Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Un temblor de tierra recorre España LUNES 13 s 8 s 2007 ABC España, a doce seísmos diarios En nuestro país, los terremotos tienden a concentrarse en áreas muy concretas, especialmente en las costas andaluzas y levantinas, Pirineos y Galicia. A veces, como ayer, se producen fuertes temblores en otras zonas que no responden a los patrones habituales JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Durante 2006 se produjeron en España 2.950 terremotos. Una cifra que, según datos de la Red Sísmica Nacional, será ampliamente superada este año, ya que entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2007 se han contabilizado 2.394 movimientos sísmicos en la Península Ibérica, Marruecos y Canarias, lo que arroja una media de una docena de terremotos diarios. Muchos de ellos, de hecho la inmensa mayoría, no son detectados por la población, aunque sí por las cuarenta y dos estaciones sísmicas salpicadas por todo el territorio nacional. En nuestro país, las zonas de mayor actividad sísmica se encuentran en las costas de Levante y sur de Andalucía, Galicia y Pirineos. Ciudades como Murcia están ya acostumbradas a sufrir movimientos de magnitud 4, apenas algo más suaves que el registrado ayer en Ciudad Real. Quizá muchos no sepan que el peor de todos los terremotos registrados en tiempos históricos, con una magnitud estimada en cerca de 9 grados en la escala Richter y una intensidad que ha merecido un X en la escala Mercalli, afectó de lleno, el 1 de noviembre de 1755, a la Península Ibérica, destruyendo por completo Lisboa, donde hubo decenas de miles de muertos, y ocasionando graves daños en Huelva, Sevilla y muchas otras ciudades españolas. Aquél seísmo, cuyo epicentro se situó en el mar, en el banco de Garringe, frente al Cabo de San Vicente, a unos trescientos kilómetros de las costas españolas, y cuyos efectos pudieron sentirse incluso en la lejana Checoslovaquia, provocó además un tsunami una ola gigante que sumergió literalmente bajo las aguas a numerosas poblaciones portuguesas, marroquíes y españolas, entre ellas Cádiz, donde se contabilizaron más de dos mil víctimas mortales. Sin llegar a esos extremos de violencia, cada año se producen alrededor de 4.000 movimientos sísmicos cuyos epicentros se localizan en España o Portugal. A pesar de lo abultado de la cifra, nuestro país está considerado, a escala mun- LA ESPAÑA DE LOS TERREMOTOS Los mayores terremotos de la Península Ibérica Doce grandes seísmos, con intensidades de IX y X en la escala Mercalli, que mide sus efectos sobre la población y el terreno, se han registrado en la Península Ibérica en tiempos históricos. Todos han causado gran número de víctimas y cuantiosos daños materiales. -1396. Tavernes (Valencia) -1428. Queralbs (Tarragona) -1504. Carmona (Sevilla) -1518. Vera (Almería) -1522. Almería. -1645. Alcoy (Alicante) -1680. Málaga. -1748. Engara (Valencia) -1755. Lisboa. Es uno de los mayores terremotos de la Historia. Causó más de 20.000 muertos en España y Portugal. Se abrieron cráteres en Huelva y Cádiz. Un gigantesco tsunami barrió la costa andaluza. -1804. Almería. -1829. Torrevieja (Alicante) -1884. Arenas de Rey (Granada) El mayor seísmo de la Historia dial, como de baja sismicidad, aunque si se tiene en cuenta sólo el continente europeo, ese valor aumenta hasta alcanzar un grado medio. En Europa, la palma se la llevan países como Italia o Grecia, mucho más activos sísmicamente que la Península Ibérica. De esos 4.000 terremotos anuales, apenas dos al mes son lo suficientemente fuertes como para ser sentidos por la población, y muy pocos tienen la capacidad de ocasionar daños y víctimas. En nuestro país, como puede verse en los gráficos de estas páginas, los terremotos tienden a concentrarse en áreas muy concretas, especialmente en las costas andaluzas y levantinas, Pirineos y Galicia, aunque ocasionalmente se producen fuertes temblores fuera de estas zonas, fenómenos que, como el de ayer, intrigan de manera especial a los sismólogos, ya que no responden a los patrones habituales. Dos ejemplos recientes de estas anomalías además del terremoto de ayer, son los movimientos sísmicos registrados en Zamora en 2003, ambos con una magnitud superior a 4 en la escala Richter y que, a la luz tres años