Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MARTES 14- -8- -2007 ABC Nadal y Castells hacen su entrada en la reunión de la Diputación Permanente del Parlamento catalán donde hablaron del apagón de Barcelona YOLANDA CARDO La Generalitat se inhibe del caos de las infraestructuras y vuelve a culpar al PP CiU reta al tripartito a bloquear los presupuestos si Zapatero no cumple y los populares exigen dimisiones I. ANGUERA À. GUBERN BARCELONA. La crisis de las infraestructuras en Cataluña llegó ayer al Parlamento catalán, donde de nuevo se hizo visible el abismo que separa la confrontación política del interés real de los ciudadanos. Ningún miembro del Gobierno catalán, tampoco los representantes de las empresas a priori responsables del apagón del día 23, dieron el paso al frente de asumir responsabilidades propias: los primeros, atribuyendo a gobiernos anteriores la falta de inversiones, los segundos, culpándose entre ellos del incidente que dejó a más de 300.000 usuarios sin luz durante tres días. Ante la Diputación Permanente de la Cámara, el Gobierno catalán, representado por los consejeros de Economía, Antoni Castells, y Política Territorial, Joaquim Nadal, no consiguió transmitir más confianza, tal y como les recriminó la oposición, aunque aseguró que actuarán con todo el rigor tanto con las compañías eléctricas, en el caso del apagón, como con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en lo que respecta a las inversiones del Estado en infraestructuras. Eso sí, Castells pudo anunciar que hoy entrará en funcionamiento el primero de los dos transformadores averiados de la subestación eléctrica incendiada en Barcelona, lo que permitirá retirar la gran mayoría de los 47 generadores que siguen dando servicio a 80.000 abonados en Barcelona, la única noticia positiva del día. Tanto Castells como Nadal insistieron una vez más en atribuir el caos de las infraestructuras a la falta de inversión en periodos anteriores, pero dejaron claro que el PSC no está en condiciones de cubrir al Gobierno y advirtieron de que exigirán el cumplimiento íntegro de la disposición adicional tercera del Estatuto, que obliga al Gobierno a invertir el 18,8 del gasto total en infraestructuras en esta comunidad. La adicional tercera demuestra que en Cataluña se da una situación excepcional advirtió Castells para dejar claro a Zapatero que el tripartito necesita urgentemente que empiece a cumplir sus promesas. Aunque ni el Ejecutivo catalán ni la oposición parecen confiar en ello, puesto que el líder de CiU, Artur Mas, les retó a bloquear los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso si no cumplen este punto del Estatuto, reto al que los consejeros no respondieron. Mas ofreció la mano tendida para hacer un frente común catalán en materia de infraestructuras- -después de una durísima intervención de su número dos- -y reclamó al tripartito que dé muestras de su voluntad de consenso cerrando el Pacto Nacional por las Infraestructuras en el próximo Debate de política general. Mucho más duro se mostró el líder del PP catalán, Daniel Sirera, quien acusó al presidente de la Generalitat, José Montilla, de no dar la cara en el Parlamento autonómico y de no pintar nada en el PSOE Sirera pidió además la dimisión del titular de Política Territorial, por su sumisión a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez y su incapacidad para sacar partido del gobierno amigo del PSOE. La catalanidad de Endesa y los arrestos de Pujol Los presidentes de Endesa y de Red Eléctrica volvieron a acusarse de ser responsables del gran apagón. Se esperaban con morbo las explicaciones de Manuel Pizarro, que acudió a la Cámara a petición propia después de verse acusado, de forma más que velada, de querer castigar a Cataluña premeditadamente. Fue demoledor Pizarro al responzabilizar a REE del apagón, pero también al defender la catalanidad de una Endesa que, dijo, invierte en Cataluña más que la media española. El presidente de la eléctrica atendió sin hacer uso de la traducción simultánea los requerimientos en catalán de todos los diputados menos los del PP y de Ciutadans, que lo hicieron en castellano. Dejó Pizarro también varios recados al recordar que un buen servicio pasa por unas infraestructuras que a menudo se rechazan por falta de acuerdo político. Al respecto, dijo guardar buen recuerdo de Jordi Pujol, que tuvo los arrestos de mandar a los Mossos para sacar adelante una línea que aseguró el suministro en Gerona. Ningún miembro del Gobierno catalán presenció la intervención de Pizarro. ABC. es Más información sobre el caos de infraestructuras en Cataluña, en www. abc. es