Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 TOROS www. abc. es toros MARTES 14- -8- -2007 ABC Capacidad y empaque de Manzanares con una encastada corrida de El Ventorrillo SAN SEBASTIÁN Plaza de toros de Illumbe. Lunes, 13 de agosto de 2007. Segunda corrida. Media entrada. Toros de El Ventorrillo, muy bien presentados, encastados en distintos grados, manseó el 4 destacaron 2 y el 5 por el izquierdo. José María Manzanares, de grana y oro. Estocada (saludos tras leve petición) En el tercero, estocada corta (oreja) En el quinto, estocada baja. Aviso (oreja) Alejandro Talavante, de grosella y oro. Pinchazo, estocada corta atravesada que escupe, aviso y dos descabellos (saludos) En el cuarto, estocada y descabello. Aviso (silencio) En el sexto, pinchazo y estocada corta baja. Aviso (oreja) Padilla, un huracán ante serios cuadris en Huesca Á. G. ABAD HUESCA. Mansos los serios y cuajados toros de Cuadri, que no plantearon excesivas dificultades y hasta se dejaron torear. Juan José Padilla anduvo entregado toda la tarde. Al segundo lo toreó centrado y firme, sobre todo con la mano derecha, hasta que el toro se rajó. Al quinto lo cuajó en banderillas y le compuso una faena en la que el diestro fue un auténtico huracán por la velocidad y también por el compromiso hacia su concepto del toreo. Oreja y oreja con petición. Pepín Liria, que perdió los papeles en el primero, salió más decidido ante el cuarto, un toro noble que mereció más que las series cortas y despegadas del murciano. Bronca y oreja. Luis Miguel Encabo, demasiado ligerito de pies todo el festejo, quiso arreglarlo con el sexto, pero ya era tarde, porque a estas alturas le seguía faltando firmeza. Silencio en ambos. ZABALA DE LA SERNA SAN SEBASTIÁN. Aunar capacidad, empaque y estética no es tarea fácil. Como no lo fue la corrida de El Ventorrillo, encastada, movida, seria, cuajada, descarada por turnos, astifina por igual, bruta a veces, un espectáculo en definitiva y una prueba para buenos toreros. José María Manzanares la pasó con creces. Reúne lo dicho. Está fuerte y preparado. Y sabe hacer el toreo. Como sabe encajar distintos grados de toro. Del de más clase al más abrupto. Malo no hubo ninguno. Debutaba en San Sebastián como lo hacía Talavante. Y le ganó la partida de un mano a mano que había dejado la ausencia de Morante. A gusto y con gusto se le vio a Manzanares con un primero castaño con dos leños que tenía su punto justo de fuerza y su clase. Suavidad en la telas tras un inicio más tenso. Y sobre todo empaque y toreo a placer. Especialmente sobre la mano derecha, que era el pitón del toro. Yo, a veces, mido las faenas después, cuando cierro los ojos y recuerdo. Y ahora me acuerdo de una serie en redondo descomunal, por soberbia. Y lamento la escasez de oles. Fría la plaza de primeras. O frío Illumbe para el buen toreo. Y es que ese poso manzanarista fue lo que más llegó al sentimiento, aunque en sus dos siguientes faenas cortara una oreja por cada interpretación. Pero esto entra más dentro de la capacidad técnica, la resolución, que se valora y vale, cómo que vale, que nada regaló ni el tercero ni el quinto. A uno lo toreó a su velocidad, que también es templar aunque no sea torear despacio. Y es que ese castaño embestía con todo, con nervio y tempera- Manzanares y Talavante se saludan en el patio de cuadrillas antes de arrancar el mano a mano mento. Se le echó en falta a José María Manzanares un muletazo más o dos por serie. La nota para alcanzar el do de pecho después del esfuerzo hecho para ligar. Precisamente los pases de pecho, como algún trincherazo, fueron de cartel, como el broche de faena entre firmas y obligados. Basto de frente fue el jabonero quinto, que sin embargo a izquierdas le permitió al joven torero, con su embestida humillada y franca, alargar más las tandas aunque no se terminara de embraguetar. Es su cite rondeño lo que encanta. Mató fácil y caído. Alejandro Talavante dispuso de un descarado toro de nombre Caradura y bella pinta de distintas tonalidades (sardo, chorreado en verdugo, salpicado... que tuvo un galope fantástico. Talavante lo toreó muy a su aire por la mano derecha, pero le bajó más la izquierda, por donde compuso intensos pasajes con largura más que con ajuste. Las manoletinas finales pusieron al público en disposición; los fallos a espadas lo descompusieron. Por manolas también se abrochó con un tío que fue el mosqueón sexto, y que le pegó un volteretón de órdago con el capote. Escarbó como toda la corrida (dema- EFE siado) con la cara entre las manos, y basculó hacia toriles, donde a pies juntos derrochó el torero valor y enganchones por igual. Cortó una oreja que tamizó una actuación desigual, sin ideas con el rajado, noble y jabonero cuarto. Sólo cuando le dejó la muleta en la cara evitó huidas y cosió faena. O dos buenas tandas. No más. Por cierto, que en un mano a mano el único que entró en quites fue Talavante, por ajustadas chicuelinas en el toro que estrenó la tarde. Y un apunte más: en cuanto el toro se mueve, las cuadrillas (las de ayer al menos) naufragan como el Titanic. Otras plazas Gijón El Cid y Fandi triunfan Toros de Conde de Mayalde, de buen juego, salvo 1 y 5 el 3 fue premiado con la vuelta al ruedo, según informa burladero. Enrique Ponce, silencio y oreja tras aviso. El Cid, dos orejas y saludos. El Fandi, cuatro orejas. Soberbia tarde de El Juli en Málaga JAVIER LÓPEZ HERNANZ MÁLAGA. El Juli estuvo soberbio ante el interesante pero nada fácil segundo, un jandilla manso pero con un fondo de casta que le hizo moverse sin parar los veinte minutos que duró la lidia. El madrileño lo entendió a la perfección e incluso le tapó defectos. Bien colocado, con la muleta muy puesta, lo pudo a base de firmeza y mano baja para al final encandilar a los tendidos (tres cuartos de entrada) con circulares templadísimos. Pinchó antes de cobrar una estocada y cortó una oreja de ley. Al encastado quinto, de Buenavista- -dos de Jandilla fueron rechazados- le cortó otra oreja, que debieron ser dos. El público las pidió con mucha fuerza y le obligó a dar dos vueltas al ruedo, mientras que la presidenta Ana María Romero, que le robó la puerta grande- -el reglamento andaluz obliga a desorejar un toro para salir a hombros en plazas de primera- -recibió una sonora bronca. Antes había ejecutado una compacta faena, plena de firmeza y ligazón. Jesulín se despidió de la Malagueta correcto y frío. En el primero templó con largura y limpieza, siempre a derechas, por donde el astado embistió mejor. Le faltó arrebatarse más. El cuarto, con clase, se lesionó en el primer tercio y llegó inválido a la muleta del torero de Ubrique, que hizo una labor de enfermero. Saludos y silencio tras aviso. A Tejela le correspondió un remiendo de Buenavista noble y repetidor, que acabó rajado. Estuvo dispuesto y firmó muletazos sueltos enjundiosos, pero faltó continuidad. Dio la vuelta al ruedo. Con el potable sexto anduvo tesonero. Saludos. Por otra parte, Julio Aparicio sustituye hoy en Málaga a Cayetano, quien por recomendación médica ha pospuesto su reaparición. Dax (Francia) Perera y Bolívar salen a hombros Toros de Conde de Mayalde, buenos, salvo 4 según mundotoro. Rincón, oreja tras aviso y saludos. Perera, tres orejas. Bolívar, saludos y dos orejas. Béziers (Francia) Oreja para Hermoso de Mendoza y Bautista Dos toros para rejones de Carmen Lorenzo y cuatro de Domingo Hernández. Hermoso de Mendoza, palmas y oreja. Juan Bautista, silencio y oreja. Sebastián Castella, palmas y silencio.