Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL LUNES 13 s 8 s 2007 ABC Arafat fue envenenado y tenía sida, según su médico personal Ashraf al- Kurdi se suma a la teoría de la conspiración y sostiene que a su paciente le inyectaron otro virus que resultó mortal HUGO MEDINA SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El próximo noviembre se cumplirán tres años de la misteriosa muerte de Yaser Arafat, pero la causa de su desaparición sigue siendo un arcano irresoluble pese a que numerosos palestinos e israelíes creen que el rais no falleció de muerte natural. El último en sumarse a la teoría de la conspiración es el doctor Ashraf al- Kurdi, quien reside en Ammán y durante dieciocho años fue médico particular del ex dirigente palestino. Al- Kurdi ha causado un gran revuelo al declarar que en el momento de su muerte, Arafat estaba infectado con el virus del sida, aunque ése no fue el motivo que le condujo a la muerte. El médico asegura que poco antes de su fallecimiento se le inyectó otro virus que fue la causa real de la desaparición del líder palestino a los 75 años de edad. Según su testimonio, lo normal era que Arafat le llamara a su lado por cualquier enfermedad por irrelevante que fuera. Cualquier malestar, aunque fuera menor, llevaba al médico a Ramala o al lugar donde se encontrara el rais. Pero algo extraño sucedió con la última enfermedad, puesto que ni Arafat ni su entorno le invitaron a acudir junto al enfermo, a pesar de que era obvio que se trataba de una enfermedad grave que rápidamente se iba complicando. Normalmente me llamaban para atender a Arafat inmediatamente, incluso aunque fuera por un simple resfriado. Sin embargo, aunque su situación médica se deterioraba gravemente, se decidió no llamarme aseguró Al- Kurdi sin entender este repentino cambio de actitud en el entorno del rais. Ashraf al- Kurdi afirma que ni siquiera cuando Yaser Arafat fue ingresado en un hospital militar de París, en la fase terminal de la enfermedad, se le permitió estar a su lado. Acusa a la esposa de Arafat de haberle impedido acudir a visitarlo o incluso de impedirle examinar el cadáver tras su fallecimiento el 11 de noviembre de 2004. La revelación de que Arafat estaba infectado con el virus del sida ha sido acogida con perplejidad en el mundo árabe, puesto que, según algunos, implica tácitamente que el rais mantenía relaciones homosexuales. La cadena de televisión Al- Yasira retransmitió una entrevista en directo con Al- Kurdi, que fue interrumpida inmediatamente cuando el médico aludió a que Arafat estaba infectado con el virus del sida, un asunto que es tabú en gran parte del mundo árabe. Al- Kurdi cree que los síntomas de la enfermedad corresponden a un caso clásico de envenenamiento y ha instado a las autoridades francesas a que divulguen la información que poseen acerca de la estancia de Arafat en el hospital militar de París. Al- Kurdi no es el único que piensa de esta manera. Una revelación importante sobre el caso se produjo en el otoño del año 2006, cuando Uri Dan publicó en Francia un libro de entrevistas con Ariel Sharón titulado Ariel Sharon: Entretiens avec Uri Dan donde también se señala que Yaser Arafat fue envenenado. El periodista e historiador israelí Uri Dan fue amigo íntimo y confidente de Sharon durante décadas y escribió decenas de artículos y Esposa culpable varios libros sobre el ex primer ministro israelí- -hoy en coma- -en su condición de historiador oficial. En el libro citado- -que debe considerarse como el testamento de Ariel Sharón, puesto que Uri Dan falleció pocos meses después de que el político israelí entrara en coma- -el historiador da la versión que conoció gracias a sus estrechas relaciones con él. Uri Dan cuenta en concreto que Ariel Sharón mantuvo una conversación telefónica con el presidente de Es- Implica a Bush La revelación de que estaba infectado con el virus VIH fue acogida con perplejidad en el mundo árabe tados Unidos, George W. Bush, en abril de 2004 y que éste le autorizó a que asesinara a Yaser Arafat. El historiador israelí Amnon Kapiliuk, autor de una biografía sobre Yaser Arafat traducida al español, cree que Uri Dan cuenta la verdad puesto que el libro se publicó sólo unos días antes de que él mismo falleciera víctima de cáncer. Uri Dan podía haber ocultado los datos, pero decidió publicarlos porque Ariel Sharón había concluido su carrera política y la revelación no le podía hacer daño.