Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 s 8 s 2007 El PSOE, en clave electoral ESPAÑA 13 Zapatero advierte que será firme con la Educación para la Ciudadanía El presidente del Gobierno interrumpió sus vacaciones en Doñana para dar un mitin en Jerez, aunque apenas aportó propuestas y eludió los temas polémicos PALOMA CERVILLA JEREZ. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, eludió ayer pronunciarse en un mitin celebrado en Jerez sobre las grandes cuestiones que han centrado la actualidad informativa en estos primeros días de agosto y que afectan a su Gobierno, como han sido los problemas en Cataluña, con el apagón eléctrico y los retrasos en la red ferroviaria; así como la crisis que ha afectado a su formación política en Navarra. Por el contrario, Rodríguez Zapatero aprovechó esta segunda intervención pública durante sus vacaciones de verano para hablar de uno de los temas que más polémica ha generado en este último año de mandato: la asignatura de Educación para la Ciudadanía, y garantizar que hay motivos para tener confianza, seguridad y optimismo en el futuro En un escenario peculiar, como es el Museo de la Atalaya, una de las propiedades expropiadas a la Rumasa de José María Ruiz Mateos y que más estuvo vinculada al empresario jerezano, el presidente del Gobierno inició su intervención lanzando un mensaje de esperanza para los trabajadores de Delphi. Y lo ha hecho justo cuando se ha conocido que el cierre de esta emblemática empresa de la Bahía de Cádiz, y que ha dejado en la calle a cerca de dos mil trabajadores, coincide con la apertura de otra, de las mismas características, en Marruecos, y que dará empleo a 3.000 trabajadores. Pero Rodríguez Zapatero eludió esta cuestión, que deja en evidencia al Gobierno de Chaves, y afirmó que los nuevos proyectos empresariales van bien y vamos a hacer un esfuerzo de reindustrialización Tras pasar de puntillas por un problema que le puede dar más de un quebradero de cabeza a los socialistas andaluces, Rodríguez Zapatero se centró en cuestiones nacionales y, lo primero que hizo, fue advertir a los populares que van a perder las próximas elecciones, al afirmar que el PP lleva tres años pensando en las elecciones, pero hay que darle un consejo, que se preparen para seguir pensando, pero en las del 2012 Y fue aquí donde situó su discurso sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía, al preguntarse cómo alguien puede estar en contra de esta asignatura, que trata de inculcar valores de ciudadanía y respeto a la legalidad internacional En este sentido, advirtió a los populares que seremos firmes y que la religión católica no puede ser obligatoria Tan sólo una nueva propuesta lanzó ayer el presidente en Jerez: nuevas iniciativas para solucionar el problema de la vivienda, más ayudas y apoyos para los jóvenes. Además, se comprometió a realizar un esfuerzo mayor de solidaridad y acabó su discurso ensalzando a la Comunidad andaluza. César Alonso de los Ríos PARA ENTENDER NAVARRA a marcha atrás que ha dado Zapatero en Navarra ha tenido una innegable audacia. De hecho, aunque no haya provocado una sangría escandalosa, como ha dicho Juan Ignacio del Burgo, sí ha tenido unos costes altos. Lo más tentador para la dirección del PSOE habría sido formar gobierno con NaBai (que era lo que esperaba la inmensa mayoría del PSN) aunque, a juzgar por las encuestas, habría supuesto un fuerte desgaste para elecciones generales. Para la mayoría de observadores es claro, por tanto, que Zapatero ha sacrificado el éxito inmediato de Navarra por el inseguro de marzo del 2008. Asimismo, se piensa que una vez superada la prueba de las legislativas, sea cual fuere su resultado, tratará de entenderse con NaBai para desplazar del poder a Sanz y, al tiempo, recuperar la unanimidad y cohesión del partido socialista navarro. Por fin, también resulta comprensible que este golpe de timón que ha dado Zapatero en Navarra es una consecuencia de la interrupción del proceso de paz si tenemos en cuenta que la anexión de Navarra al País Vasco era una de las condiciones básicas de las negociaciones con ETA. Siendo todo esto así, el punto más oscuro para ciertos observadores es la recuperación- -y no precisamente retórica- -del perfil antiterrorista que ha adoptado el Gobierno. Se trata, en efecto, de uno de esos cambios de orientación, tan propios de los socialistas, que suelen provocar un enorme desconcierto en la sociedad excepto en los militantes socialistas para quienes la solución es tener fe ciega en el partido En todo caso, a todos los demás les recomiendo que tengan en cuenta algunos hechos que considero clave: a. Las disidencias que se han producido en el PSN no han tenido precisamente un signo españolista sino autodeterminista. Esto indica hasta qué punto era ya grave desde hace tiempo la situación navarra y española. b. La fase antiterrorista en la que está ahora el PSOE forma parte del proceso de paz c. Para Zapatero, las primeras víctimas fueron Euskadi y los euskaldunes en el franquismo. Ese es, para él, el principio y fundamento del proceso y de su superioridad frente a la derecha. L Cuestiones nacionales Zapatero, junto a Chaves y la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, en un acto político en el Museo de la Atalaya de Jerez EFE Trae un poquito de trabajo a Jerez JEREZ. ZP, a ver si puedes traer un poquito de trabajo a Jerez Rodríguez Zapatero tuvo que escuchar en Jerez la principal reivindicación que durante años mantiene esta ciudad de Andalucía, donde el paro se ha convertido en el principal problema y que no estuvo ajeno en la primera visita que, como presidente, realiza a la ciudad. Y es que Rodríguez Zapatero, como si la celebración de una conquista se tratara, interrumpió sus P. C. vacaciones en Doñana para realizar una visita a Jerez donde, por primera vez en su historia, el PSOE gobierna con mayoría absoluta, en una victoria histórica que puso fin a veinticuatro años de gobierno de Pedro Pacheco. Luciendo un intenso color moreno, y sin la compañía de su mujer, el presidente llegó a la ciudad al filo de la siete de la tarde, siendo recibido por parte de la Corporación, la mayoría del grupo socialista y parte del PP. Después de mantener una reunión con la alcaldesa y firmar en el libro de oro, Rodríguez Zapatero recorrió las calles de la ciudad en un auténtico baño de multitudes donde recibió los halagos de la militancia y simpatizantes socialistas, pero donde también tuvo que escuchar las críticas a algunos aspectos de su gestión. Una media hora de paseo donde se hizo fotos, charló con inmigrantes y señoras que le pedían inversiones para Jerez, enróllate con la alcaldesa le decían, pero donde también se vio sometido al escrutinio de la opinión pública en cuestiones como la religión católica.