Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO MARTES 14 s 8 s 2007 ABC Una vacuna de ADN da buenos resultados en pacientes con esclerosis múltiple Los 30 enfermos sometidos al tratamiento presentaron una esperanzadora reducción en el número de lesiones cerebrales que produce la enfermedad J. M. NIEVES MADRID. Entre las múltiples posibilidades que brinda la colaboración entre genética y medicina, la puesta a punto de las llamadas vacunas de ADN está, sin duda, entre las más prometedoras. Hace ya un año que los investigadores anunciaron una vacuna de este tipo para prevenir la gripe aviar, y las autoridades sanitarias norteamericanas han aprobado recientemente otra, destinada a proteger a los caballos del contagio del virus del Nilo. Ahora, un grupo de investigadores del Instituto Neurológico de Montreal, encabezados por Amit Bar- Or, asegura haber probado con éxito una vacuna de ADN capaz de actuar con eficacia en los cerebros y sistema inmune de pacientes afectados por esclerosis múltiple, una grave enfermedad crónica y sin cura conocida que afecta gravemente al sistema nervioso central. Los resultados de la investigación, que se publicarán en octubre en la revista Archives of Neurology aparecen hoy en internet. En pacientes con esclerosis múltiple, es el propio sistema inmune el que ataca y destruye los sellos de mielina una suerte de fundas o vainas protectoras que recubren los extremos de las células nerviosas (llamados axones) y de la médula espinal. El resultado es que los axones, entre cuyas funciones está la de transmitir los impulsos nerviosos entre neurona y neurona, resultan gravemente dañados o incluso destruidos. La causa última por la que se produce la esclerosos múltiple sigue siendo desconocida, pero un número cada vez mayor de evidencias apuntan al papel jugado por determinados anticuerpos del sistema inmune que son capaces de reconocer y de atacar estos sellos de mielina. Sustancias como la MBP (Myelin basic protein) una proteína secuenciada en 1979 y cuyo papel se considera básico en los procesos de mielinización nerviosa. O como las citoquinas, pequeñas proteínas producidas por las células y responsables de algunos procesos de inflamación. Entre los años 2004 y 2006, Amit Bar- Or y sus colegas administraron su vacuna, conocida por las siglas BHT- 3009, a treinta pacientes de esclerosis múltiple de dos grupos diferentes: en algunos se alternaban los periodos sintomáticos y de aparente remisión de la enfermedad; y en otros los síntomas empeoraban progresivamente, al- La esclerosis múltiple destruye los axones de las neuronas que transmiten los impulsos cerebrales ternándose con breves periodos de remisión. En la primera, tercera, quinta y novena semana de tratamiento, los pacientes recibieron alternativamente inyecciones intramusculares de placebo y de BHT- 3009 (en dosis de 0,5, 1,5 y 3 miligramos) en varias combinaciones con píldoras de 80 miligramos de atorvastin, un reductor de grasas cuya eficacia en pacientes con problemas autoinmunes ya ha sido probada. Después de trece semanas, los participantes a los que se había suministrado placebo recibieron cuatro inyecciones con la vacuna. Los resultados, según los autores, indican que la BHT- 3009 es segura y se tolera bien, produce buenos resultados en los escáneres cerebrales y provoca cambios beneficiosos en la respuesta inmune de los pacientes Estos cambios incluyen una reducción significativa en el número de células productoras de citoquinas, en especial de aquéllas que tienen como objetivo a la mielina. ABC Ensayo en treinta pacientes La disminución de esta clase de células fue detectada tanto en el torrente sanguíneo como en el fluido espinal de varios pacientes que se sometieron al análisis al término del tratamiento. En todos los casos, decreció el número de lesiones cerebrales en los pacientes que recibieron la vacuna con respecto a los que habían sido tratados con placebo. Más información sobre la investigación: http: www. eurekalert. org Un nuevo sistema corrige de forma natural un defecto cardíaco común ABC MADRID. Un equipo de expertos del Hospital Royal Brompton, de Londres, ha encontrado la manera de aprovechar el poder natural de cicatrización del cuerpo humano para el tratamiento de un defecto común del corazón que está íntimamente ligado a los ataques cardíacos y a las migrañas. Una de cada cuatro personas, en efecto, presenta un pequeño agujero en la pared que separa las dos cámaras superiores del corazón, los atrios derecho e izquierdo. El defecto, llamado PFO por sus siglas en inglés (Patent Foramen Ovale) puede corregirse quirúrgicamente con un injerto, sistema que, sin embargo, puede causar daños en los tejidos contiguos. El nuevo procedimiento promete solucionar este problema gracias al uso de un parche autoabsorbente que actúa a modo de tapón temporal hasta que el propio cuerpo lo sustituye por tejido normal, algo que sucede normalmente en un plazo de treinta días. En el interior del útero, los fetos necesitan este agujero para permitir la circulación de sangre y oxígeno en una etapa en la que los pulmones aún no han empezado a funcionar. Al nacer, el agujero suele taparse para separar las dos cámaras. El doctor Michael Mullen, que ya ha tratado a setenta pacientes con el nuevo sistema, asegura que muchos de ellos, además, han presentado una clara mejoría de sus migrañas después del tratamiento. El injerto, sin embargo, sólo está autorizado, por el momento, para pacientes con un alto riesgo de padecer ataques cardíacos. Para el resto, se nesesita realizar nuevos estudios. Operación de corazón en el Reina Sofía de Córdoba VALERIO MERINO