Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Verano caótico en Barcelona MIÉRCOLES 15 s 8 s 2007 ABC Castells y Nadal aumentan la presión sobre Álvarez a cambio del apoyo de sus socios I. A. BARCELONA. No hubo rebelión en el PSC. Los socialistas habían atado corto la lealtad catalana al designar al hombre de José Montilla en el Congreso, Daniel Fernández, para dar la réplica a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Sin embargo, los dos consejeros más directamente afectados por los problemas de infraestructuras en esta Comunidad, los socialistas Antoni Castells y Joaquim Nadal, no dejaron pasar la oportunidad de presionar a la ministra, como ya habían anunciado el día antes, para no quedar totalmente descolgados de unos socios de gobierno que pedían abiertamente la dimisión de Álvarez. Así, el consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Joaquim Nadal, -que el lunes ya dejó claro en el Parlamento catalán su escasa sintonía personal con la ministra- -pidió un mecanismo para que Fomento gaste bien y deprisa en aquello en lo que hace falta más dinero en Cataluña para conseguir recuperar el tiempo que hemos perdido y que cifró en 20 años. En declaraciones a Cataluña Radio, Nadal aseguró que hay un déficit acumulado que requiere un plan de choque en el ámbito de las infraestructuras y propuso la creación de un consorcio o empresa que gestione las obras y los presupuestos, ya que si gasta directamente el Ministerio, cada final de año desaparece lo que no se ha gastado Por su parte, el titular de Economía, Antoni Castells, apuntó que el traslado del secretario de Estado de Infraestructuras y Planificación, Víctor Morlán, a Cataluña para realizar un seguimiento de las obras de llegada del AVE a Barcelona significa que el Ministerio acepta que la proximidad es un grado a la hora de gestionar y que, por tanto, determinadas infraestructuras podrían funcionar mejor si se traspasara su competencia a la Generalitat. Castells rehuyó pronunciarse sobre la dimisión de la ministra, de la que dijo que está haciendo un esfuerzo por mejorar sus prestaciones y bienvenido sea, aunque sea en el último momento Sobre la relación entre su departamento y Fomento, aseguró que tiene las relaciones normales entre dos instituciones, más allá de que en determinados puntos haya habido problemas o de que siempre nos pueda parecer insuficiente el esfuerzo que hace Fomento SATISFACCIÓN POLÍTICA DE LOS CATALANES En porcentaje 70,0 60,0 59,8 55,0 44,8 40,2 61,3 57,2 57,7 60,5 54,2 59,8 50,0 42,8 38,7 42,3 45,8 Media: 58,2 Media: 41,8 40,0 30,0 39,5 Junio 2005 Noviembre Insatisfechos Marzo 2006 Julio Octubre Noviembre Marzo 2007 40,2 Julio ABC Satisfechos Seis de cada diez catalanes reconocen sentirse insatisfechos con la política Un sondeo de la Generalitat, que no refleja el impacto del apagón, muestra un aumento del desencanto de los ciudadanos IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El caos de las infraestructuras empieza a hacer mella en la opinión pública catalana. La mayoría de los catalanes se declara insatisfecho con la política, y ese grupo ha crecido un 5,6 en los últimos tres meses. Así lo refleja el estudio trimestral del Índice de Satisfacción Política (ISP) elaborado por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO) hecho público ayer. Según este sondeo, el índice global de satisfacción de los catalanes ha caído en 0,3 puntos, situándose en el- 0,83 en una escala del- 10 al 10. En marzo de este año, la política catalana alcanzó su máximo nivel- -según este índice- -con una valoración de- 0,53. Al margen de esa valoración global, el 59,8 de los catalanes se declaran políticamente insatisfechos, un 5,6 más que hace tres meses, según el CEO. Este crecimiento llega en un estudio que todavía no refleja el apagón de Barcelona o las colas récord en la autopista AP- 7, pero sí la acumulación de las constantes incidencias en Renfe y los históricos problemas de gestión que se registran en el Aeropuerto de El Prat cuando llega el verano. Los problemas de infraestructuras que han estallado este verano en las narices del gobierno tripartito catalán apenas se habían insinuado cuando se hizo el trabajo de campo del barómetro en el que se basa el sondeo, en junio de este año. Los datos sobre los que ha sido elaborado el ISP de julio corresponden al barómetro difundido el pasado 25 de julio, a partir de una muestra de 2.200 encuestas respondidas entre el 18 de junio y el 2 de julio en toda Cataluña. Los consejeros creen que la ministra está haciendo un esfuerzo, aunque sea en el último momento Más descontento El consejero de Economía catalán, Antoni Castells, durante su comparecencia en el Parlamento autonómico EFE Aún así, ha vuelto a subir la insatisfacción política de los catalanes, que había remitido en el último sondeo con el paso a un segundo plano del debate identitario en el que se había centrado la clase política catalana durante los últimos dos años y medio, tras las elecciones autonómicas del mes de noviembre. Así, el cambio de tendencia conseguido en los primeros meses del segundo gobierno tripartito ha durado apenas un trimestre. El porcentaje de ciudadanos insatisfechos en Cataluña alcanzó el 60,5 justo después de las elecciones autonómicas y la reedición del tripartito, un índice sólo superado en marzo de 2006, cuando el debate sobre la reforma del Estatuto catalán entraba en su fase más enconada, a su paso por el Congreso de los Diputados.