Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 TOROS LUNES 13 s 8 s 2007 ABC Rivera Ordóñez triunfa más como empresario que como torero en Málaga JAVIER LÓPEZ HERNANZ MÁLAGA. La corrida de El Capea, con tres toros encastados y noble en conjunto, estuvo por encima de la terna. Francisco Rivera Ordóñez triunfó ayer más en su faceta de empresario- -la Malagueta se llenó- -que de matador. En el primero estuvo desconfiado y sin acabar de coger el aire a un toro que mereció más compromiso. En el cuarto anduvo más entonado, incluso firmó un comienzo de faena vibrante. Esto y un par de banderillas al quiebro fueron lo mejor de un conjunto rematado de un sartenazo. Le concedieron una oreja demasiado barata. El Fandi revolucionó en el segundo a los tendidos con el capote y los palos, pero en la muleta se acabó todo. Ejecutó infinitos muletazos en un mar de vulgaridad y no supo aprovechar al encastado toro. Saludó tras oír un aviso. Se repitió la historia de nuevo en el quinto, otro gran toro desperdiciado. En este vino el escándalo porque el presidente, con buen criterio, negó la segunda oreja a El Fandi y un público de aluvión coreó insultos al usía e hizo dar dos vueltas al ruedo con mucha fuerza al granadino. Antes había vuelto a armar el taco en banderillas. El de Capea llegó extraordinario a la muleta de El Fandi, que volvió a estar ligero y populista, pero al respetable le encantó. A Julio Benítez se le paró pronto el noble tercero, que sólo le permitió justificarse a base de valor en las cercanías. Saludó desde el tercio. El sexto también fue bueno, pero El Cordobés no estuvo a la altura de un enemigo que mereció más. Saludos tras aviso. Otras plazas Gijón Exitosa tarde de Perera Toros de Parladé, nobles. Javier Conde, pitos y silencio. Miguel Ángel Perera, oreja y dos orejas. Morenito de Aranda, oreja y vuelta. Pontevedra Pepín Liria desoreja un victorino Lleno. Toros de Victorino Martín, complicados salvo cuarto y quinto, según mundotoro. Pepín Liria, ovación y dos orejas. Encabo, ovación y oreja. Antonio Ferrera, ovación en su lote. Iván Fandiño expuso su buen concepto con una aburrida corrida de Cebada EFE Iván Fandiño compone y concentra todo el interés ZABALA DE LA SERNA SAN SEBASTIÁN. Falsos como un collar de perlas que nunca vieron el mar. Así fueron los cebadas, tan lejos de los originales. De los buenos y de los malos, que también les valen a los hierros duros cuando sacan la segadora, de pies o cabezas. Y es que la corrida de Cebada se movió en territorio de nadie, básicamente mansa. O somnolienta como un tranxilium. Y muy desigual de presentación, partiendo de la base del toro que estrenó la Semana Grande, un regordío y atacado castaño de 590 kilos, redondo de culata a pitones. De ahí al jabonero segundo, una monada de manso rajado para colgarlo en el espejo retrovisor del coche, había un abismo. Y después pisó la arena un tercero flacón que se tapaba por la astifina y acucharada cornamenta. En adelante lo que igualó el sexteto fueron las puntas. De la torería andante, el que resumió todo el interés fue el menos placeado de la terna, Iván Fandiño, un chaval de Orduña que cada vez que torea por el Norte despliega sus buenas maneras y un concepto de mano baja que llama la atención. El tipo compone y se coloca bien. Valor no le falta. Si acaso, rodaje. Escasez de rodaje que suple con un afán que a veces le provoca amontonamientos de muletazos e ideas. Eso le pasó con el ya mencionado tercero tras media faena en la que había cuajado un par de series en redondo sobresalientes. Un derechazo cumbre duró una Béziers (Francia) Castella corta cinco orejas y un rabo Toros de El Pilar, mansos, según burladero. Rincón, silencio, silencio tras aviso y silencio. Castella, oreja, dos orejas y dos orejas y rabo. SAN SEBASTIÁN Plaza de toros de Illumbe. Domingo, 12 de agosto de 2007. Primera corrida. Cuatro mil espectadores. Toros de Cebada Gago, muy desiguales de presentación; mansos; destacaron 3 y 6 Juan José Padilla, de naranja y plata. Media trasera y tendida (silencio) En el cuarto, tres pinchazos, estocada perpendicular y caída y descabello (silencio) Salvador Cortés, de nazareno y oro. Dos pinchazos y estocada baja (saludos) En el quinto, estocada corta desprendida y cuatro descabellos. Dos avisos (silencio) Iván Fandiño, de malva y oro. Pinchazo y estocada delantera (leve petición y saludos) En el sexto, media y descabello (saludó desde los medios) Tarde de silencios con una mansada de Hernández Pla en Las Ventas ABC MADRID. La mansa, deslucida y complicada corrida de Hernández Pla dio al traste con las ilusiones de la terna en la Monumental de las Ventas, que registró un cuarto de entrada. Luis de Pauloba, Alfonso Romero y Jesús de Almería, que confirmaba la alternativa, cosecharon seis silencios. Lo más destacado corrió a cargo de Pauloba en su primero, al que trazó algún muletazo con gusto. Cayetano retrasa su vuelta por consejo médico Cayetano Rivera Ordóñez, que se había marcado el objetivo de reaparecer el próximo miércoles en Málaga, no podrá cumplirlo. Aún no se ha recuperado de la grave cornada que sufrió el 29 de julio en El Puerto y los médicos le han recomendado prudencia, por lo que también se perderá su compromiso en la Semana Grande donostiarra el 15 de agosto. eternidad. Ese sitio que le había dado al toro lo perdió luego al ataque. El ambiente frío y desangelado de tendidos vacíos en esta primera de feria no le ayudó después de matar de pinchazo y estocada delantera. Tampoco con el sexto, que al fin y a la postre, dentro de un orden, fue el mejor cebada de la durmiente corrida y cerró el lote más positivo. Voló otra vez con soltura Fandiño el capote a la verónica, y se dejó al toro crudito en varas. Dos pases pendulares prologaron una faena que halló su punto al natural, que el pitón era el izquierdo. Se encajó con gusto el torero. Un arrimón final, media estocada, descabello, y la gente cariñosa nada más. Igual es que a mí Fandiño, después de Padilla y Salvador Cortés, me pareció una maravilla. Cortés, ojo, que sin estar mal, lo que estuvo fue fenomenalmente pesado con un quinto que se dejaba sin celo. Técnicamente por encima de la situación, el hombre pegó trescientos derechazos a conciencia, como el que cava una zanja. Lo intentó con la zurda casi al final, porque era el lado más desaborido. El final que fue allí en chiqueros, después de dos avisos. Se había peleado ya por quitarle las querencias a un rajadísimo y rebrincado jabonero. Padilla, chillón como su terno butano, no pasó del hilo del pitón con el gordo y noblón primero, que se desinfló como luego su matador con el complicado cuarto. Aliñó. Bayona (Francia) Juan Bautista, por la puerta grande Toros de Adelaida Rodríguez. López Chaves, ovación tras aviso y silencio. Bautista, silencio y dos orejas. Fernando Cruz, vuelta tras aviso y fuerte petición y ovación. Dax (Francia) Rubén Pinar sale a hombros Por la mañana: novillos de Hoyo de la Gitana, encastados y de estupendo juego. Daniel Martín, vuelta y oreja. Pepe Moral, saludos en ambos. Rubén Pinar, tres orejas. Por la tarde: toros de Hoyo de la Gitana, desiguales. Denis Loré, silencio y silencio. Sánchez Vara, silencio en ambos. Julien Lescarret, oreja tras aviso y ovación. El Chano sufrió un esguince en el tobillo. Sanlúcar (Cádiz) Triunfal mano a mano de Ponce y El Cid Nocturna del sábado. Toros de Gavira. Enrique Ponce, oreja, dos orejas y saludos tras aviso. El Cid, oreja, oreja y oreja.