Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13- -8- -2007 Cuatro pesonas han fallecido ahogadas en la Comunidad en la última semana 33 Parla es el punto de distribución para La Mancha Los investigadores policiales están al tanto de que el llamado cinturón rojo de Madrid está perdiendo protagonismo en lo que a la venta de droga se refiere. A excepción, eso sí, de la localidad de Parla, punto de distribución para buena parte de Castilla- La Mancha. Parla está perdida indicaron fuentes policiales, debido a la presencia importante de traficantes, especialmente magrebíes. También se está produciendo otro cambio: antes, los vecinos de localidades de Toledo se acercaban a Madrid a comprar la droga; sin embargo, ahora tienen cada vez más facilidad de adquirirla en sus pueblos, por lo que no les hace falta acudir a las localidades del sur metropolitano. El consumo de cocaína se ha disparado en toda España; en el caso de la Comunidad, se ha triplicado entre los adolescentes ABC Las disfunciones eréctiles que causan algunas drogas han multiplicado el tráfico de Viagra falsa El consumo de coca se mantiene disparado y se triplica entre los adolescentes madrileños ABC MADRID. Que la coca se ha convertido en la droga de más éxito en Madrid lo cantan los datos y lo confirman los expertos: en los últimos años, su consumo se ha triplicado entre los adolescentes madrileños. Un informe de la oficina de la ONU contra la Droga y el Delito indicaba, el pasado junio, que uno de cada cinco consumidores europeos de esta sustancia se encuentran en nuestro país. Y otros informes revelan, basándose en los restos de benzoilecgonina- -metabolito urinario de la coca -encontrados en las aguas residuales de los ríos, que en Madrid el consumo medio diario es de 19 rayas de coca por cada mil habitantes. Más que París, donde se contabilizaron 11, y casi como Londres, donde fueron 20, aunque muy por debajo de las 134 detectadas para Nueva York. En el año 2000, el 1,1 por ciento de los jóvenes de entre 14 y 18 años eran consumidores habituales de esta sustancia. Cuatro años más tarde, el porcentaje había subido al 3,4 por ciento. Y, según los expertos, la cifra va en aumento. Los últimos datos oficiales ponen de relieve que el consumo se multiplica por tres y el 17,9 por ciento de los jóvenes entre 12 y 24 años han consumido alguna vez cocaína, y que la edad media de inicio ronda los 17,2 años. También ha registrado un incremento notable el consumo experimental de esta droga: en sólo doce meses, se pasó del 5,4 por ciento entre jóvenes de 4 a 18 años, al 8 por ciento. En muchos casos, el consumo de cocaína se asocia a algún trastorno mental entre los jóvenes o adolescentes. Es lo que se denomina patología dual y afectó en el último año, sólo en la ciudad de Madrid, a más de 2.000 personas. el que manda es siempre el colombiano indican las fuentes consultadas. De todos es bien sabido que determinadas drogas tienen su espacio natural de venta en locales de ocio. Mientras que el hachís puede aparecer en parques, la cocaína se prodiga en pubs y discotecas, sin distinción de clases sociales. Las pastillas están presentes en discotecas de música house tecno pero siempre en puntos muy concretos y también en locales cercanos a la Comunidad de Madrid, al norte de Toledo. La Policía ha detectado también un incremento en la venta del barrio de Chueca, controlado especialmente por magrebíes. Se puede encontrar tanto hachís como cocaína y popper, esa sustancia que utilizan para mantener relaciones sexuales más satisfactorias. Además, muchos de los que venden en ese barrio también son chaperos añade la Policía. Sobre las drogas de diseño aún no hay mucho que decir, puesto que, más allá del éxta- La droga en Chueca sis, su consumo no es tan importante como el de las drogas convencionales. Hablamos, por ejemplo, del GHB o éxtasis líquido, que se presenta en lugares muy puntuales y cuya procedencia es, en la práctica totalidad de los casos, los Países Bajos. Lo que sí se está popularizando más es el llamado cristal que es éxtasis. Tampoco se ha detectado venta, aunque sí consumo, de las bandas latinas, y existen algunas prostitutas que trabajan en la carretera y, como sobresueldo, llevan unos gramos de cocaína para venderlos a los clientes. En cuanto a un posible ranking, hay que tener en cuenta que en el mundo de la droga los datos son casi inexistentes. Hay más hachís que cocaína y la heroína, pese a lo que se cree, está sufriendo un repunte. Su consumo inyectado casi ha desaparecido. Pero ahora se hacen chinos introduciéndole una punta de cocaína, que se fuma y se inhala. Es típico en el sur de Madrid y en los poblados. Incautaciones de Viagra Esta práctica surge de la necesidad de apaciguar los efectos excitantes de la cocaína, frente a lo relajante de la heroína. Era un rumor que cada vez se extendía más entre la Policía y entre quienes frecuentan los locales más exclusivos de la noche madrileña: había gente que utilizaba éxtasis, cuando el alcohol ya había hecho estragos, para no tener luego problemas de erección al mantener relaciones sexuales con el ligue de turno. Y así es. Se está consumiendo Viagra y lo hemos comprobado al hacer incautaciones. Se han dado caso de que son grandes cantidades, además, de Viagra falsa. Lo achacamos al consumo de ciertas drogas, que produce disfunción eréctil prematura; de ahí que se esté tomando cada vez más combinada con otras sustancias estupefacientes indica la Policía. En cuanto al número de incautaciones de droga, sigue creciendo año tras año. Las causas pueden ser dos: por un lado, que existan más alijos de sustancias estupefacientes, pero, sin duda, la principal es la cada vez más activa actuación policial tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Cicil, así como las aprehensiones que también realizan las Policías Locales de toda la Comunidad de Madrid.