís son una comunidad étnica que cuenta con una población de 500.000 personas. Hablan un dialecto kurdo aunque profesan una religión pre islámica y tienen sus propias tradiciones culturales. Creen en el Dios creador y respetan a los profetas bíblicos y coránicos, especialmente a Abraham, aunque su foco de devoción es Malak Taus, el principal de los arcángeles. Seguidores de otras religiones conocen a este ángel como Lucifer o Satanás, lo que ha fomentado la creencia popular de que los yazidís adoran al demonio. Hasta ahora, la secta ha tratado de permanecer distante de los conflictos que afectan a Irak, pero en los últimos tiempos sus relaciones con las cercanas comunidades suníes musulmanas empeoraron de forma dramática. El pasado 7 de abril, una multitud de yazidís apedreó a Doaa Jalil Aswad, una adolescente de 17 años de la propia comunidad, que ofendió las rígidas costumbres y normas religiosas al escapar para casarse con un musulmán. Posteriormente, el 23 de abril, hombres armados detuvieron un autobús que transportaba a trabajadores de la comunidad de la adolescente apedreada y asesinaron a 23 yazidís. Tensiones con los musulmanes Una de las víctimas de otro atentado ayer en la ciudad de Bakuba REUTERS Poco después de conocerse el alcance de los atentados, la Casa Blanca condenó enérgicamente los hechos y los calificó de bárbaros que buscan minar la estabilidad de ese país Condenamos estos ataques bárbaros contra civiles inocentes denunció la portavoz Da- Muchos de los heridos tuvieron que ser trasladados al garaje del hospital porque no cabían en el centro Liberados cuatro turistas españoles después de ocho días de detención en México MANUEL M. CASCANTE CIUDAD DE MÉXICO. Cuatro turistas españoles, que permanecían detenidos en México desde hace ocho días, fueron liberados ayer y se encontraban estaban perfectamente Las tres mujeres y el varón, todos catalanes y entre los 26 y los 31 años, estaban bajo custodia en un centro migratorio de la capital, después de que la Policía de Oaxaca los arrestara el pasado día 5 por escándalo público. Trasladados a comisaría, y al no presentar documentación, Laia Serra, Ariadna Nieto, Nuria Morelló y Ramón Sesén (que pertenecen a diferentes ONG y grupos de apoyo a los zapatistas) fueron confiados al Instituto Nacional de Migración. Allí, los turistas alegaron malos tratos y el robo de sus pasaportes. El consulado español les facilitó papeles nuevos, mientras los responsables de migración aseguran que recibieron un buen trato hasta que se pudo comprobar su ingreso legal al país. La detención fue denunciada por Rosario Ibarra, senadora del Partido del Trabajo, que sospecha una especie de venganza del Gobierno oaxaqueño por el análisis crítico que una de las ONG a la que pertenecen los detenidos hizo sobre el conflicto regional en 2006. Los turistas españoles, después de salir del centro de detención migratoria, en la capital mexicana EFE