Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12- -8- -2007 En portada s Las hipotecas españolas a examen ECONOMÍAyNEGOCIOS 37 Más de 1,8 millones de personas en listas de morosos Más de 1,8 millones personas residentes en España y 234.000 empresas tenían en junio deudas impagadas con bancos, grandes compañías o financieras por valor de 8.969 millones de euros, según el registro de morosos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef- Equifax) Según datos de Equifax, estas empresas y consumidores, tanto españoles como residentes extranjeros- -que ya representan el 14 del registro- han incurrido en 3,32 millones de impagos o créditos morosos, siendo el saldo medio de deuda por operación de 2.694 euros. Si bien desde principios del pasado año ha habido más movimiento en cuanto al número de bajas y altas semestrales. en los mercados inmobiliarios, que se refleja en la evolución del precio de la vivienda. De igual modo, en un informe publicado recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI) señalaba la solidez financiera de España en comparación con una muestra de cuarenta países. El balance general es relativamente satisfactorio y destaca la solidez de las entidades de crédito españolas frente a una selección de siete economías de EE. UU. y la UE. La distribución geográfica de la financiación otorgada por las entidades españolas revela una posición intermedia, con un tercio de los créditos en el exterior, aunque sólo un 10 en países emergentes. Por su parte, la proporción de depósitos sobre el volumen de préstamos de la clientela se encuentra en sintonía con la de otros países. Los bajos tipos de interés y el fuerte crecimiento del crédito han fomentado la captación de fondos en los mercados de capitales europeos. Las entidades españolas obtienen una elevada rentabilidad, consecuencia de un alto grado de eficiencia y a pesar de tener el menor diferencial de tipos activos y pasivos. Este último indicador refleja un mayor nivel de competencia en el mercado bancario español. Por último, atendiendo a los principales indicadores de solvencia, ratios total y básico, se puede constatar que las entidades españolas se ubican en la media, si bien el reducido volumen de activos dudosos se encuentra plenamente cubierto con los fondos de insolvencias. Solidez del mercado español Cómo surgió la crisis El presidente de la Reserva Federal de EE. UU. Ben Bernanke, decía el pasado 2 de marzo que no creía que el aumento de la ejecución de hipotecas impagadas fuera a tener un impacto en la economía ABC MADRID. La Bolsa de Nueva York retiraba del mercado, el pasado 13 de marzo, las acciones de la firma de créditos hipotecarios de alto riesgo New Century Financial. Era el principio de la crisis. 14 de marzo: La Asociación de Bancos Hipotecarios revelaba que el número de impagos de hipotecas alcanzaba el punto más alto en siete años. 27 de marzo: El precio de la vivienda en EE. UU. registra su primera caída interanual en siete años, informa Efe. 2 de abril: New Century suspende pagos por los créditos. 4 de mayo: El banco suizo UBS cierra su fondo de inversión Dillon Read por una sangría de pérdidas en las hipotecas. 17 de mayo: Bernanke augura que aumentará la morosidad y la ejecución de hipotecas durante el verano. 11 de julio: Las dos principales agencias de calificación de riesgo, Moody s y Standard Poor s avisan en EE. UU. de que La Bolsa de Nueva York ha capeado bien el temporal revisarán a la baja la calificación de bonos hipotecarios por más de 12.500 millones. 18 de julio: Quiebra de dos fondos de inversión de Bear Stearms por la recogida masiva de sus clientes y por las pérdidas en bonos hipotecarios. 19 de julio: Bernanke dice que las pérdidas en hipotecas de riesgo estarían entre los 50.000 y 100.000 millones de dólares. 26 de julio: Dos fondos gestionados por el banco australiano Macquarie registra pérdidas superiores al 20 30 de julio: La firma alemana EPA no cree que en el mercado español existan problemas de selección adversa como los detectados en el mercado subprime estadounidense. Durante los últimos años, el crédito hipotecario para la adquisición de vivienda ha mantenido en España un elevado ritmo de avance, sin embargo, recientemente se ha comenzado a moderar el dinamismo de estos préstamos, cuya desaceleración está estrechamente vinculada a una progresiva normalización de las condiciones IKB indica que necesita más de 3.500 millones para salir de la crisis y pagar sus fondos. 3 de agosto: American Home Mortgage, décimo banco hipotecario de EE. UU. declara suspensión de pagos. 9 y 10 de agosto: El BCE, la Fed, y los bancos centrales de Japón, Canadá y Australia inyectan en el sistema financiero más de 200.000 millones de euros en busca de liquidez. Además, BNP Paribas, WestLB, Axa y JP Morgan desvelan inversiones de riesgo en este tipo de activos. Fernando González Urbaneja UN MERCADO HIPOTECARIO DE PRIMERA potecario, han acreditado que saben analizar riesgos y gestionarlos con diligencia más tarde. Los niveles de morosidad hipotecaria en estos momentos son irrisorios (no llegan al 1 y las provisiones para hacer frente a los quebrantos son relevantes. Es previsible que la morosidad suba, que la puntualidad en el pago de amortizacione se resienta y que las ejecuciones por impagos vuelvan a ponerse de moda. Pero de eso a una crisis del modelo hay larguísimo trecho. Aquí el mercado de hipotecas de alto riesgo está por aparecer y alcanzar cifras significativas. Es muy improbable una depreciación de los activos como para que el valor hipotecario pendiente de pago supere el valor del activo (incluidos Es previsible que la morosidad suba y que las ejecuciones por impagos vuelvan a ponerse de moda, pero de eso a una crisis hay un largo trecho E l sistema hipotecario español ha crecido y se ha modernizado en pocos años hasta equipararse a los más eficientes del mundo. Le quedan por pulir algunos costes de transacción (excesivos) y los mordiscos de una fiscalidad codiciosa: ese 10 de sobrecoste de los inmuebles por ambos factores; pero el funcionamiento básico de las hipotecas en cuanto a precios, plazos y condiciones es de buena calidad y cuenta con factores de ajuste y flexibilidad tranquilizadores. De momento las hipotecas españolas figuran entre las más atractivas de Europa. Desde el lado de los acreedores, tanto bancos como cajas, especialmente éstas que son las más activas en el negocio hi- costes de ejecución e intereses en mora) Pudiera ocurrir en algunos casos, pero sin alcanzar un número significativo. Con la que está cayendo tampoco es probable que los tipos de interés básicos se vayan más allá de la banda del 4 cuarto de punto arriba o abajo, que entra en las expectativas razonables de los más despreocupados a la hora de endeudarse. No creo que el riesgo de tipos de interés se convierta en una amenaza insuperable para los hipotecados. El riesgo hipotecario español radica en el empleo, que una caída drástica del mismo se traduzca en una disminución de los ingresos familiares como para que no alcancen más allá de los gastos de subsistencia. Pero esa hipótesis tampoco es probable. De manera que es probable un enfriamiento en el ritmo de concesión de nuevas hipotecas, un mayor rigor en los requisitos para las mismas. También es muy pro- bable que crezca la morosidad y una mayor diligencia de los acreedores para cobrar, que puede ir acompañada de algunas facilidades adicionales, ya que más vale perder rentabilidad que quedarse con el niño entre los brazos. Las habilidades y la experiencia acumulada tanto en el sector financiero como entre las autoridades monetarias significa la mejor garantía de que es provisible una gestión inteligente y profesional de los efectos perversos de una más de esas euforias financieras que suelen sucederse, al menos una por generación. Además la mayor parte de la financiación hipotecaria española se refiere a viviendas familiares habituales que suelen tener buena calificación crediticia y resistencia a la morosidad. De manera que cabe esperar una crisis hipotecaria e inmobiliaria, pero no una catástrofe, no hay causas para que ocurra.