Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12- -8- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 101 Mucho Sevilla para tan poco Madrid El equipo de Juande arrasó en la primera parte y los cambios de Schuster evitaron una derrota mayor Sevilla Real Madrid 1 0 Sevilla (4- 2- 3- 1) Palop; Alves, Boulahrouz, Drago, Puerta; Martí, Keita, Jesús Navas (Maresca, m. 75) Renato (De Mul, m. 56) Duda (Capel, m. 68) y Luis Fabiano. Real Madrid (4- 2- 3- 1) Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro, Torres; Diarra, Gago (Baptista, m. 46) Balboa (Saviola, m. 62) Guti, Robinho; y Raúl. Árbitro: Pérez Burrull. Gol: 1- 0. m. 27: Luis Fabiano, de penalti. ENRIQUE ORTEGO SEVILLA. Mucho Sevilla para tan poco Madrid. Aunque la Supercopa sigue viva y la victoria mínima deja el título abierto para el partido de vuelta del domingo (22.00) en el Bernabéu, la sensación que ayer dejaron unos y otros fue bien distinta. El de Juande es ya un equipo hecho y con las ideas muy claras. El de Schuster es un proyecto desdibujado y dubitativo. Ganará, las más veces; empatará, otras cuantas y perderá, las menos, pero este Sevilla ya es un equipo grande. Y juega como tal. Tanto que atemoriza al enemigo antes de saltar al campo de batalla. A este equipo de Juande se le respeta desde el vestuario. Y si no que se lo pregunten a Schuster, que en su primer partido oficial ajustó su alineación más pensando en cómo frenar al rival que en cómo hacer jugar a su equipo. De momento y de salida se olvidó del rombo en el medio campo para agarrarse al doble medio centro con dos hombres de corte defensivo: Diarra y Gago con Guti como teórico segundo delantero por detrás de Raúl. Pero como debe ser él quien organice y canalice el juego de su su equipo- -de lo contrario no lo hace nadie- -estuvo siempre más cerca de sus colegas del medio campo que del delantero. Además, le salió un forúnculo de esos que te amargan la existencia. Juande le puso encima a Martí en un descarado marcaje al hombre de los que ya no se llevan en el fútbol moderno, pero que para un día pareció más que justificado. El madridista sufrió para crear juego y el resto de sus compañeros, sobre todo Diarra Renato golpea de acrobática chilena en presencia de Cannavaro tigo perpendicular cada vez que encontraba el camino del área contraria. Le faltaban en el once titular cuatro fijos: Javi Navarro, Poulsen, Adriano y Kanouté, pero los que salieron se saben el guión tan bien como los ausentes. Incluso los nuevos como Keita, un maratoniano que además sabe jugar el balón. Suerte tuvo el Madrid de que Casillas sacara una mano prodigiosa a los tres minutos, en plena euforia sevillista, porque si hubiera entrado el remate de Luis Fabiano tan pronto los de Schuster podían haber descarrilado de mala manera. Se sobrepusieron como pudieron y hasta Raúl tuvo su oportunidad en un mano a mano con Palop en el que el portero estuvo más listo. Siempre dio la sensación el Sevilla de tener la llave del partido. Ahora presiono. Ahora me repliego. Ahora ataco. Ahora espero. Así hasta que Sergio Ramos, tremendamente despistado ayer en el lateral, tuvo que AFP Así jugó el Sevilla Palop: notable. Alves: regular. Boulahrouz: regular. Drago: notable. Puerta: bien. Renato: notable. Martí: notable. Jesús Navas: regular. Keita: notable. Duda: bien. Luis Fabiano: notable. De Mul: regular. Capel: regular. Maresca: regular. El técnico: Juande Ramos. Gran parte del trabajo lo tiene hecho, pero su mérito es que el equipo mantenga su caché. Lo mejor: la presión y agresividad de la primera parte. Lo peor: no supo aprovechar las ocasiones que creó. Así jugó el Madrid Casillas: bien. Sergio Ramos: mal. Pepe: notable. Cannavaro: bien. Torres: regular. Diarra: regular. Gago: mal. Balboa: regular. Guti: regular. Robinho: bien. Raúl: regular. Baptista: bien. Saviola: regular. El técnico: Schuster: regular. Apostó por una alternativa defensiva en el primer tiempo y tuvo que rectificar sobre la marcha. Con los cambios mejoró, pero no lo suficiente. Lo mejor: la derrota mínima. Lo peor: la falta de juego y el escaso remate. Marcaje al hombre a Guti y Gago, nunca supieron echarle una mano. Con el Real Madrid mediatizado por el poderío del contrario, el Sevilla comenzó la temporada como acabó la pasada. A toda máquina. Con una presión agobiante en tres cuartos de campo y un vér- derribar a Duda, que se plantaba solo. Penalti y gol de Luis Fabiano. Pudo marcar más antes del descanso, pero Casillas nunca se quita la camiseta de salvador. La impotencia madridista camino del vestuario se vio reflejada en la bronca, con empujón incluido, que tuvieron Robinho y Sergio Ramos. A Schuster no le quedó más remedio que tomar medidas si no quería un estropicio mayor en el segundo tiempo. Baptista por Gago fue su respuesta. Guti se colocó por delante de Diarra- -hasta ahí ya no le siguió Martí- -y Robinho y Balboa se cambiaron de banda. El Sevilla ya no fue tan agresivo. Se dejó querer. Replegó a su medio campo, cerró espacios y buscó la contra. Sólo les faltó ayer a los de Juande que apareciera un apagado Dani Alves, más pendiente, evidentemente, de su traspaso que del partido. El Madrid pasó a controlar la situación pero con poco criterio. Entró Saviola por Balboa y renunció entonces a la banda derecha. En el arreón final de los de Schuster pudieron incluso empatar- -paradón de Palop a tiro de Diarra- Hubiera sido mucho premio para el Madrid y demasiado castigo para el Sevilla.