Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 s 8 s 2007 ESPAÑA 21 Detenido tras llamar a la Policía Dejan a su hijo de tres para jactarse de pegar a su mujer años encerrado en su coche y se van a un bar Había rociado la casa con disolvente y a tomar unas copas pensaba prenderle fuego s Marcó el 091 y relató a los agentes el maltrato grancanaria y sin antecedentes, fue detenido por la Policía una vez comprobados todos los hechos. ERENA CALVO LAS PALMAS. No le bastaba con maltratar física y psicológicamente a su mujer. Hacía ya más de trece años que ella aguantaba sus agresiones en silencio, pero él necesitaba contarlo para vanagloriarse de ello, y lo hizo. José Luis B. M. residente en el barrio Lomo Los Frailes, en la capital grancanaria, marcaba este domingo decidido el teléfono del 091 y daba cuenta, con detalles incluidos, de la paliza que estaba propinando a su esposa. No parecía arrepentido de sus actos, cuentan a este periódico agentes de la Policía en la isla. Los habituales testigos de sus maltratos ya no eran suficientes para José Luis B. M. de 43 años de edad. Acostumbrado a insultar y pegar a su compañera sentimental en presencia de su hijo menor, de catorce años, y de algún que otro fami- liar, descolgó el auricular para presumir de su conducta ante los agentes. A los pocos minutos de la llamada, los policías acudían al grupo de viviendas 289 de este barrio situado en la parte alta de la ciudad para investigar la veracidad de la llamada. A su llegada, pudieron entrevistarse con el hijo de la pareja y con otro familiar que había presenciado los malos tratos, y corroboraron la versión que el propio José Luis dio a los agentes. Algo se cruzó en la mente del agresor cuando se lanzó al teléfono para jactarse de la violencia que ejercía sobre su mujer, algo que quizás evitó que el domingo todo terminara en desgracia. José Luis B. M. según constataron los agentes, había rociado la vivienda familiar con disolvente y su intención era prenderle fuego. El agresor, natural de la capital La mujer de José Luis confesó a los agentes que llevaba trece años sufriendo los malos tratos físicos y psíquicos de su pareja, aunque nunca lo había denunciado. Tenía miedo a las represalias aseguró, y confiaba en que el agresor, tal y como le prometía cada día, cambiaría de actitud. Ahora se ha acogido a las medidas de protección contra la violencia de género, y su agresor ha sido puesto a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer. En Tenerife detenían ayer a otro individuo, un joven de 28 años, que había propinado un fuerte golpe en la cara a su pareja. La agredida, que abandonó el hogar con sus dos hijas, también reconocía que no era la primera vez que la maltrataba. Y hace tan sólo una semana una mujer perdía la vida en la isla a manos de su novio. En lo que va de año, ya son cincuenta las víctimas de la violencia de género en España. Miedo a las represalias Los padres, de origen colombiano, serán investigados por los servicios sociales LORENA SANZ ALICANTE. Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Pinoso (Alicante) llevarán a cabo un seguimiento de la situación familiar de un niño de tres años, cuyos padres le dejaron dormido y encerrado en el coche familiar en la madrugada del pasado domingo mientras ellos tomaban unas copas en un bar próximo del municipio alicantino de Elda. Los hechos se produjeron sobre las cinco de la madrugada del domingo cuando la Policía Local recibió el aviso de un vecino que explicaba que había visto a un niño dormido dentro de un vehículo estacionado junto al linde del municipio de Elda con Pinoso. Al llegar la patrulla policial, comprobaron que, efectivamente, dentro del coche estaba el pequeño e intentaron localizar a sus padres. Los agentes procedieron a identificar la matrícula del coche y se percataron de que el permiso de circulación del vehículo estaba a nombre de un ciudadano colombiano. Así, sospecharon que los padres podrían estar en un bar cercano del municipio de Elda, ya que el local en cuestión es el punto de encuentro de muchos ciudadanos de su misma nacionalidad que se reúnen los fines de semana para bailar y tomar copas. Recriminación policial Las sospechas de los agentes fueron acertadas y, al entrar en el establecimiento, localizaron allí a los padres, de origen colombiano y residentes en Pinoso (Alicante) tomando unas copas Primero les recriminaron su falta de cuidado del menor, al tiempo que les informaron de que pondrían lo ocurrido en conocimiento de la Concejalía de Bienestar Social para que ésta se lo comunicara al Ayuntamiento y tomaran las medidas oportunas. El Ayuntamiento de la localidad anunció ayer que los progenitores y el entorno familiar serán investigados para conocer la situación real de esta familia y determinar si requieren ayuda social. Asimismo, realizarán un seguimiento encaminado a que tomen conciencia de los cuidados que deben proporcionar al menor. El menor de edad está en perfecto estado El caso de este fin de semana no ha sido el único de padres que dejan por pocos minutos o varias horas a sus hijos encerrados en sus vehículos. No obstante, el niño de Pinoso (Alicante) ha corrido mejor suerte que otros que han perecido en las mismas circunstancias. Lo cierto es que dejar a un niño o a un animal- -que tienen serias dificultades para salir por su propio pie de un coche cerrado- -es muy peligroso, y más en verano. EFE La apertura imprudente de la tapa de la fosa séptica provocó la tragedia La apertura imprudente de la tapa de la fosa séptica de la piscifactoría de Illana (Guadalajara) a cargo del hijo del propietario de la instalación, para desatascar una de las rejillas, desencadenó el siniestro ocurrido el lunes que costó la vida a cuatro personas, según la Subdelegación del Gobierno. En la imagen, familiares del dueño de la piscifactoría, Francisco del Olmo, y de su hijo Antonio, antes de asistir al entierro.