Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL MARTES 14 s 8 s 2007 ABC Los talibanes afganos liberan a las dos rehenes surcoreanas Las cooperantes fueron entregadas a miembros de Cruz Roja en Ghazni ABC KABUL. Las dos cooperantes surcoreanas enfermas secuestradas por los talibanes en Afganistán fueron liberadas ayer y entregadas al personal del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) El ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, a través de un portavoz, identificó a las rehenes liberadas como Kim Kyung Ja, de 37 años, y Kim Ji Na, de 32. Las dos mujeres fueron trasladadas al punto de encuentro, situado en una carretera secundaria de la provincia de Ghazni, por un afgano llamado Haji Zahir, quien también subió al vehículo de Cruz Roja junto a las rehenes. Es un gran alivio para el CICR la liberación de estas dos personas, que pueden ahora regresar a casa y reunirse con sus familiares afirmó Reto Stocker, jefe de la delegación del CICR en Kabul, según un comunicado que incide en el papel de intermediario que desempeñó la ONG, a solicitud de los talibanes y de la delegación surcoreana. Ambas mujeres, con pañuelo en la cabeza, pantalones de color verde caqui y blusón tradicional afgano hasta la rodilla, fueron trasladadas posteriormente a una base militar estadounidense en la ciudad de Ghazni. Por su parte, el Gobierno de Corea del Sur se felicitó de la liberación de sus dos ciudadanas y exhortó a los talibanes a dejar en libertad a los otros 19 surcoreanos que todavía se encuentran en su poder. La presidencia de Corea del Sur se alegra, así como el conjunto del pueblo coreano, de la liberación de las dos rehenes retenidas en Afganistán. Pero el Gobierno lamenta que se mantengan cautivos a los otros 19 secuestrados declaró en un comunicado oficial. El Gobierno asegura que continuarán cooperando con las autoridades afganas para lograr la liberación de los rehenes restantes. Sin embargo, los talibanes afirmaron tras liberar a dos mujeres, que no pondrán en libertad a ningún otro rehén mientras el Gobierno afgano no acepte sus condiciones. El portavoz talibán, Mohammed Yousif Ahmadi, declaró a Efe que los secuestradores no tienen intención de liberar a ningún otro surcoreano a menos que Kabul acepte canjearlos por prisioneros talibanes Al tiempo que liberamos a dos mujeres rehenes enfermas como gesto de buena voluntad, esperamos que el gobierno afgano también libere a nuestros prisioneros afirmó Ahmadi a France Press. Los insurgentes han reclamado desde el inicio del secuestro la excarcelación de varios presos de la prisión de Pul- e- Charkhi, en las afueras de Kabul. Un total de 23 ciudadanos surcoreanos fueron secuestrados el 19 de julio, de los cuales dos fueron ejecutados días después de que el Gobierno afgano se negara a responder a las demandas del grupo insurgente para que liberase a sus presos. Un interlocutor que se presentó como el ingeniero alemán Rudolf Blechschmidt, secuestrado por los talibanes en el sur de Afganistán el 18 de julio, se dirigió ayer a France Press en una llamada telefónica acordada por los insurgentes para solicitar ayuda. Me llamo Rudolph Blechschmidt comenzó la conversación con el corresponsal de la agencia en Kandahar, organizada por el portavoz de los talibanes, Yusuf Ahmadi. Mi vi- El rehen alemán pide ayuda Las dos rehenes surcoreanas, tras ser liberadas ayer en la provincia de Ghazni da está en peligro, los talibanes quieren matarme dijo este hombre en inglés, con fuerte acento alemán. Para liberarme de los talibanes, os lo ruego, preciso de vuestra ayuda continuó. La llamada al número indicado por Ahmadi fue respondida en primer lugar por un presunto talibán con acento de Wardak, la región donde fue secuestrado el alemán. AP ABC. es Vídeo sobre la liberación de las dos rehenes surcoreanas secuestradas por los talibanes en abc. es internacional Muere un niño en Egipto tras ser torturado en una comisaría PAULA ROSAS CORRESPONSAL EL CAIRO. Había sido detenido por robar en una verdulería. Con sólo doce años, Mohamed Mamduh Abdelaziz, fue retenido durante seis días en la comisaría de la ciudad de Mansura, al norte de El Cairo, la misma donde hace unos días murió otro hombre de una paliza. Mohamed fue entonces golpeado, torturado con descargas eléctricas y quemado con cigarrillos. Cuando sus padres fueron llamados a recogerlo, tuvieron que llevarlo directamente al hospital debido a la gravedad de sus heridas. El pasado domingo murió, sólo cuatro días después de ser liberado. Mohamed es la tercera víctima mortal que se produce en las comisarías egipcias en lo que va de año. La historia ha escandalizado a la opinión pública en Egipto, especialmente después de que la Prensa independiente publicara la fotografía del cuerpo del niño, en la que aparece vendado y con un gran corte en el pecho. La tortura se ha convertido en una rutina en las comisarías del país, según denuncian tanto grupos de derechos humanos como partidos políticos de la oposición. Desde que el presidente Sadat fuera asesinado en 1981, Egipto vive en estado de emergencia constante, en el que el Gobierno se ampara para luchar contra el terrorismo, y que le permite detener a personas sin autorización judicial. Según las denuncias, en esta situación la Policía tiene carta blanca para utilizar la tortura como herramienta para extraer confesiones de los detenidos. Un informe publicado por la Organización egipcia para los Derechos Humanos la semana pasada, afirma que las torturas no sólo se realizan en las dependencias policiales, sino también, y por centenares, en las prisiones, las calles egipcias a plena luz del día, los puestos de control y los hogares de los ciudadanos